Insiste Obama en revisar el TLCAN

jueves, 19 de febrero de 2009 · 01:00
WASHINGTON, 19 de febrero (apro) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró su intención de reabrir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado con Canadá y México, para revisar y reincorporar al acuerdo tripartita los llamados temas paralelos, relacionados con los sectores laboral y ambiental
 "Me inquieta que con el compromiso del TLCAN se tienen acuerdos paralelos sobre temas laborales y de medio ambiente, si esos acuerdos paralelos significan algo, entonces bien podrían incorporarse a todo el cuerpo del tratado para que puedan, de manera efectiva, instrumentarse", declaró Obama durante la conferencia de prensa conjunta con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, en su primera visita al extranjero que realiza desde su llegada a la Casa Blanca, el 20 de enero
Obama, en su determinación por someter a renegociación al TLCAN por su inconformidad con los acuerdos paralelos, se mantiene en la línea de iniciar una pequeña disputa comercial con México y Canadá, cuyos gobiernos no están de acuerdo con él
"Es importante que al hablar de nuestra relación con México o con Canadá, que los países expresen sobre el trato que reciben sus trabajadores, y todos los países están (también) preocupados por los temas ambientalistas", subrayó el presidente de Estados Unidos
El presidente estadunidense eludió utilizar la palabra renegociación o apertura del TLCAN y fue muy cuidadoso con su lenguaje para evitar que en su visita a Canadá, se iniciara una disputa abierta con Harper
"Mi esperanza es que nuestros asesores e integrantes de los equipos económicos puedan solventar esto, que encuentren un método que no afecte la extraordinariamente importante relación que existe entre Estados Unidos y Canadá", acotó Obama
Con una mueca de molestia en el rostro, el primer ministro canadiense le expresó de inmediato su inconformidad al presidente de Estados Unidos; advirtió que la reapertura del TLCAN podría ser muy dañina para el futuro comercial norteamericano
"Estamos perfectamente dispuestos a revisar para determinar de qué forma podremos abordar las preocupaciones, pero entiendo que sin tener que abrir a todo el TLCAN", indicó el primer ministro de Canadá
Desde el año pasado, cuando era candidato a la presidencia de Estados Unidos, Obama prometió a los trabajadores de su país, y en especial a los sindicatos laborales, que de ganar la Casa Blanca tomaría la iniciativa para someter al TLCAN a una renegociación con Canadá y México Ahora, como presidente, aunque con un lenguaje más prudente, Obama está demostrando que hará todo lo necesario para cumplir esa promesa
Además de Harper, el presidente mexicano Felipe Calderón se opone a la renegociación del TLCAN, ya que la apertura de este acuerdo podría desatar una guerra comercial
Bajo su conformación, el TLCAN no está sujeto a ninguna revisión porque si no fuera así, cada vez que algún país tuviera alguna inconformidad en cualquier aspecto comercial, el tratado tendría que volverse a negociar para ajustarlo a las necesidades del país quejoso o demandante
"Tenemos que ser muy cuidadosos para evitar enviar señales de proteccionismo", puntualizó Obama, quien también aclaró que cualquier revisión a los acuerdos paralelos del TLCAN debe estar en concordancia con las obligaciones comerciales de Estados Unidos, bajo las reglas establecidas en la Organización Mundial de Comercio (OMC) y del propio tratado firmado con Canadá y México
Respecto al inciso conocido como Buy America, integrado en el paquete de recuperación económica por 787 mil millones de dólares que esta semana Obama promulgó en ley, indicó que pese a que estipula la inversión en infraestructura para crear empleos pero con la condición de utilizar materiales producidos en la Unión Americana, como el acero, por ejemplo, su gobierno no lo utilizará para cerrarle las puertas al intercambio comercial, ni para violar los mandatos a los que está sujeto Estados Unidos bajo el TLCAN
Al abordar el tema de Buy America, Harper lanzó otra advertencia a Obama al reiterarle que, pese a que tanto en la OMC como en el TLCAN se hacen excepciones para la aplicación de medidas preferenciales para que los gobiernos puedan comprar productos nacionales, las reglas del comercio internacional también aplican limitaciones a esta práctica que muchos califican como proteccionismo
"Esperamos que Estados Unidos se adhiera a sus obligaciones internacionales", expresó el primer ministro canadiense
 

Comentarios