Chile: las dudas de Insulza

viernes, 9 de enero de 2009
VALPARAISO, 9 de enero (apro) - José Miguel Insulza siempre quiso, pero nunca dio el paso Desde que accedió a la secretaría general de la OEA, en mayo de 2005, sus visitas a Chile fueron las de un precandidato presidencial Llegó a concitar el apoyo de su Partido Socialista (PS) --en el que también milita la presidenta Michelle Bachelet--, pero ni eso le bastó para lanzarse como candidato Al parecer, su intención era que se le garantizara que, de ser candidato, él iba a ganar Y eso no era posible El 13 de diciembre pasado, Insulza declaró a radio ADN que renunciaría a su puesto en la OEA si el PS lo proclamaba candidato presidencial Esto hubiera sucedido de no haber renunciado a su candidatura el pasado 5 de enero, en la convención en la que éste partido definirá su candidato, la que se realizará el próximo 16 de enero Ahora, el PS ya no tiene presidenciable, puesto que el pasado 5 de diciembre se retiró su otro candidato: el expresidente Ricardo Lagos De haber sido proclamado hubiera competido en las primarias de la oficialista Concertación de Partidos por la Democracia, a realizarse el próximo 26 de abril, con los candidatos de los otros partidos pertenecientes a esta alianza que apoya a la presidenta Bachelet: el expresidente Eduardo Frei Tagle (1994-2000), quien representa a la Democracia Cristiana (DC), y José Antonio Gómez, del Partido Radical (PR) Sin embargo, Insulza ni siquiera llegó a las primarias: una simple encuesta --publicada el 30 de diciembre pasado-- y realizada por el Centro de Estudios Públicos (CEP) lo llevó a sus miedos cíclicos y lo hizo recular Esta encuesta daba 7% menos a Insulza que a Frei (22 por ciento y 29 por ciento, respectivamente) en una contienda con Sebastián Piñera, el seguro candidato de la derechista Alianza por Chile Esto, cuando faltan 11 meses para la elección presidencial y a pesar que en la disputa interna de la Concertación, camino a las primarias, el alto funcionario de la OEA aparecía un 1% arriba que Frei Seis días después de conocida esta encuesta, y tras analizar el nuevo escenario, el experimentado exministro de Lagos y Frei anunció en Santiago que desistía de su precandidatura presidencial y que le entregaba el apoyo a Frei Ruiz Tagle "Siento que mi permanencia por más tiempo como precandidato presidencial no contribuye ya a la unidad que hoy necesitamos Aunque ella (su precandidatura) contaría con el apoyo de mi partido y tal vez con una mayoría dentro del Partido por la Democracia, nos conduciría a una elección primaria necesariamente controvertida que, además, retardaría la selección del candidato único de la Concertación", expresó Insulza en una declaración pública que se puede leer en su página web de campaña wwwinsulzacl Hoy le arrecian las críticas Se cuestiona el papel que ha jugado en la OEA y la falta de coraje para asumir los riesgos de una carrera presidencial Historia Insulza fue ministro de Relaciones Exteriores durante el gobierno de Eduardo Frei Ruiz Tagle (1994-1990) Luego ocupó la cartera de Interior ?jefe de gabinete-- en el mandato de Ricardo Lagos (2000-2006) Ostenta el récord de ser quien por más años continuos ha ejercido el puesto de ministro en la historia de Chile Recibió el apodo de Panzer (potente tanque alemán) en los primeros meses del gobierno de Lagos, cuando desactivó con energía un paro de la patronal de camioneros que hizo rememorar una huelga similar realizada en octubre de 1972 por este gremio, que dejó en las cuerdas al gobierno de Salvador Allende y puso en zozobra al país Obtuvo la secretaria general de la OEA el 2 de mayo de 2005, en un proceso que será recordado por la fuerte y pareja disputa que tuvo con el candidato mexicano Luis Ernesto Derbez, con quien empató a 17 votos en la primera votación realizada en Washington el 11 de abril de ese año La firme decisión de Chile y México de insistir en sus respectivas postulaciones incluso tensó las relaciones entre ambos países La candidatura triunfadora de Insulza tuvo la particularidad de ser la primera en la historia de la OEA que no contó con el respaldo de Estados Unidos, otrora dueño de esta organización Es más, tuvo el importante apoyo del principal adversario de esta potencia en la región: Venezuela, país que hizo uso de todas sus influencias con el fin de volcar apoyos a Insulza, lo que resultó determinante en la votación, sobre todo por la influencia que ejerció en los países miembros de la Caricom Estados Unidos apoyó al salvadoreño Francisco Flores Y, cuando vio que éste no tenía opción, se decidió por Derbez Este último debió capitular al no conseguir el apoyo de nuevos países, tras la primera ronda de votaciones registrada en abril, situación diferente a la de Chile, que consiguió los votos de Haití y Paraguay La decisión con que Lagos e Insulza se jugaron por obtener la máxima magistratura de este organismo hemisférico, hicieron pensar que éste último se empeñaría fuertemente en reimpulsar a la OEA, como él mismo prometió La realidad mostraría otra cosa A poco de acceder al cargo, el Panzer fue mostrando sus verdaderas intenciones: buscaba convertirse en presidente de Chile Al menos así lo estima Patricio Navia, destacado politólogo de la Universidad Diego Portales (Chile) y académico del Liberal Studies Program and Center for Latin American and Caribbean Studies New York University En entrevista con Apro, Navia señala: "Insulza estuvo pendiente de la campaña presidencial desde comienzos de 2006 Sus visitas a Chile siempre aparecieron en la prensa chilena como una cuestión más relacionada con su candidatura presidencial que con su cargo de secretario general de la OEA Y naturalmente eso afectó su desempeño (en este organismo internacional)" Agrega: "Los comentarios en la OEA eran que Insulza estaba mucho más preocupado en hacer campaña presidencial que en ser secretario general del organismo interamericano" En las numerosas visitas que Insulza realizó al país, siempre tuvo una recargada agenda político partidista, inusual para el cargo que ostenta Tan evidentes eran sus intenciones que llegó a aceptar ser expositor en un foro de precandidatos presidenciales, que se realizó el 25 de abril de 2007 en el Centro Cultural Palacio La Moneda Pero, debido a las críticas que este hecho generó, en especial provenientes de la Alianza por Chile, Insulza canceló su participación en este acto Esto no impidió que se reuniera con los máximos dirigentes de los partidos políticos de la Concertación por la Democracia y con sus aspirantes presidenciales: Lagos y la democratacristiana Soledad Alvear, con quienes abordó temas relativos al procedimiento con el que se definiría el candidato presidencial por parte de la coalición oficialista Incluso fue más allá: se inmiscuyó en temas específicos de la política interna al criticar a la oposición: "La derecha (chilena) no representa al empresariado; es el empresariado", afirmó en relación al rechazo que este sector dio a un proyecto de ley conocido como de "depreciación acelerada" --que fue rechazado por la derecha el 17 de abril de 2007--, lo que le valió duras críticas de los dirigentes de los partidos que componen la Alianza por Chile: Renovación Nacional y la Unión Demócrata Independiente En su citado viaje de abril de 2007, Insulza se autoimpuso como fecha para decidir una eventual candidatura presidencial el mes de octubre de 2008 El diario La Nación del 29 de abril de 2007 tituló en portada: "El Panzer entra a la cancha", y en su interior había una entrevista en la que Insulza deslizaba con sutileza su aspiración presidencial A pesar que su intención de presentarse como candidato presidencial era nítida, nunca terminó por decidirse "En 2008, cuando se hacía evidente la necesidad de tomar decisiones respecto de sus aspiraciones presidenciales, Insulza comenzó a demostrar sus dudas (?) La campaña municipal de octubre presentaba una inmejorable oportunidad para que Insulza renunciara a la OEA y se convirtiera en el jefe de campaña de facto del PS y potencialmente de la Concertación Pero no lo hizo", señaló Navia El ocaso de la OEA Tanto ajetreo político no podía haberse hecho sin afectar su desempeño en la OEA Según Navia, "la atención de Insulza estuvo compartida entre la OEA y la candidatura presidencial y eso redujo su capacidad para dedicarse de lleno a los desafíos propios de su cargo" Por ejemplo, añade, "cuando se produjo la situación de máxima tensión entre Ecuador y Colombia (marzo de 2008) y la OEA tuvo que intervenir, Insulza estaba en Chile intentando decidir si lanzaba o no su candidatura presidencial" Navia estima que con "Insulza la OEA no se fortaleció, aunque creo que era difícil que se hubiera fortalecido porque cuando él asumió el organismo ya estaba muy débil" Al respecto, el pasado 28 de diciembre, el diplomático e historiador colombiano Álvaro Tirado Mejía señaló a El Tiempo de Bogotá que Insulza "ha sido muy negativo para la organización" Dijo: "La mayoría del tiempo se la ha pasado en Chile como candidato y no como secretario de la OEA, que por los problemas que atraviesan sus miembros, debería ser un trabajo de tiempo completo" Tirado Mejía, ha sido presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y embajador de su país en la OEA El pasado 23 de diciembre Thomas Shannon, jefe del Departamento de Asuntos Hemisféricos del Departamento norteamericano de Estado, declaró al diario mexicano Vanguardia que "la OEA necesita un secretario general de tiempo completo" Insulza recibió muchas críticas por el papel secundario que él y la OEA tuvieron en la crisis interna que afectó a Bolivia a comienzos de septiembre pasado, la que amenazada con convertirse en guerra civil El liderazgo y las soluciones los aportó la naciente Unión Suramericana de Naciones (Unasur) El 15 de septiembre de 2008, los presidentes sudamericanos reunidos en el Palacio La Moneda de Santiago, acordaron respaldar a Evo Morales y conminaron a la oposición a canalizar sus demandas a través de "cauces institucionales" En la cita estuvo presente Insulza, pero prácticamente no tuvo ocasión de emitir su opinión Se retiró en silencio, por un pasillo alejado de la prensa, antes que la cita terminara Esta situación puso en evidencia el declive de la OEA y de la influencia de Estados Unidos en los asuntos sudamericanos Así lo estimaron gran parte de los analistas Juan Carlos Hidalgo, coordinador de proyectos para América Latina del Cato Institute de Washington, expreso a France Press días después de la cumbre de La Moneda: "Unasur está llenando el vacío que ha dejado la OEA, que es la que debería estar haciendo este tipo de cosas, para eso fue fundada" En su opinión, el ocaso de la OEA se debe en buena parte a que su secretario general, el chileno Insulza, estaría "más preocupado por las elecciones de su país que de hacer su trabajo" Navia estima que entre los efectos internos que tuvo la irrupción de Insulza candidato destaca el hecho que debilitó a tal nivel la candidatura de Lagos que le obligó a retirarse "Lagos, en buena medida, se bajó porque no tenía todo el apoyo de su sector Había muchos socialistas que, como el presidente del PS (Camilo) Escalona, apoyaban a Insulza (Pero resulta que) al final Insulza también se termina bajando y la izquierda (de la Concertación) se queda sin candidato", expresa Lo más probable es que el escenario para las elecciones de diciembre de 2009 termine dando a tres bandas: una candidatura de derecha, otra de centro y una tercera de izquierda, como ocurrió en septiembre de 1970, cuando Allende salió electo Los candidatos serían: Piñera, Frei y Alejandro Navarro Este último es un senador socialista que recientemente Salió del PS y formó el Movimiento Amplio Social (MAS)

Comentarios