Obama asume responsabilidad por errores tras atentado fallido

martes, 29 de diciembre de 2009

MÉXICO, D.F., 29 de diciembre (apro).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió que “errores sistémicos inaceptables” permitieron que un fundamentalista nigeriano estuviera a punto de lograr su objetivo de derribar un avión comercial el pasado 25 de diciembre, y asumió toda responsabilidad por las fallas cometidas.

         Por medio de una declaración emitida desde Hawai, donde pasa sus vacaciones de fin de año con su familia, el presidente de Estados Unidos calificó de inaceptables la serie de errores cometidos y que permitieron al nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab, de 23 años de edad, subir cargado de explosivos a un avión de la aerolínea Northwest con el fin de hacerlo explotar.

         “Cuando nuestro gobierno tiene información sobre un extremista identificado y esa información no se comparte y no se actúa como se debería, y este extremista se sube a un avión con explosivos peligrosos que podrían haber costado unas 300 vidas, ha ocurrido una falla sistémica y yo considero que es algo totalmente inaceptable", destacó.

         “Lo que es evidente es que hubo una mezcla de errores humanos y sistémicos que contribuyeron a este catastrófico quebranto de la seguridad", agregó Obama, quien de inmediato manifestó confianza en que las dos revisiones que ordenó en torno al incidente, arrojen “más luz” sobre los hechos y permitan corregir las fallas en los controles y sistemas de alerta temprana.

         En ese sentido, el Obama dijo que es urgente rectificar los procedimientos que permitieron a Abulmutallab abordar con explosivos el avión de pasajeros. “Nuestra seguridad está en juego, y hay vidas en juego”, advirtió.

         Desde el pasado fin de semana, el gobierno de Estados Unidos ha sido blanco de severas críticas por las deficiencias exhibidas durante el frustrado atentado y su incapacidad para contenerlas con una explicación convincente.

         Ayer, la secretaria de Seguridad Interna (DHS), Janet Napolitano, reconoció errores en la seguridad de los aeropuertos y controles de alerta, luego de que un día antes asegurara que, pese al incidente, “el sistema sí funcionó”.

Obama criticó que aun cuando el padre de Abdulmutallab había notificado a las autoridades estadunidenses sobre la radicalización de su hijo y las amenazas que hizo contra Estados Unidos, la información no alcanzó todos los canales apropiados, pues el presunto terrorista  no fue incluido en la lista de personas que tienen prohibido viajar en avión a Estados Unidos.

         Sin embargo, agregó que hubo otras deficiencias, ya que aun sin este reporte, hubo piezas de información disponibles entre la comunidad de inteligencia que debieron haber sido conjuntadas", explicó.

Obama dijo que si esta información y las “luces rojas” derivadas del comportamiento de Abdulmutallab hubieran sido compartidas y manejadas, el joven nunca habría podido abordar el vuelo 253 de Norhwest.

Comentarios