Confía la OEA en que Lobo restaure orden en Honduras

viernes, 4 de diciembre de 2009

MEXICO, D.F., 4 de diciembre (apro).- El presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, es la persona "mejor posicionada" para impulsar la restauración del orden democrático en ese país, afirmó hoy José Miguel Insulza, secretario general de la OEA,

           Durante la sesión extraordinaria del Consejo Permanente, convocado para evaluar la crisis en Honduras tras las elecciones del domingo pasado y el voto del Congreso en contra de la restitución de Manuel Zelaya, Insulza dijo que la velocidad con la que se logre este objetivo depende de "la voluntad efectiva del nuevo gobierno, específicamente de las iniciativas que tome" Lobo.

           Señaló que los pasos dados hasta ahora en Honduras no han servido para resolver la crisis en ese país, y dijo que "el presidente que asumirá el cargo el 27 de enero está en la mejor posición para iniciar la restauración".

          Añadió: "El puede poner fin a la persecución contra Zelaya, separarse clara y públicamente de lo ocurrido en estos meses, restablecer plenamente la vigencia de los derechos humanos y las libertades públicas y convocar a todas las fuerzas democráticas a un gran acuerdo nacional".

           Insulza indicó que al margen de la vigencia o no del Acuerdo Tegucigalpa-San José, Lobo contribuiría "poderosamente" a normalizar la situación.

           Para ello, dijo, es necesaria la creación inmediata de un gobierno de unidad que permita iniciar la reconciliación y evite que el nuevo presidente reciba el mando de manos de los autores del golpe de Estado.

          Además, añadió, que permita la normalización de la situación de la embajada de Brasil y "la plena libertad del presidente Zelaya para vivir en su país, con respeto a sus derechos y sin más persecución".

           Respecto de las elecciones, Insulza reiteró que se realizaron sin observadores de la OEA, Naciones Unidas y la Unión Europea, por lo que, “para nosotros, no es posible entregar un veredicto definitivo" acerca de estos comicios.

           Sostuvo que las elecciones del pasado domingo se produjeron "en circunstancias muy especiales, con un estado de emergencia proclamado por el gobierno de facto y estando pendiente el cumplimiento de los compromisos del Acuerdo Tegucigalpa-San José".

          Sin embargo, agregó, "parece evidente que no habrá obstáculos internos a la toma de posesión, el próximo 27 de enero" de Lobo.

           Afirmó: "Esa es la realidad con la que debemos contar y frente a ella deberán pronunciarse los países miembros".

            Reconoció que las diferencias entre los países con respecto de las elecciones "son efectivas", pero afirmó que "reconocer o no a otro gobierno como legitimo es prerrogativa de todo gobierno soberano y cada uno de nuestros Estados tomará libremente su decisión al respecto".

         Sobre el voto del Congreso de Honduras el pasado 2 de diciembre, Insulza afirmó que hubo presiones.

         El diputado del Partido Nacional, Rigoberto Chang Castillo, presidente de la Comisión Ordinaria de Asuntos Constitucionales, había dicho que los legisladores que cambiaran su voto en relación al 28 de junio estarían "incurriendo en un crimen violentando la Constitución y serán requeridos por el Ministerio Público".

         Al respecto, Insulza dijo: "Esa advertencia, en abierta contradicción con los estándares que rigen las deliberaciones de cualquier Parlamento, es una clara amenaza".

          Agregó: "Es verdad que el Acuerdo Tegucigalpa-San José permitía en su texto una decisión en uno u otro sentido. Pero ello debía ocurrir en una sesión libre de presiones, realizada tras la formación de un gobierno de unidad y reconciliación nacional. La sesión del 2 de diciembre fue en realidad una simple repetición del libreto del 28 de junio, con los mismos protagonistas".

           Ante el nuevo escenario, Insulza afirmó que se requerirán otras acciones, "cuya velocidad dependerá fundamentalmente de la voluntad efectiva del nuevo gobierno a alcanzar la reconciliación nacional, específicamente de las iniciativas que Lobo adopte antes y después de su instalación".

Comentarios