Italia: el proceso Spartacus

lunes, 28 de julio de 2008
NÁPOLES, 28 de Julio (apro) - A esta mafia se le conoce como el clan de los Casalesi Su nombre viene del poblado que les dio origen: Casal del Príncipe, ubicado en la provincia de Caserta, en la región italiana de Campania Durante casi 40 años han controlado gran parte de la economía de dicha provincia Sus negocios les reportan 30 mil millones de euros al año, según estimaciones de la Dirección Antimafia (DIA) de Italia De los 200 clanes que constituyen a la mafia napolitana, mejor conocida como Camorra, la DIA considera que los Casalesi son uno de los clanes más importantes y peligrosos del mundo Primero lo dirigió Raffaele Cutolo, alias O Profesore, y el clan se dedicó a actividades como la piratería Después sus herederos Antonio Bardellino (asesinado en 1988), Michele Zagaria (prófugo de la justicia), Antonio Iovine, Francesco Bidognetti y Francesco Schiavone, Sandokán (ahora en prisión), dieron el "salto cualitativo": Empresas de construcción, hotelería, servicios de recolección y confinamiento de basura ?que ha provocado una crisis ecológica en la región de Campania-- y, desde los ochenta, el narcotráfico Según la DIA, son actualmente los principales distribuidores de droga en toda Europa De acuerdo con datos del Ministerio del Interior de Italia, Casal del Príncipe es el poblado de toda la Campania en el que más habitantes están involucrados en actividades ilegales Hasta el año pasado, mil 200 de sus cien mil habitantes tenían sentencias por el delito de asociación mafiosa Eso sin contar que este poblado tiene el promedio donde se llevan a cabo el mayor número de homicidios de toda Europa El juicio El pasado 19 de junio, la justicia italiana sentenció a 95 miembros de este clan, 21 de ellos a cadena perpetua Este proceso se conoció como Spartacus, el cual --por su importancia-- se comparó con el Maxiproceso que hace 20 años encabezaron en Palermo los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino contra la Cosa Nostra En ese entonces, 360 mafiosos fueron condenados a penas de cárcel, entre ellos Totó Riina, quien meses después organizó los atentados que acabaron con la vida de ambos jueces Spartacus comenzó en julio de 1998 y propició mil 300 investigaciones El expediente final alcanzó 500 tomos que están en poder de la Procuraduría de Nápoles A lo largo de este proceso quedaron al descubierto la forma en que los Casalesi armaron sus negocios y las relaciones que tenían con el poder político, sobre todo en el ramo de la construcción De acuerdo con documentos de la Procuraduría de Nápoles que se hicieron públicos a raíz de la sentencia, los Casalesi controlaban las licitaciones y concesiones que el gobierno otorgaba a empresas constructoras que trabajaban en "su territorio": la región de Campania Por ejemplo, si una empresa estaba interesada en construir un inmueble, el clan le pedía primero dinero para "merecer" los permisos correspondientes Después le vendían el cemento necesario para construir Y finalmente "una comisión" cuando la obra ya estaba concluida Una declaración ministerial de uno de los "arrepentidos" de este clan confirmó este modus operandi Dicha declaración fue utilizada por el magistrado napolitano Lello Magi como prueba en el proceso Spartacus A continuación una pequeña parte de ésta: Ministerio Público: "Oiga, y cuando se daba la noticia de que había trabajos, ¿ustedes que hacían?" Testigo: "La primera cosa que se hacía era saber el nombre de la empresa que debía hacer los trabajos Después claramente esta persona (el dueño) era llamada, se cerraba el trabajo y el dinero que debía dar a la organización Después de esto le informábamos a dónde tenía que dirigirse para comprar el cemento" Empresas como Bitum Betem, General Beton, Annunziata Calcestruzzi --que pertenecían a los Casalesi-- llevaban a cabo las más importantes obras públicas en la región Así, la carretera entre Nola y Villa Literno, o el tramo de la autopista federal Roma-Nápoles, fueron construidas por Casalesi Esta última obra duró cinco años y el Estado pagó 240 millones de euros Las otras empresas que no eran propiedad de los Casalesi, pero que participaron en los trabajos, tuvieron que pagar una cuota al clan Hasta la prisión de Santa María Capua Vetere, también en Caserta, fue construida por los Casalesi Irónicamente, en esta prisión se llevó a cabo el proceso Spartacus y ahora recluye a varios miembros del clan El periodista y escritor Roberto Saviano ?a quien la Camorra tiene amenazado de muerte-- explicó, en un texto publicado el 18 de junio en el diario La Republica, que los Casalesi, en connivencia con las autoridades locales de Caserta y Campania, desarrollaron sus negocios en ramos como la construcción, el transporte y la hotelería Después, pudieron expandir "sus servicios" a las ciudades del norte de Italia, como Parma y Milán Incluso, asegura Saviano, pudieron participar en obras de construcción en Nueva York Escribió: "En agosto de 1996 se llevó a cabo un procedimiento contra la familia Schiavone (miembro del clan de los Casalesi) Primero se les confiscaron bienes por 450 mil millones de liras Un año después, en agosto de 1997, otros 515 mil millones de liras Ambas confiscaciones equivalen a 500 millones de euros, dinero que hubiera puesto de rodillas a cualquier grupo empresarial Sin embargo los Casalesi siguieron prosperando" Si algo ha caracterizado a este clan es la diversidad de sus negocios De ello también da cuenta una investigación de la Procuraduría de Justicia de Nápoles En 1992 el Ministerio Público Franco Roberti documentó cómo los Casalesi transportaron desechos tóxicos desde el norte de Italia para enterrarlos en Caserta y otras provincias de Campania Otras investigaciones señalan que ello todavía ocurre en el 2008 La ostentación Los miembros de este clan ?a diferencia de otros-- gustan de ostentar su fortuna Por ejemplo, a principios de los setenta, la familia de Raffaele Cutolo compró el castillo Mediceo: un palacio de 350 recámaras que se ubica en Octaviano, poblado de la provincia de Nápoles, donde nació el llamado O Profesore, y que toma su nombre debido a que los Médicis, la poderosa familia florentina de donde salieron tres Papas (León X, Clemente VII y León XI), lo adquirieron en el año 1567 Los Cutolo organizaban en ese castillo las reuniones de la Nueva Camorra Organizada, como se denominó a los nuevos clanes de la Camorra, que don Raffaele había fundado, reorganizado y a las que comandó muchos años desde la cárcel, donde permanece desde 1970 Sólo después de 20 años, en 1991, el Tribunal Antimafia confiscó el castillo "Pero durante todo este tiempo fue el símbolo de la prepotencia y de los negocios sucios de la mafia", señala la página oficial de la región de Campania Otro ejemplo de la ostentación: a finales de los ochenta, Walter Schiavone --hermano del entonces jefe de los Casalesi, Francesco Schiavone-- reunió a algunos arquitectos para mostrarles cómo quería su nueva casa El resultado: una mansión de 850 metros cuadrados de construcción con un jardín de otros 3 mil 400 metros que le costó alrededor de 2 millones de euros, pero con la característica de que era igualita a la de Tony Montana, el gángster cubano que llegó a Miami y que Al Pacino protagonizó en la película Scarface Los pobladores conocen a esta casa como Hollywood, pero hoy se encuentra en ruinas Fue saqueada por los mismos miembros del clan en 1999, cuando el hermano del capo mayor fue detenido al intentar escapar por el jardín de la casa En junio pasado fue legalmente donada a la Asociación Agrorinasce para convertirla en un centro de fisioterapia Guerra interna El pasado 10 de junio, a punto de que los jueces del proceso Spartacus dictaran sentencias, la policía detuvo a 53 miembros de los Casalesi, entre ellos Antonio Iovino, quien estaba prófugo hacía 11 años acusado de lavado de dinero y de corromper a funcionarios públicos, así como de financiar las campañas provinciales para las elecciones de 2004 en Nápoles Después, el 1 de julio, la policía realizó operativos en varias ciudades italianas --como Caserta, Roma, Modena, Arezzo y Florencia-- contra la Cosa Nostra siciliana, la Ndrangheta calabresa y la Camorra napolitana En el caso de esta última organización ?que sufre una guerra interna desde que sus dirigentes fueron detenidos-- dos clanes en pugna resultaron afectados: el de los Casalesi y el de las familias Bidognetti y Tavoletta-Campiello, activos tanto en Casal del Príncipe como en los poblados de Villa Literno (al norte, en Lombardía) y Parete (poblado de Caserta, en Campania) Así, la policía detuvo a 30 miembros de estos clanes, entre ellos a Rafaelle Bidognetti, hijo del jefe Francesco conocido como Cicciotto o Mezzanote; y Paolo Schiavone, de 34 años, sobrino del capo Francesco Schiavone, Sandokán De acuerdo con la Dia de Nápoles, estos grupos se disputan desde hace al menos cinco años el control de las extorsiones y del tráfico de drogas en el territorio de Campania Sobre ellos existen denuncias por asociación mafiosa, homicidio, intento de homicidio, detención ilegal de armas, tráfico de droga y reuniones ilícitas También han sido denunciados por extorsionar a empresarios de la zona de Caserta y Villa Literno, obligándolos a pagar el llamado pizzo ("impuesto mafioso") Según publicó el diario República, los investigadores de la policía saben la importancia de la realidad económica de la zona, pues ambos grupos son dueños de, entre otros, bienes inmuebles y empresas de servicios de primera necesidad, como la producción de carne (bovina y avícola) que distribuían a todos los supermercados y carnicerías de la zona, afectando el libre mercado que por ley debe existir Eso sin contar que, al igual que la carne, se encargan de distribuir cocaína, éxtasis y hachís Para Franco Roberti, jefe del grupo de investigación anti-camorra, el proceso Spartacus dio en el corazón de los Casalesi Desde que comenzó el juicio se ha arrestado a 2 mil personas en Caserta y se han confiscado bienes por mil millones de euros, entre dinero en efectivo, casas, sociedades, yates y muchos automóviles, sobre todo Ferrari De ahí que el capo Francesco Schiavone, Sandokán, aconsejara a los miembros de su familia que aún quedan libres que abandonen la tierra que tiempo atrás los hizo tan afortunados Casal del Príncipe ahora está en pugna

Comentarios