Emerge el Sur

sábado, 27 de septiembre de 2008
Santiago de Chile - La Unión Suramericana de Naciones (Unasur) pasó con éxito su primera gran prueba: la cumbre de presidentes de sus países miembros verificada el pasado 15 de septiembre en Santiago influyó en la salida negociada a la reciente crisis de Bolivia De hecho, para ello fue convocada de manera urgente por su presidenta pro tempore, Michelle Bachelet, mandataria de Chile En la reunión, que se desarrolló en el Palacio de La Moneda, se acordó en dar un fuerte apoyo al presidente de Bolivia Evo Morales Y se condenó la violencia de algunos grupos separatistas de los departamentos de la "media luna de oriente" de ese país: Tarija, Pando, Santa Cruz, Beni y Chuquisaca A estos grupos se les advirtió que todos los países de Unasur rechazarán "cualquier situación que implique un intento de golpe civil, la ruptura del orden institucional o que comprometan la integridad territorial de la República de Bolivia" Por medio de la Declaración de La Moneda, los Estados miembros del nuevo bloque suramericano conminaron a la oposición y al gobierno de Bolivia a canalizar sus demandas por cauces institucionales Fueron más allá: acordaron crear dos comisiones: una para facilitar el diálogo político entre el gobierno y la oposición boliviana; y otra para investigar la matanza de campesinos registrada el 11 de septiembre en el departamento de Pando Los efectos de la declaración de La Moneda se hicieron sentir de inmediato: la oposición boliviana, agrupada en el Consejo Nacional Democrático (Conalde) --que reúne a comités cívicos y prefectos de los departamentos opositores--, comenzó a desbloquear las carreteras el mismo día que se verificaba la Cumbre de Santiago Tres días después comenzó el diálogo con el gobierno de Morales, que ha sido atentamente seguido por delegados de Unasur y también de la Organización de Estados Américanos (OEA) El diálogo se ha visto entrampado por la insistencia de los prefectos (gobernadores) opositores a que el gobierno acepte el otorgamiento de autonomía económica y administrativa a los departamentos Y por el deseo "irrenunciable" del gobierno encabezado por Morales de dar vida a una nueva Constitución, la cual es rechazada por la oposición de derecha Sin embargo, la sola instalación de una mesa de diálogo supervisada internacionalmente abrió una vía de solución a un conflicto que, hasta la intervención de los mandatarios sudamericanos, amenazaba con desbordarse El pasado miércoles 24, en el transcurso de una nueva reunión del Unasur ?que se realizó aprovechando el 63 período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) y que se desarrolló en el salón de plenarios número 4 de la sede de la ONU en Nueva York--, Evo Morales hizo patente su alegría con los resultados de la Cumbre de Santiago: "Ahora cuando nos sentamos a dialogar con la oposición me dicen que no quieren desestabilizar la democracia ni atacar mi investidura presidencial, algo que era impensado que dijeran antes de la reunión de Unasur", dijo Al igual que otros jefes de estado sudamericanos, Morales se congratuló con el hecho que los países de la región comiencen a resolver por sí solos sus conflictos "Saludamos esa gran resolución (de la Unasur) de defender la democracia, la unidad territorial de Bolivia", señaló Y agregó que "ahora no tenemos por qué ir con Estados Unidos para resolver nuestros conflictos" El pasado 24 de septiembre, durante su alocución ante la Asamblea de la ONU, el presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva dijo "que los países en desarrollo están descartando poco a poco el viejo alineamiento conformista a los centros tradicionales" Y subrayó que a través del "diálogo directo ajeno a la intervención de las grandes potencias", las naciones del sur están cumpliendo un nuevo papel en el diseño de un mundo multipolar Bachelet también aludió a la cumbre de Unasur durante su intervención ante el pleno de la ONU Expresó que está reunión será recordada como "un hecho histórico" porque, dijo, "hemos dado un ejemplo de cómo se debe entender el compromiso multilateral () sobre la base de valores compartidos, como son la democracia, la paz y la defensa de los derechos humanos" En los pasillos de la ONU el presidente de Ecuador Rafael Correa hizo declaraciones a periodistas en la misma línea que sus colegas sudamericanos: "Antes acudíamos al norte para resolver nuestros problemas, pero ahora vamos al sur y en esta ocasión fuimos a Santiago de Chile, al Palacio de la Moneda, allí donde murió Salvador Allende, presidente democrático derrocado por un golpe de Estado fascista", expresó Correa expresó su temor que lo ocurrido en Bolivia se repita en Ecuador, país que tiene fuertes divisiones entre la sierra, mayoritariamente indígena y afín a su gobierno, y la costa guayaquileña, donde la oligarquía opositora es muy influyente OEA vs Unasur A instancias del presidente Lula, en la cita de Santiago se rechazó la solicitud presentada por el presidente de Venezuela Hugo Chávez en torno a condenar el presunto intento de desestabilización de Bolivia que estaría orquestando Estados Unidos Tampoco se acogió una propuesta de Michelle Bachelet que buscaba dar mayor protagonismo a la OEA en la resolución de la crisis en Bolivia Esto ocurrió también porque Brasil se opuso Así, el gobierno de Lula emergió como el principal articulador de los consensos alcanzados en La Moneda La irrupción de Unasur ha puesto en tela de juicio el papel que pueda jugar la OEA en el hemisferio americano Juan Carlos Hidalgo, coordinador de proyectos para América Latina del Cato Institute de Washington, expreso en entrevista con France Press, que "Unasur está llenando el vacío que ha dejado la OEA, que es la que debería estar haciendo este tipo de cosas, para eso fue fundada" A su juicio, el ocaso de la OEA se explica en parte a que su secretario general, el chileno José Miguel Insulza, estaría "más preocupado por las elecciones chilenas del próximo año que por hacer su trabajo" Insulza asistió como observador a la cumbre de La Moneda, pero su participación en el debate fue puramente protocolar De hecho, salió del palacio presidencial en silencio y antes que la cita terminara La cuasi marginación de la OEA como instancia articuladora de la crisis boliviana fue interpretada como una muestra de la pérdida de influencia que Estados Unidos está teniendo en América del Sur, toda vez que la OEA a respondido casi sin excepciones, en sus 60 años de existencia, a los designios de Washington La derecha chilena no ha ocultado su pesar por la pérdida de preponderancia de la OEA El senador del Partido de Renovación Nacional (RN) Sergio Romero sintetizó este parecer ?en conversación con la prensa apostada en el Congreso Nacional-- el mismo día que se realizaba la cumbre suramericana: "El éxito de Unasur es el fracaso de la OEA" Romero acusó a Insulza "de incumplir con su deber" dado que, afirmó, es la OEA el organismo que debiera haber buscado una solución para la crisis boliviana Posteriormente, Romero señaló: "a la OEA se le va a hacer muy difícil justificar su existencia", puesto que en su opinión no tiene sentido que existan dos organismos que ejecuten la misma misión En entrevista con Apro el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Renán Fuentealba, descartó que Unasur vaya a opacar el papel de la OEA: "estas (organizaciones) no se superponen ni se contraponen" debido a que éstas tienen ámbitos de influencia distinta Con respecto a la cumbre de Unasur de Santiago, expresó que sus resultados habían sido "altamente auspiciosos", dado que como resultado de ella se "logró aplacar la convulsión social que se había producido en Bolivia" Por lo anterior, Fuentealba estima que en el futuro Unasur jugará un "papel muy importante" y "podrá seguir actuando en casos de conflictos que sucedan en la región" Estas declaraciones de Fuentealba se dieron pocos minutos después que la comisión que él encabeza aprobara, en su primer trámite, la incorporación de Chile a Unasur Orígenes Unasur es el primer referente político que reúne a todos los países de América del Sur Es sucesora de la Comunidad Sudamericana de Naciones, que fue fundada el 8 de diciembre de 2004, en el contexto de la III Cumbre Presidencial Sudamericana, de Cusco, Perú Los 12 países que la componen son Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guayana, Perú, Paraguay, Surinam, Uruguay y Venezuela El nuevo referente suramericano toma el nombre actual en la Cumbre Energética Suramericana, realizada el 18 de abril de 2007 en Isla Margarita (Venezuela) Allí los mandatarios acogieron la propuesta del presidente Chávez de denominar con su nombre actual a la Comunidad Sudamericana, puesto que se estimó que el concepto de Unión tenía más fuerza integradora que el de comunidad El Tratado constitutivo de Unasur fue firmado el 23 de mayo de este año en Brasilia Para su entrada en vigencia, debe ser ratificado por los parlamentos nacionales de al menos 9 de los 12 países miembros Hasta ahora el único país que ha cumplido con este requisito es Bolivia El objetivo fundamental de Unasur, según reza su declaración constitutiva, es "construir una identidad y ciudadanía suramericanas, y desarrollar un espacio regional integrado en lo político, económico, social, cultural, ambiental, energético y de infraestructura, para contribuir al fortalecimiento de la unidad de América Latina y el Caribe" Unasur se propone como eje articulador reforzar el papel de Suramérica en el escenario internacional en la perspectiva de contrarrestar la influencia de de Estados Unidos en la región Y pretende ir más allá: crear un Consejo Suramericano de Defensa ?propuesto por Brasilia-, lo que es actualmente analizado por delegados de los 12 países miembros Además de estos mecanismos de integración, Brasil impulsa la creación de un banco central suramericano y una moneda única para la región También se contempla la creación de un Parlamento regional, el cual tendría su sede en Cochabamba (Bolivia) Aunque en un principio Unasur contempla la participación sólo de países suramericanos, el tratado fundacional considera la posibilidad que en un futuro cercano puedan incorporarse como países asociados e incluso como miembros plenos, los restantes países de América Latina y el Caribe Unasur esta dirigida por el Consejo de Jefes y Jefas de Estado Este considera una presidencia pro tempore de un año de duración Este órgano colegiado funciona por consenso Además de este Consejo, existe un consejo de ministros de relaciones exteriores y un Consejo de Delegados, que están encargados de implementar las definiciones políticas de sus órganos superiores La secretaría general se ubicará en Quito siendo muy probable que el próximo secretario general sea el expresidente argentino Nestor Kirchner

Comentarios