Se entrampa diálogo entre zelayistas y golpistas en Honduras

viernes, 16 de octubre de 2009
MÉXICO, D F, 16 de octubre (apro)- El camino a una salida negociada en Honduras volvió a resquebrajarse al no ponerse de acuerdo los grupos negociadores del presidente depuesto, Manuel Zelaya, y del presidente de facto, Roberto Micheletti
         Y es que sin levantarse de la mesa, uno y otro grupo difundieron versiones encontradas durante la jornada de este viernes
Por ejemplo, Patricia Rodas, canciller del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, aseguró que el proceso de diálogo en el país centroamericano se había roto "definitivamente", debido a la "intransigencia de la dictadura" a aceptar la restitución del presidente constitucional
Sin embargo, la vicecanciller del régimen de facto, Martha Lorena Alvarado, afirmó que no se había alcanzado un acuerdo sobre la restitución de Zelaya, pero que el diálogo continuaba
"Estamos sentados en la mesa de diálogo el tiempo que sea necesario Se busca que sean hondureños los que opinen sobre el tema, no un arbitraje internacional", afirmó Alvarado al referirse a si debe ser el Congreso o la Corte Suprema de Justicia la que debe decidir sobre el conflicto
Sobre ese punto, uno de los negociadores del depuesto presidente de Honduras dijo que éste rechazó, por ser "absolutamente inaceptable", la propuesta del gobierno de facto de que sea la Corte Suprema la que decida su restitución, y anunció que el diálogo continuaba
"Es una propuesta absurda Nosotros propusimos que fuera el Congreso el que, previa opinión de las instancias pertinentes, incluyendo la Corte Suprema de Justicia (), emita la decisión", señaló Víctor Meza
Asimismo, el ministro de Gobernación de Zelaya aseguró que aún esperan una reconsideración del gobernante golpista, Roberto Micheletti, pese a que vencieron todos los plazos que puso el mandatario depuesto para cerrar la negociación
Los representantes de ambas partes se retiraron del hotel sede del diálogo para hacer consultas de última hora con Micheletti en la Casa de Gobierno y con Zelaya en su refugio en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, esquivando por el sótano a decenas de periodistas que esperan un resultado
Gritos y empujones entre periodistas y funcionarios de ambos bandos aumentó la tensión en el hotel, con fuerte presencia policial, entre rumores de que las conversaciones se habrían roto este viernes en la tarde
En sus últimas declaraciones a los periodistas, los delegados de ambos bandos dijeron que el diálogo continuaba
"La negociación no se ha roto, están en consultas, y todavía no se ha aceptado ningún arbitraje" para que decida sobre la restitución de Zelaya, afirmó su ministro de Turismo, Ricardo Martínez, en el hotel sede del diálogo
Pero Patricia Rodas, la canciller del depuesto presidente de Honduras Manuel Zelaya, afirmó que el proceso de diálogo en Honduras "ha sido definitivamente roto" por la "intransigencia de la dictadura" a aceptar la restitución del mandatario constitucional
"La intransigencia de la dictadura lo hizo fracasar (el diálogo) en su parte medular, irrenunciable e inclaudicable para el pueblo hondureño, para el presidente Zelaya y para quienes le acompañamos en esta lucha, que es la restitución del presidente", dijo Rodas en su intervención ante la Alianza Bolivariana Para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) que se celebra en Bolivia
Según la canciller de Zelaya, "la dictadura (en referencia al Gobierno de Roberto Micheletti) no acepta la restitución y () lo que propuso era pasar a la Corte Suprema los casos que ya tiene incoados"
Ante la sesión presidencial de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, Rodas expuso que el resultado de ese proceso de diálogo es "absolutamente inaceptable" por el pueblo hondureño y lo calificó de "burla flagrante"
"En este camino ha sucedido lo que todos nosotros sabíamos que iba a suceder () porque sí sabemos con quién nos enfrentamos", dijo la funcionaria hondureña, quien se refirió a los golpistas como "lo más retardatario de la sociedad latinoamericana"
Y añadió: "Simplemente fueron y siguen siendo hoy los instrumentos de aquellas fuerzas que tratan y tratarán de parar siempre nuestros movimientos de transformación"
Frente a esa situación, Rodas pronosticó que el proceso de resistencia pacífica contra el golpe hondureño se va a ahondar y a consolidar para parar la legitimidad "de un proceso electoral de la oligarquía y de su candidato golpista, porque ocurrirá fuera de la ley, porque ocurrirá en estado inconstitucional"
 
La resistencia popular espera el fin de la crisis
 
Y mientras el diálogo entre las comisiones del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y del de facto, Roberto Micheletti, continúa a puerta cerrada en un hotel de Tegucigalpa, la resistencia popular espera en la calle el fin de la crisis política del país centroamericano
Decenas de manifestantes de la resistencia contra el golpe esperan el resultado de las comisiones de diálogo a unos 100 metros del hotel donde se celebran las reuniones de trabajo
"Aquí estamos en la calle esperando que la crisis llegue a su fin", dijo el coordinador del Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado, Juan Barahona
No obstante, el dirigente popular, ex miembro de la comisión de diálogo de Zelaya que fue sustituido esta semana por el abogado Rodil Rivera, advirtió que "si hoy no hay solución la lucha seguirá mañana en las calles"
"Para nosotros como resistencia popular no es negociable la restitución del presidente Zelaya ni la Constituyente" para reformar la actual Carta Magna de Honduras, agregó Barahona
 
Investigará ONU violación a derechos humanos
 
En tanto, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos anunció hoy que enviará una misión a Honduras el próximo domingo para investigar las violaciones a los derechos fundamentales perpetradas desde el golpe de Estado contra el presidente derrocado Manuel Zelaya
Los enviados del organismo internacional permanecerán hasta el próximo 7 de noviembre en ese país
En un comunicado, la oficina de la alta comisionada, Navi Pillay, señaló que el objetivo de la misión será recopilar la información necesaria para preparar un informe especial solicitado por el Consejo de Derechos Humanos (CDH)
El pasado 1 de octubre, el CDH adoptó una resolución en la que pedía a Pillay un informe exhaustivo sobre los abusos a los derechos humanos desde que ocurrió el golpe de Estado, a finales de junio
La misión preparará ese informe, cuyas conclusiones y recomendaciones serán presentadas por Pillay a la Asamblea General de la ONU el próximo mes
Por otra parte, la Alianza Bolivariana Para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) aprobó este viernes aplicar "sanciones económicas y comerciales en contra del régimen golpista" de Honduras y no permitir el ingreso o permanencia en el territorio de estos países de los responsables del golpe que llevó a Roberto Micheletti al poder
La resolución fue aprobada por unanimidad en la primera sesión de la VII Cumbre Extraordinaria de la ALBA que se celebra en Cochabamba, Bolivia, y establece además que no se reconocerá ningún proceso electoral realizado bajo el mismo régimen golpista, ni ningún resultado del mismo
Los miembros de la ALBA también convocarán a reuniones "extraordinarias e inmediatas" de organismos regionales e internacionales como la ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y el Grupo de Río, entre otras, para discutir el tema
Asimismo, el bloque bolivariano pedirá a las Naciones Unidas el establecimiento de una "comisión especial de cancilleres" que exija al gobierno de facto "respeto a la inviolabilidad de la misión diplomática" de Brasil en Tegucigalpa
La citada comisión deberá demandar condiciones de seguridad "humanitarias y adecuadas" para la permanencia de Zelaya, su familia y sus acompañantes en la Embajada brasileña en Honduras

Comentarios