ALEMANIA: TERAPIA CONTRA LA PEDOFILIA

lunes, 25 de agosto de 2008
BERLÍN, 22 de agosto (apro) - La habitación fue montada como un estudio de fotografía erótica Dos potentes reflectores, la cama matrimonial cubierta con una piel de leopardo, un rincón ornamentado con palmeras El propietario del departamento es Günter K, un cerrajero desocupado, de 53 años, aficionado a la fotografía Detrás de la cámara no se encontraba él sino su amigo Valerij M, de 52 años, comisario de la policía berlinesa La modelo --con la que a lo largo de cuatro años se realizaron unas 80 sesiones de fotografía erótica--, era Nadine K, cuyo nombre aparece cambiado en los expedientes judiciales En 2004, cuando todo comenzó, la niña tenía 8 años Nadine K es la hija de Günter K El pasado 19 de julio comenzó el juicio contra el comisario y el cerrajero en los tribunales de Berlín Están acusados de abuso sexual de niños También Petra K, de 49 años, enfermera desocupada y madre de Nadine, comparece ante el tribunal por posible complicidad en el delito Como material probatorio se presentó una enorme cantidad de fotografías, capturadas de la computadora personal del ahora suspendido funcionario policial En ellas puede verse a Nadine desnuda sobre la cama, en posiciones eróticas, a veces junto a su padre, también desnudo El comisario Valerij M, amigo y vecino de la familia, pulsaba la cámara En algunas oportunidades también habría tocado a la niña entre las piernas con el propósito de excitarla sexualmente, según consta en el escrito de la acusación leído por la fiscalía Los padres de la niña habrían consentido sus actos y alentado las tomas fotográficas "Estaban allí y lo dejaban hacer", consigna el escrito Una compañera de la escuela de la niña, de su misma edad, sirvió también de modelo en algunas oportunidades Atormentada por la culpa, Petra K presentó una denuncia en octubre de 2007 después de separarse de su marido Los tres acusados han confesado los hechos Nadine vive ahora en un hogar que depende de la Oficina de Menores de Berlín Todo habría empezado de una manera inofensiva y furtiva, le dijo el suspendido comisario al juez La niña posaba como si fuera una modelo, argumentó Quizá la frase le sirva para atenuar la culpa No así la pena El Código de Justicia alemán considera como niño a los menores de 14 años Se considera abuso sexual de un niño a toda experiencia sexual precoz que violente su desarrollo general El derecho alemán no toma en cuenta el eventual consentimiento del niño Le niega explícitamente su autonomía sexual Considera que un niño aún no está en condiciones de medir el alcance de sus actos Especialistas en abuso de menores sostienen que Nadine necesitará asistencia psicológica durante un tiempo prolongado Las secuelas pueden ser graves De acuerdo con un estudio de la Inciativa contra la Violencia Sexual contra los Niños en Hamburgo, tres de cada cuatro pacientes psiquiátricos y nueve de cada diez prostitutas fueron abusados durante la niñez El de Nadine es sólo uno de los cinco casos de abuso sexual de niños que los tribunales berlineses atendieron en una semana Perfil del abusador Las estadísticas policiales en Alemania consignaron 12 mil 772 casos de abuso sexual de menores durante 2007 Diferentes instituciones de asistencia a las víctimas estiman que la cifra es entre tres y diez veces mayor En 2007 se produjeron 872 casos de violación y coacción sexual de niños En promedio, tres niños son violados y asesinados cada año El pasado 21 de agosto fue encontrado en un pequeño bosque de la ciudad de Leipzig el cadáver de Michelle, una niña de 8 años que había desaparecido tres días antes La policía no ha querido confirmar si fue violada La creencia general de un agresor desconocido, que espera su oportunidad al acecho, impide, sin embargo, analizar con claridad el cuadro La experiencia de Nadine reúne algunas características comunes respecto de la mayoría de los casos: la cercanía emocional de la víctima con el victimario, así como la consideración que éste goza frente al niño como persona de autoridad En 80% de los casos, el niño es víctima de un miembro de la familia o de su entorno cercano El abuso sexual es cometido por el padre, la madre, el padrastro, un hermano, un hermanastro, la pareja de la madre, un vecino, un conocido, un amigo de la familia, un sacerdote, la niñera, un entrenador o maestro, el médico y hasta el terapeuta Esta realidad dificulta mucho las investigaciones y ayuda a echar un manto de silencio sobre muchos casos En Alemania la policía está muy lejos de tener la mala imagen que goza en toda América Latina El hecho de que el abusador de Nadine fuera un alto funcionario policial, alguien a quien la sociedad y la niña podían identificar como una persona de autoridad, no tiene, sin embargo, nada de raro En general los abusadores provienen de todas las clases sociales, profesiones, edades y religiones Un estudio realizado en Suiza, con 33 hombres que consumen pornografía infantil, reveló que un tercio de ellos ocupaba puestos directivos Más aún, la pedofilia no es una tendencia forzosamente vinculada a los estratos sociales con menor nivel de educación En los últimos años, en Alemania fueron acusados por consumo de pornografía infantil el presidente de un juzgado en Kassel, un profesor de la Universidad de Göttingen, un alto funcionario del ministerio del Interior y un consejero ministerial de Baviera En casi 90% de casos, el abusador sexual de niños es un hombre En general se trata de hombres con una orientación sexual primaria hacia las mujeres, para quienes el niño opera como sustituto De acuerdo con el estudio de la Iniciativa contra la Violencia Sexual contra los Niños en Hamburgo, la cantidad de víctimas que un abusador tiene a lo largo de su vida puede llegar a varios cientos Además el abuso tiene un carácter repetitivo y puede extenderse durante años En la inmensa mayoría de los casos denunciados, el abusador paga una multa Sólo uno de cien abusadores sancionados por un tribunal cumple una pena de prisión El silencio de las víctimas suele estar relacionado con las amenazas del abusador Muchos niños creen que si hablan, serán internados en un hogar o que el abusador los matará Por si fuera poco, de acuerdo con las estadísticas de organizaciones de apoyo a las víctimas, un niño que sufre abusos debe contárselo hasta a siete personas para que lo comiencen a tomar en serio Programa terapéutico En primer plano se ve un hombre de unos 35 años, chaqueta de cuero y camisa celeste, sentado en un asiento del Metro Su cara --la nariz, los ojos-- es tapada parcialmente por una baranda En su boca se dibuja una semisonrisa algo nerviosa La imagen consigue transmitir la inquietud que le provoca al hombre la presencia de otro pasajero, que viaja a sus espaldas Un niño rubio, de unos nueve o diez años que sonríe de manera cándida, sumido en un pensamiento o un juego "¿Ama usted a los niños más de lo que le gustaría?", se lee bajo la foto También aparece un número de teléfono Allí los interesados pueden entrar en contacto con el programa de ayuda a personas con tendencia a la pedofilia, que lleva a cabo el Instituto de Medicina Sexual del Policlínico Universitario Charité de Berlín El cartel ha tenido buena resonancia en el sector al que está dirigido Desde su inicio en 2006, cerca de 700 hombres, y también una mujer, se han puesto en contacto con el equipo médico de la Charité Unos 33 de ellos ya han completado la terapia El programa, único en el mundo, se propone ayudar a quienes temen abusar de un niño en el futuro "No todo pedófilo se convierte automáticamente en violador y delincuente", declaró el 6 de agosto el director del programa Klaus Beier al periódico Die Welt En muchos casos, a su juicio, las tendencias pedófilas pueden atenuarse a través de una terapia específica El programa intenta contactar a estas personas antes que cometan actos pedófilos Se trata, básicamente, de asistir a quienes han reconocido esa tendencia en sí mismos y tienen miedo de llevarla a cabo Un ejemplo es el de Frank H (nombre cambiado) Este hombre soltero, de 37 años, empezó a sentir inclinación sexual por niños menores que él cuando iba a la escuela El corazón le latía inquieto cada vez que --en un parque o una plaza-- pasaba junto a un chico de 12 años que estaba jugando Tenía ganas de tocarlo Pero no sabía cómo manejarse con sus propios sentimientos y se sentía incomprendido Hace dos años Frank vio el afiche del programa y se sumó a la terapia El deseo de tener sexo con niños cobra forma con el despertar sexual de la persona y ya no se lo puede cambiar totalmente ni de manera duradera La tendencia a la pedofilia no es curable, pero se puede controlar El equipo de psicoterapeutas a cargo del programa se mueve en un territorio nuevo, muy proclive a la controversia Buena parte de la sociedad ve con escepticismo una terapia dirigida a gente que a su juicio debería estar en la cárcel Incluso muchos consultorios psicoterapéuticos alemanes se niegan a tratar a este tipo de personas, según dijo el 14 de julio el terapeuta del programa Christoph Ahlers a la revista Der Spiegel "Temen aparecer en las portadas de la prensa amarilla en caso de que el paciente cometa un delito", explicó Anonimato En el programa también participan personas que en el pasado han abusado de algún niño y que nunca fueron acusados por el hecho Su identidad, sin embargo, permanece protegida por el secreto profesional El equipo se defiende de las acusaciones: ningún participante del programa se encuentra inmune al castigo de la justicia por participar del mismo Además los especialistas saben que, de no mediar el anonimato, los interesados no se arriesgarían a tomar parte en la terapia "El abusador de niños que no piensa variar su conducta, no se somete voluntariamente a ningún programa", explica Ahlers Al comienzo de la terapia, se firma un contrato en el que el paciente se obliga a no cometer ningún abuso sexual durante el tratamiento Si el paciente da señales concretas de planear un hecho, el terapeuta está obligado a quebrar su secreto profesional y dirigirse a la policía En los tres años que lleva el programa, nunca ha ocurrido algo así En algunos casos, a pedido del paciente, la terapia incluye medicamentos No se trata de psicofármacos sino de remedios que bajan el nivel de testosterona "Así se consigue descomprimir el deseo sexual, lo que es vivido con alivio por muchos pacientes", explica Ahlers Un estudio realizado por el propio equipo a cargo del programa llegó a la conclusión de que son muchos los hombres que tienen fantasías sexuales en las que los niños juegan un papel "Pero no toda fantasía tiene por qué llevarse a cabo --explica Ahlers-- Muchos hombres desarrollan un alto cargo de conciencia por la atracción sexual que sienten hacia los niños" En general estas personas viven a solas con un secreto que a menudo los tortura Este es uno de los núcleos en los que opera la terapia Los pacientes son tratados de manera individual o en grupos Se les confronta con situaciones cotidianas de riesgo en las que tienen que actuar de manera controlada Deben aprender a no interpretar falsamente como sexuales algunas señales del niño Se les introduce en el sufrimiento que vive el niño abusado Se los ubica en el lugar del sufrimiento ajeno Para los pacientes del programa el tratamiento es gratuito Su financiamiento corre por cuenta de fundaciones privadas El programa se desplaza por un terreno desconocido Hasta ahora nadie había trabajado con este tipo de terapia Esto también explica su convocatoria El programa incluso recibe solicitudes desde países vecinos y algunos pacientes acuden a la cita semanal con la terapia desde puntos situados a 500 kilómetros de distancia de Berlín

Comentarios