"Preocupante", la posición de México sobre conflicto en Honduras: Chávez

martes, 8 de diciembre de 2009

MEXICO, D.F., 8 de diciembre (apro).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, afirmó hoy que la posición de México sobre el conflicto en Honduras "es preocupante".
          Durante la XXXVIII Cumbre de Presidentes del Mercosur, en Montevideo, Chávez expresó:
          "Cuidado. Empiezan a buscar salidas honrosas. No podemos aceptar nada sino que (el presidente depuesto Manuel) Zelaya vuelva al gobierno y que haya de nuevo elecciones".
          De esta manera, Chávez salió al paso del discurso de la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinoza, en nombre del gobierno de Felipe Calderón, quien no asistió a esta cumbre en la capital de Uruguay.
          Chávez, quien exigió al Mercosur adoptar una posición "digna", señaló: "Pobre de aquellos gobiernos que empiecen a darle vuelta a esto para maquillar la brutalidad más grande que ha ocurrido" en Honduras.
          Afirmó que “el dictador (Roberto Micheletti) saldrá por la puerta grande", por lo que hizo un llamado a la "dignidad y a la verdad".
         En su discurso, Chávez insistió que la intervención de la canciller de México lo ha dejado "preocupado", posición que antes había sido expuesta casi en términos similares por el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, y por el vicecanciller de Ecuador, Lautaro Poso.
           Lugo dijo que la crisis en Honduras es un "mal precedente y peligrosisimo", y señaló: "Ahora nos quieren presentar un golpe de Estado como vía apta para organizar procesos electorales".
          Añadió: "Si veíamos en Uruguay una manera saludable de hacer política, el golpe y las elecciones de Honduras son sus antípodas. La elección de candidaturas de derecha, centro o izquierda debería ser derecho exclusivo del poder soberano".
           Por su parte, Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay, dijo que el Mercosur emitiría hoy una declaración sobre la situación en Honduras.
           Recientemente, el Mercosur condenó y desconoció las elecciones y al nuevo gobierno de Honduras.