Ministro español explica ajustes en política migratoria

jueves, 24 de julio de 2008
MADRID, 23 de julio (apro) - El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho Chaves, pidió que América Latina comprenda a España, ahora que este país enfrenta adversidades económicas, una realidad distinta a la que se vivió hace algunos años, cuando este país permitió la entrada de inmigrantes para que ocuparan diversos puestos de trabajo En un encuentro con corresponsales latinoamericanos, Corbacho se refirió al acuerdo de flujos migratorios recientemente firmado con México, sobre el que reconoció que aún no han entregado el "catálogo" de empleos, pero aclaró que se ha debido a problemas internos La carta de intención firmada durante la visita del presidente Felipe Calderón a España tiene una vigencia de un año, aunque desde la visita de Estado ya ha pasado más de un mes Por ello, el funcionario prevé iniciar una gira para explicar en qué consiste la propuesta que impulsa el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que busca que inmigrantes legales que hayan perdido su empleo y se encuentren en "paro" --estatus por el que reciben apoyos gubernamentales--, puedan regresar para emplearse "La desgracia de este proyecto fue haber coincidido en el tiempo con la Directiva de Retorno de la Unión Europea, porque se ha hecho una asociación de que es un retorno obligado, aunque la diferencia de ésta, la propuesta nuestra, es un plan de incentivos para el regreso voluntario", aclaró Corbacho El ministro descartó además haber iniciado cambios radicales en la política en materia de inmigración en el gobierno de Zapatero, y no aceptó que esté promoviendo tales virajes "No hay tal cambio en la política de inmigración, lo que sí hay es un nuevo contexto en España y en Europa, y una complejidad económica a nivel global", explicó Dijo que además de los fenómenos económicos, el flujo migratorio y la presencia de inmigrantes en España se están "estabilizando" Explicó que los principales flujos vienen de Rumania y, a la par, se registra un descenso de migrantes de Ecuador, el segundo país más relevante, y primero de América Latina En sólo cuatro años en España creció la población de rumanos de 200 mil a 600 mil, lo que está por rebasar a la población magrebí asentada en el país El funcionario aclaró que la idea del gobierno es insistir en que la migración que ingresa a España sea "legal y ordenada", no sólo por control gubernamental, sino para que los propios inmigrantes no estén a expensas de abusos y obtengan derechos Sin embargo, explicó que en este momento pretenden impulsar el decreto para incentivar el retorno a los países de origen, que es una medida de "libertad individual", según la calificó, porque se podrían acoger los que así lo deseen Reconoció que para ello no esperan que se formen filas de inmigrantes, ya que muchos buscarán quedarse en España Comentó que de un millón de inmigrantes que cotizan actualmente en la seguridad social, unos cien mil se encuentran desempleados y son aquellos que tienen el derecho de acogerse a esta iniciativa Otra condición, explicó, es que el país de origen tenga con España un convenio de seguridad social, con el fin de que esa persona que se acoja a la iniciativa no quede desprotegida de sus derechos en España, por si quiere regresar, después de cinco años Hasta ahora, hay 19 países con convenio de seguridad social con España Explicó que hasta el momento no hay una posición de partidos porque el gobierno aún no ha presentado formalmente la propuesta al poder legislativo Corbacho dijo que todo esto no quiere decir que España no necesite trabajadores inmigrantes, en especial personas que cuiden a adultos e incapacitados o médicos, por tanto explicó que la "contratación en origen no está en crisis, es un buen instrumento, es el que mejor garantiza los flujos regulares y ajustadas a lo que es el trabajo"

Comentarios