Augura Obama una recesión más profunda

jueves, 8 de enero de 2009
WASHINGTON, 8 de enero (apro) - El presidente electo estadunidense Barack Obama pronosticó una recesión más profunda y costosa, si el Congreso federal de su país no aprueba lo antes posible su programa de rescate económico por 800 mil millones de dólares Obama, quien busca una solución a la recesión que heredara de la presidencia de George W Bush, advirtió que en este 2009 se podría disparar el déficit económico en más de 12 billones de dólares, lo que acarrearía severas crisis en naciones emergentes, como la de México "Nuestra nación se hundirá en una crisis todavía más profunda y, en algún momento, podríamos estar incapacitados para revertirla", sentenció Obama durante un discurso en la Universidad George Mason, del estado de Virginia La advertencia de Obama provocó nerviosismo y preocupación entre los mercados financieros internacionales y la sociedad estadunidense, que están pasando por la peor crisis económica en más de medio siglo "No creo que sea demasiado tarde para cambiar el curso (económico), pero si no tomamos acciones dramáticas lo antes posible, si no hacemos nada, esta recesión podría extenderse por años, la tasa de desempleo podría alcanzar un nivel de dígitos dobles (más de 10%), y nuestra economía caería en más de un billón de dólares en su capacidad productiva, lo que equivaldría a una pérdida de ingresos de más de 12 mil dólares al año para una familia de cuatro personas", subrayó Obama Desde el domingo anterior, cuando llegó a Washington para iniciar sus labores oficiales previas a la toma de posesión del próximo martes 20 de enero, el presidente electo de Estados Unidos se ha dedicado casi en su totalidad a negociar con el Capitolio los detalles de su programa o paquete de recuperación económica En el Congreso federal, los legisladores republicanos y algunos demócratas han expresado cierta oposición al plan de Obama, sobre todo porque más de una tercera parte del programa, arriba de 300 mil millones de dólares, se destinará a subsidios de recortes tributarios para las familias pobres y de la clase media "Podemos perder una generación de promesas, y potenciales y más jóvenes estadunidenses se verán obligados a perder sus sueños de estudiar una carrera profesional o de prepararse para asumir los empleos del futuro Nuestra nación puede perder el liderazgo en la competitividad que ha sido la base de nuestra fortaleza y posición en el mundo", enfatizó el presidente electo Pese a los encomios de Obama para aprobar el nuevo paquete de recuperación económica, en el Capitolio los líderes demócratas y republicanos adelantan que será casi imposible aprobar el plan del presidente electo antes o el mismo día de su toma de posesión, y estimaron que el pedido de asistencia económica podría ser aprobado para mediados de febrero, como fecha más próxima El plan de recuperación de Obama, además de incluir un recorte tributario para generar la inversión de capital y ahorro, prevé al mismo tiempo incentivar la inversión pública en programas de infraestructura, en iniciativas de desarrollo de energías alternativas, en la modernización de escuelas y en apoyo financiero a las pequeñas y medianas empresas La intención de Obama con este paquete de recuperación es crear empleos lo antes posible para subsanar las pérdidas labores generadas por la recesión y la crisis hipotecaria y financiera que devastaron la macroeconomía de la Unión Americana A once días de que asuma la presidencia Obama, además de hacer la advertencia sobre una crisis extremadamente severa, acusó indirectamente al gobierno de Bush de ser el responsable de la debacle económica por haber socavado la instrumentación de medidas financieras que obligaran a Wall Street a la rendición de cuentas, y a los bancos privados a contener sus medidas de especulación y sobrevaluación de la industria de los bienes raíces y la vivienda El presidente electo también mencionó que pese a los paquetes de rescate que Bush instrumentó con el aval del Capitolio, la economía no ha podido recuperarse, la industria automotriz no se ha levantado, el mercado bursátil e hipotecario sigue en caída libre y, sobre todo, no se han creado nuevos empleos, lo que ha generado que la tasa de desempleo se ubique en poco más de 7%, bajo la amenaza de llegar a 9% a finales de este mes

Comentarios