Al Qaeda reivindica plagio de tres españoles y un francés

martes, 8 de diciembre de 2009

MADRID, 8 de diciembre (apro).- El grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) reivindicó esta mañana el secuestro de tres ciudadanos españoles, miembros de la organización social Barcelona Acció Solidária, en Mauritania, y de  un francés el pasado 25 de noviembre en Malí.
    Un portavoz de la célula de Al Qaeda en la región norteafricana difundió un mensaje de audio a través de la cadena de televisión Qatarí Al Jazeera, en la que señala que “Francia y España serán informadas posteriormente de las legítimas reivindicaciones de los muyahidines”.
    Por su parte, el gobierno español emitió este mediodía un comunicado, en el que da “credibilidad” a la reivindicación de Al Qaeda, luego del estudio que realizaron los expertos del comité técnico de los ministerios de Defensa, Interior, Exteriores y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).
    Esta reivindicación de Al Qaeda se refiere al secuestro de los cooperantes catalanes Albert Villta, Alicia Gámez y Roque Pascual, secuestrados el pasado 29 de noviembre, y del francés Pierre Camatte, detenido cuatro días antes en Menaka, en el noreste de Malí, cerca de la frontera con Níger.
    La cadena de televisión Al Jazeera difundió el mensaje grabado, que dice: “Dos unidades de valientes muyahidines (combatientes) han logrado secuestrar a cuatro europeos en dos operaciones distintas: la primera en Malí, donde fue secuestrado el 25 de noviembre el francés Pierre Camate; y la segunda en Mauritania, donde fueron capturados el 29 de noviembre tres españoles”.
    El portavoz de la organización terrorista fue identificado como Saleh Abu Mohamed, quien dijo que los dos países serán informados posteriormente sobre las reivindicaciones del grupo extremista.
    El pasado 29 de noviembre, Apro informó que el convoy de la ong española Barcelona Acció Solidária, fue atacado por hombres armados y encapuchados cuando llevaban ayuda humanitaria a Dakar. El ataque se realizó a unos 150 kilómetros de Nuakchot, en la carretera que une la capital con Nuadibú.
    Los tres secuestrados ocupaban el vehículo de la retaguardia y fueron copados por los plagiarios cuando se retrasaron un poco del resto de la caravana.
Los ministros de Asuntos Exteriores y de Interior españoles, Miguel Ángel Moratinos y Alfredo Pérez Rubalcaba, respectivamente, manifestaron sus sospechas de que este secuestro haya sido cometido por Al Qaeda.
Las autoridades de Mauritania y países vecinos desplegaron una operación de búsqueda de los secuestrados. Días después, incluso, se difundió una noticia, en el sentido de que habían sido ubicados, pero no fue confirmada oficialmente.
Este caso ha sido manejado con el más absoluto sigilo por parte de las autoridades españolas, después de los conflictos que enfrentó el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en la crisis del barco Alakrana, secuestrado por piratas en Somalia, y del que hubo no sólo un enorme debate político, sino permanentes filtraciones a los medios de comunicación, que complicaron el caso.
El sitio electrónico del periódico La Vanguardia difundió hoy que en la ong catalana, que organizó la caravana solidaria en que viajaban los secuestrados, apeló a la prudencia y declinó valorar la noticia hasta tener información oficial.
Este brazo norteafricano de Al Qaeda, que mantiene sus objetivos en Europa, y que opera en la región del Sahel (franja que colinda en el norte con el Sahara y al sur con África central) reivindicó la captura del británico Edwin Dyer, uno de los seis secuestrados en Níger en enero pasado.
Desde entonces, la organización radical amenaza con asesinar a Dyer si el gobierno británico no libera a Abu Qatada, un clérigo musulmán prisionero en Reino Unido.

Comentarios