Zimbabwe: al borde del caos

lunes, 7 de julio de 2008
LONDRES, 4 de julio (apro) - Ante el retiro de la oposición en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Zimbabwe ?realizadas el pasado 27 de junio-- y después de semanas de violencia e intimidación, el mandatario de este país, Robert Mugabe, se declaró "líder absoluto" de ésta nación El pasado 22 de junio, el opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MCD, por sus siglas en inglés) y su líder, Morgan Tsvangirai, se retiraron de la contienda Argumentaron que no había transparencia en el proceso electoral dominado por el odio sectario, la violencia y las prácticas dictatoriales de Mugabe La imagen del presidente de éste país se ha deteriorando significativamente Su prestigio inicial como héroe de la independencia de Zimbabwe en 1980, quedó severamente afectado por su responsabilidad en la crisis económica de su país, cuya inflación es la más alta del mundo, y por mantenerse en el poder durante 28 años con base en fraudes electorales y la represión contra sus opositores Organismos civiles acusan a Mugabe de haber instigado la masacre étnica que tuvo lugar entre 1980 y 1987, conocida como Gukurahundi, que dejó más de 20 mil muertos de la etnia Ndebele Tsvangirai, quien se convirtió en héroe de la resistencia nacional, sostuvo antes de retirarse de las elecciones que no podía pedirle a los zimbabwenses un voto "que les pudiera costar la vida" Temiendo por su propia seguridad, el líder opositor se refugió, el pasado 23 de junio, en la embajada de Holanda en Harare, la capital de Zimbabwe, una decisión que fue más tarde imitada por unos 300 de sus seguidores más cercanos, que buscaron refugio en la embajada de Sudáfrica Cuatro días más tarde se realizó la segunda vuelta electoral, en la que Mugabe se declaró ganador absoluto, intensificando la crisis: el gobierno arreció la violencia y las medidas de intimidación ante el temor de una revuelta orquestada por la oposición "Fuera de control" El MDC había ganado, en marzo pasado, la primera vuelta de las elecciones generales, tanto para la presidencia como para el Parlamento Obtuvo una mayoría de votos sobre el oficialista partido ZANU-PF, hecho que no ocurría en éste país que se independizó de Gran Bretaña, en 1980 Tsvangirai afirmó haber ganado las elecciones presidenciales en primera vuelta Sin embargo, las autoridades electorales dudaron de los resultados y convocaron a una segunda ronda Según analistas internacionales, ello fue con la intención de mantener en el poder a Mugabe A partir de entonces, el gobierno desató la represión contra los militantes y simpatizantes del MDC Según cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU) la policía, el ejército y paramilitares leales al gobierno han asesinado a 100 activistas opositores, herido a otros 10 mil, destruido entre 20 mil y 30 mil viviendas y provocado el desplazamiento de 200 mil habitantes de éste país El pasado 27 de mayo, la organización Human Rights Watch (HRW), con sede en Nueva York, señaló que en Zimbabwe existe una "campaña sistemática" de intimidación contra abogados, periodistas, organizaciones civiles y contra cualquier persona que apoye al MDC HRW señaló que la oposición fue responsable de ataques aislados contra grupos oficialistas Sin embargo, subrayó que fueron las milicias de ZANU-PF las que secuestraron, torturaron, asesinaron y violaron "en escala masiva" Por su parte, el pasado 20 de junio, Amnistía Internacional (AI) emitió un comunicado, en el que alertó que la campaña de violencia estatal e intimidación "está fuera de control" "Estamos muy preocupados por la campaña que lanzó el gobierno para asegurar que Robert Mugabe gane las elecciones", señaló AI "Las elecciones de Zimbabwe se celebraron en un marco de asesinatos masivos, torturas e intimidación a los opositores Se le ha permitido a Zimbabwe operar fuera de la Unión Africana y del marco de derechos humanos de la ONU por demasiado tiempo", añadió AI El pasado 23 de junio, Emmanuel Chiroto, recién elegido alcalde de Harare y quien pertenece al MDC, fue secuestrado junto con su esposa e hijo de cuatro años Dos días después apareció con vida, pero su esposa fue encontrada muerta en un suburbio de la capital Había recibido golpes brutales La violencia, que había comenzado en las zonas rurales del país, se propagó rápidamente a las ciudades, donde el MDC estaba ganando popularidad y el gobierno teme levantamientos de la población Como consecuencia de la campaña oficial de intimidación, vecinos temerosos de represalias se vieron forzados a llevar distintivos de ZANU-PF en sus solapas y participar en encuentros de "reeducación", muchas veces durante la madrugada Las reuniones y mítines políticos de la oposición fueron prohibidos Una corte de Zimbabwe rechazó una solicitud del MDC para que la policía protegiera una manifestación de la oposición programada para el 22 de junio en Harare La manifestación se realizó Sus participantes quedaron totalmente desprotegidos y a merced de hordas de grupos auspiciados por el gobierno, que los atacaron con palos y armas, provocando la muerte de tres personas y heridas a un centenar Tsvangirai fue detenido varias veces durante la campaña electoral, y el secretario general del MDC, Tendai Biti, fue enviado a prisión acusado de "traición a la patria" El MDC sostiene que más de dos mil de sus seguidores han sido detenidos y muchos de ellos asesinados Aislamiento internacional En este contexto de violencia, Tsvangirai se niega a formar una coalición de gobierno con Mugabe Considera que el ZANU-PF perdió las votaciones en marzo pasado y no tiene derecho legítimo a gobernar Llamó a la ONU para que intervenga de inmediato en el proceso de transición política del país Y advirtió que si Mugabe sigue al frente del gobierno, Zimbabwe "caerá a una sangrienta guerra civil con consecuencias catastróficas para la región y el continente" El pasado 23 de junio, por primera vez desde que estalló el conflicto, el Consejo de Seguridad de la ONU condenó al régimen de Zimbabwe y decretó sanciones en su contra Destacan: el bloqueo de armas hacia este país y el congelamiento de recursos financieros Tal resolución tuvo incluso el apoyo de Sudáfrica, China y Rusia, que habían bloqueado en el pasado cualquier discusión sobre la situación esa nación Sin embargo, el 29 de junio, Mugabe se declaró "presidente absoluto" del país, y dijo que "sólo Dios" podía sacarlo del poder Además, ignoró las protestas y las sanciones propuestas por los países occidentales Incluso, gobiernos africanos ?como Botswana y Tanzania, que presiden actualmente la Unión Africana-- le han dado la espalda a Mugabe Y hasta el de Angola, uno de sus aliados, le pidió que ponga fin a la violencia De los vecinos del país, sólo las autoridades de Mozambique y Namibia se han mantenido en silencio Sudáfrica es el país con mayor influencia del continente Aunque su presidente, Thabo Mbeki, no ha condenado de manera abierta a Mugabe, el Congreso Nacional Africano (ANC) ?partido en el poder?indicó, el pasado 27 de junio, que está "muy afectado por las acciones del gobierno de Zimbabwe", el cual "está desoyendo los derechos democráticos duramente ganados por la población del país" Organizaciones civiles de Sudáfrica han ido más lejos El Congreso de Sindicatos Sudafricanos --aliado del ANC-- organiza manifestaciones y protestas que podrían incluir bloqueos en la frontera entre Sudáfrica y Zimbabwe, por donde ingresan a éste país la mayor cantidad de productos Mientras tanto, funcionarios de los gobierno de Estados Unidos y de Gran Bretaña consultados por Apro dijeron que analizan la opción de intervenir militarmente en Zimbabwe Advirtieron, sin embargo, que existe el riesgo de que ello pueda provocar una situación similar a la de Irak, donde la caída de Sadam Hussein en 2003 produjo vacío de poder, violencia y caos generalizados En todo caso, comentaron, es necesario el apoyo de los países vecinos de Zimbabwe ante una eventual intervención de fuerzas de paz Tampoco la ONU y algunos organismos humanitarios descartan el envío de tropas internacionales, especialmente si la violencia se agrava En cualquier caso, la comunidad internacional debe coordinar un plan de recuperación para Zimbabwe Según el periódico londinense The Economist el costo de la "normalización económica" de ese país rondaría los 20 mil millones de dólares El embajador de Zimbabwe en la ONU, Boniface Chidyausiku, desestimó las sanciones propuestas contra su país por la violencia electoral El funcionario, fuerte aliado de Mugabe, rechazó, el pasado 30 de junio, las acusaciones contra el gobierno de Harare, y se mostró terminante: "No me preocupan, no me sacarían el sueño Nosotros no somos una amenaza contra la paz o la seguridad internacional" El gobierno de Harare fue incluso más lejos, y a través del vocero del presidente, dijo amenazador a los países de Occidente: "Pueden irse al demonio mil veces" Mientras, en la cumbre de los 53 miembros de la Unión Africana, realizada el pasado 1 de julio en Sharm el-Sheikh, los gobiernos debatieron imponer duras sanciones al régimen de Mugabe Sudáfrica se mostró a favor de apoyar un gobierno de transición para la unidad nacional, una medida apoyada por el presidente de Sierra Leona, Ernest Koroma Para Raila Odinga, primer ministro de Kenia, la Unión Africana debería suspender a Mugabe hasta que se celebren elecciones libres y justas Sin embargo, el líder más veterano de África, el presidente de Gabón, Omar Bongo, dijo que Mugabe debería ser aceptado como el presidente electo de su país Para los países occidentales, el problema es que muchos vecinos de Zimbabwe siguen considerando a Mugabe como un "héroe" de la lucha anticolonialista contra el "blanco opresor" Consultado por Apro, un vocero de AI subrayó: "Ha llegado el momento que surja un acto de solidaridad africano e internacional hacia las víctimas de violaciones de derechos humanos en Zimbabwe La población no puede quedar sola a la hora de sufrir esta violencia continua" "Activistas de derechos humanos, como Jenni Williams y Magodonga Mahlangu, del grupo de Mujeres por la Paz, siguen detenidas desde el pasado 28 de mayo, sólo por haber ejercido su derecho a la libertad de expresión, a la libre asociación y a la protesta pacífica", añadió el vocero de AI "Mientras tanto, asesinos, torturadores y otros violadores de derechos humanos siguen libres y se les ha dado poder para que cometan más violaciones y atrocidades contra los derechos humanos con total impunidad", señaló

Comentarios