Alemania: reflujos de un pasado colonial

viernes, 2 de enero de 2009 · 01:00
BERLÍN, 2 de enero (apro) - Gerson Liebl fue detenido en Berlín el pasado viernes 12 de diciembre Se encuentra en la cárcel de deportación de Nuremberg Su delito: reclamar su derecho a la nacionalidad alemana También su mujer, Ginette, y su hijo, Gergi, de 8 años, fueron detenidos del 12 al 14 de diciembre en esa misma cárcel, aunque el lunes 15 fueron liberados El caso de Gerson Liebl ?nacido en 1962, en Lomé, Togo? inició con la historia de su abuelo, Fritz Liebl, ciudadano alemán, quien ejerció como médico en Togo, país africano que fue colonia de Alemania entre 1884 y 1919 La Constitución alemana establece que todo descendiente de alemanes tiene derecho a la nacionalidad de este país Gerson Liebl lleva el apellido y la sangre de su abuelo Al llegar a Alemania, en 1991, tramitó la nacionalidad Pero su suerte fue distinta a la de los miles de descendientes de los alemanes que hace 300 años se afincaron en la desembocadura del río Volga y que, después del derrumbe de la Unión Soviética, tramitaron y obtuvieron la nacionalidad germana Sin embargo, Gerson Liebl nació en África y es negro "Nos preguntamos si todo esto es por el color nuestra piel?, dice a Apro Ginette Liebl, 43 años, mujer de Gerson desde 1994 Para denegarle la nacionalidad, la burocracia y la justicia germanas se aferran a leyes de la época del último Káiser, Guillermo II El caso agita un pasado colonialista que para la mayoría de los alemanes es una página olvidada Sobre todo después del lastre histórico causado por el holocausto Y también una notoria falta de voluntad de la burocracia germana Allí donde la ley deja un resquicio abierto, para que la aplicación de justicia pueda hacerse efectiva, Gerson Liebl ha chocado contra una muralla Johannes La historia de Gerson Liebl comienza en 1908, cuando su abuelo llegó a Togo como médico de las tropas alemanas Fritz Liebl tenía entonces 29 años Al poco tiempo de estar en este "protectorado" --nombre que los alemanes daban a sus ocho posesiones de ultramar--, Liebl se enamoró de Kokoé Edith Ajavon, hija de un cacique local En 1909 desposó a la joven de acuerdo con los ritos y tradiciones locales En Togo no hubo registro civil sino hasta 1923 "La ceremonia se hizo frente al rey togolés", dice a Apro Ginette Liebl "Ese era el camino legal para casarse en ese tiempo" Los alemanes, por su parte, estaban sujetos a las leyes raciales de la colonia Una ordenanza del Káiser Guillermo II, de 1906, les prohibía de manera expresa el "matrimonio mixto con negros de Togo" En 1911, el médico regresó a Alemania Llegó Solo Entre las fotos que trajo, había una enigmática, en la que podía verse a una joven africana, ataviada con una blusa blanca, un paño sobre la falda en el que se adivinan sombras de leones y elefantes, un pañuelo que le ciñe el pelo sobre la cabeza La mano izquierda se desliza sobre el hombro de un niño de algo más de un año, de tez más clara que la de la madre, y un pelo que, en las puntas, parece volverse rubio Cinco años más tarde, Fritz Liebl se casó nuevamente en Baviera Tuvo tres hijos Murió en 1946 Para Fritz Liebl hijo, quien también se convirtió en médico, la idea de visitar Togo siempre estuvo presente Era la forma de cerrar un círculo en la vida de su padre y también, de algún modo, en la propia, ya que durante su infancia aquél le había referido muchas historias de su periplo africano En 1973, con 54 años, Fritz hijo voló hacia Togo Quiso el destino que en el asiento a su lado viajara un diplomático de ese país Al escuchar el apellido Liebl, el diplomático dijo conocer, en Lomé, a un hombre de color llamado Liebl, quien también era médico Horas después de aterrizar, Fritz hijo llegó al hospital donde trabajaba dicho médico Le dijeron que ya estaba retirado y que se encontraba muy enfermo Se le indicó un domicilio Allí lo recibieron dos adolescentes, hijos de Johann Liebl Su padre, en ese momento, guardaba reposo Cuando finalmente se le permitió ingresar a la habitación, el médico alemán constató que aquel hombre había muerto minutos antes La situación era embarazosa Se disculpó ante la viuda Empezó a retirarse Entonces vio la foto, enmarcada, en una pared de la sala Un duplicado de la foto que su padre había llevado a Alemania y que ahora él, su hijo, llevaba consigo en su viaje a Togo Fritz Liebl se enteró de este modo que su padre había tenido allí una familia Y que el hombre muerto en la cama, Johannes Liebl, era su medio hermano Así, al menos, se lo contó al periodista inglés Clive Freeman, tras ese viaje a Togo "Eso no es así", dice Ginette Liebl "Fritz Liebl viajó en el mismo avión que el entonces director del Instituto Goethe de Lomé Durante el vuelo le contó que en Togo vivía un medio hermano suyo que también llevaba su apellido Su padre se lo había contado" Esta segunda versión, recogida también por el documental "Der Fall Liebl" (El caso Liebl), del año 2001, no es menos impactante que la anterior Fritz hijo, al enterarse del estado de salud de su medio hermano, llegó a la casa con dos maletas llenas de medicamentos Al entrar al cuarto del enfermo, se dio cuenta de que Johannes Liebl había fallecido minutos antes Como si se tratara de una tragedia, conoció a su hermano, ya muerto, el día de su llegada a Togo Sueño alemán Gerson Liebl presenció el hecho Tenía 11 años Tío Fritz se convirtió a partir de ese momento en algo así como un benefactor de su familia Prometió ayudarlos y lo hizo Enviaba dinero desde Alemania Les pagó a los niños cursos de alemán en el Instituo Goethe de Lomé Alcanzó a visitar Togo una segunda vez Poco después, también él murió En 1991, con 29 años, Gerson Liebl aterrizó en Munich Elevó una solicitud de asilo político y fue enviado a un pueblito del Estado de Renania-Pfalz En Baviera visitó a sus familiares Estos lo ayudaron a instalarse en Alemania Unos años antes, en Togo, su hermano Rudolph había tramitado y obtenido la nacionalidad en la embajada alemana Gerson pensó que su obtención en Alemania no le ofrecería grandes dificultades Las autoridades denegaron su solicitud El argumento: su abuelo no se había casado en Togo de acuerdo con la ley alemana Que en 1991, y también hoy, la burocracia y la justicia alemanas puedan alegar este argumento, se debe a que en este aspecto todavía rige la legislación colonial En 1913, atendiendo la expansión colonialista, el Parlamento del Reich promulgó una nueva ley de nacionalidad Se impedía su otorgamiento a los hijos de alemanes con "nativos" y a su futura descendencia Estas leyes fueron el fundamento de las "Leyes raciales", aprobadas por el gobierno de Adolf Hitler en 1935 Tras la derrota alemana en la Segunda Guerra Mundial, los aliados anularon las "Leyes raciales" Pero el derecho colonial racista no fue derogado En 1955, la joven República Federal de Alemania sancionó una nueva ley de nacionalidad, que mantuvo la legislación racista de 1913 Independientemente de la voluntad que Fritz Liebl pueda haber tenido hace cien años, la ley colonial alemana le prohibía el casamiento con Kokoé Ajavón y el reconocimiento de su hijo Johannes En ella se fundamenta la negativa que jueces y funcionarios le han dedicado a Gerson Liebl en estos 18 años De la paternidad de Fritz Liebl no quedan dudas: En el puntilloso registro colonial que llevaban los alemanes, Johannes quedó asentado como "mulato" Actas El caso de Gerson Liebl ha pasado por numerosos juzgados La respuesta siempre ha sido negativa En cada oportunidad, Gerson Liebl ha apelado los fallos hasta llegar a la última instancia Conoce cada párrafo de la legislación sobre extranjeros en Alemania Tres veces elevó su caso ante el Tribunal Federal Constitucional La máxima instancia de la justicia alemana no aceptó tomar el caso En enero de 1998, la policía llegó a su casa para cumplir con una orden de deportación Liebl llamó por teléfono a su abogado Los policías derribaron la puerta Liebl recibió una paliza Perdió el conocimiento Sufrió fractura de clavícula La denuncia que presentó contra los agentes no tuvo consecuencias Éstos, a su vez, lo acusaron de resistencia ante la autoridad Fue declarado inocente La deportación quedó sin efecto y su estatus legal, en Alemania, en una nebulosa Recién en 2003, a pedido del ministro del Interior del Estado de Renania-Pfalz, donde vivía, se le otorgó un permiso de residencia Tramitó sin éxito la ciudadanía En 2005, la familia se mudó a Straubing, en Baviera En la ciudad de su abuelo no tuvo la suerte que esperaba Liebl --formado en Togo en el oficio de orfebre-- consiguió trabajo como conductor de montacargas en un depósito Pero al término del contrato por un año tuvo que pedir subsidio de desempleo Este hecho hizo que no le renovaran el permiso de residencia Sus parientes bávaros ya le habían dado la espalda tiempo antes Gerson Liebl les pidió que atestiguaran sobre la legalidad del matrimonio de su abuelo en Togo Hacerlo hubiera sido --según declararon a la prensa-- admitir que su abuelo era bígamo, su matrimonio en Alemania ilegítimo, su descendencia alemana bastarda, y abrirle a Gerson Liebl la posibilidad de un reclamo por la herencia familiar, intención que éste se ha encargado de desmentir, expresamente y con sus actos Tres semanas atrás, Liebl viajó a Berlín con su familia Se alojaron en casa de un amigo africano Cerrados para él los caminos judiciales, Liebl se dispuso a jugar su última carta En busca de una solución política, dejó petitorios en la Cancillería federal, la Presidencia federal, y los parlamentos alemán y berlinés No obtuvo ninguna respuesta Como su situación económica es de extrema precariedad, el viernes 12 de diciembre se presentó en la oficina de trabajo berlinesa Solicitó ayuda social En los registros de la computadora de la persona que lo atendía saltó el pedido de captura de la policía bávara Tres agentes berlineses lo llevaron a la cárcel de deportación de Grünau, en las afueras de Berlín El sábado, cuando su mujer, Ginnette, llegó a verlo, también fue detenida El hijo, Gergi, fue alojado junto a sus padres en una celda "Me dolió mucho por mi hijo, él no hizo nada, él es un niño", dice Ginette Liebl a Apro "Ya tiene casi nueve años Nunca va a poder olvidar lo que nos ha pasado" Desde la ciudad de Straubing, en Baviera, las autoridades le hicieron llegar a Liebl una propuesta Se le renovaría la permanencia temporaria, abriéndole así el camino a la obtención de una residencia permanente y más tarde --en caso de tener trabajo estable y aprobar el examen requerido-- acceder a la nacionalidad alemana El trato, en suma, que se le da a un inmigrante El experimentado abogado berlinés Peter Meyer, a quien Liebl consultó, le recomendó agarrar la soga que se le arrojaba Liebl se negó a aceptar el trato, alegando no ser un inmigrante sino alemán por ascendencia "Yo lucho por el levantamiento de las leyes coloniales que hasta ahora siguen vigentes", dijo en entrevista con el Berliner Zeitung, un día antes de ser detenido Gerson Liebl ha asumido una postura quijotesca El 12 de diciembre se declaró en huelga de hambre Su mujer siguió sus pasos Desde el sábado 13, no ha bebido ni comido nada En el hospital de Köpenick, en las afueras de Berlín, donde le han asignado una habitación junto a su hijo, es revisada cada día y se le aplica suero "No puedo hacer otra cosa que esperar", dice "Tienen el poder y hacen con nosotros lo que quieren" Jens Uwe Thomas, responsable de la filial berlinesa de Flüchtlingrat, asociación civil que se ocupa de la asistencia a refugiados, confirmó a Apro que Gerson Liebl fue trasladado el 18 de diciembre a la cárcel de deportación de Nuremberg La única oportunidad de Liebl es, a su juicio, aceptar lo que se le propone "Creo que el ofrecimiento que le hacen las autoridades de Straubing es sincero No es posible saltar de su estatus actual --sin siquiera permiso de residencia-- a la ciudadanía" De lo contrario, considera del todo posible que Liebl sea deportado "Es un caso especial, pero ya me ha tocado ver deportaciones de personas con muchos años de permanencia en Alemania", dice

Comentarios