Petroleras, tras el Golfo de Guinea

viernes, 6 de marzo de 2009
MÉXICO, DF, 6 de marzo (apro) - El 2 de marzo pasado un grupo de militares acribilló al presidente de Guinea Bissau, Joao Bernardino Vieira El hecho ocurrió unas horas después que el jefe del Estado Mayor, Tagmé Na Waié, falleciera en un atentado con bomba en el cuartel general del Ejército Fue al parecer un ajuste de cuentas
Na Waié derrocó a Vieira, pero éste recuperó el poder a través de las urnas Desde entonces fueron enemigos acérrimos En noviembre de 2008, el presidente ya había sufrido un ataque y, en enero de este año, elementos de su seguridad dispararon contra el general
El 17 de febrero, en un hecho confuso, un comando asaltó el palacio presidencial en Guinea Ecuatorial El presidente Teodoro Obiang no se encontraba ahí, pero tampoco enfrentaba una situación desconocida Las asonadas contra su largo gobierno de 30 años han sido una constante
Esta vez se acusó al Movimiento de Emancipación del Delta del Níger, un grupo paramilitar que dice luchar "contra la explotación y la degradación del entorno natural por parte de las multinacionales extranjeras del petróleo" Éste lo negó y acusó del ataque al gobierno de Nigeria, "que quiere poner a un disidente en la Presidencia" A fines de año están previstas elecciones en el país
El 22 de diciembre pasado, después de 24 años de gobierno, falleció en la República de Guinea el presidente Lansana Conté
La Constitución dispone que el presidente de la Asamblea Nacional asuma el interinato y convoque en 60 días a elecciones, pero, a las pocas horas, un grupo de oficiales del Sjército suspendió la Carta Magna, disolvió el gobierno y prohibió las actividades sindicales y políticas Luego integró una junta cívico-militar de transición
Encabezado por Moussa Dadis Camara, el autodenominado Consejo Nacional para la Democracia y el Desarrollo acusó al fallecido Conté de llevar al país a una situación económica de catástrofe, debido a una corrupción generalizada, el desvío de fondos públicos y la anarquía en la conducción del Estado
Más tarde, el 15 de enero, se presentó un programa para sanear estos males, y los militares aseguraron que, una vez puesto el orden, se convocaría a elecciones generales
Las tres Guineas no sólo comparten el nombre, sino también la historia
Ubicadas en la costa occidental de África, todas fueron colonias Guinea Bissau de Portugal, Guinea Ecuatorial de España y Guinea, que frecuentemente utiliza el nombre de su capital, Conarky, para distinguise de las otras dos, de Francia
Todas, también, han conservado como oficial su lengua colonial y mantenido una estrecha relación política y comercial con sus antiguas metrópolis
Su periodo independiente también es semejante
Las tres se independizaron durante el proceso de descolonización de los sesenta y setenta, y después de la euforia revolucionaria inicial vivieron etapas de violenta inestabilidad, hasta derivar en largos gobiernos autoritarios, todos instalados mediante golpes de Estado
El asesinado Nino Vieira se impuso en 1980; el asediado Teodoro Obiang en 1979, y el fallecido Lansana Conté en 1984
Con una ubicación geográfica privilegiada y enormes recursos naturales, las tres Guineas han mantenido un esquema de desarrollo de dirigentes riquísimos y población miserable, sometida además a toda clase de violaciones a sus derechos humanos, políticos y sociales
Pero, desde mediados de los noventa, se ha agregado un factor más de conflicto y desigualdad Porque, además de dar su nombre al enorme Golfo que tienen enfrente, las costas guineanas han evidenciado ser ricas en petróleo y, se avizora, en gas
El caso más espectacular ha sido el de Guinea Ecuatorial, donde en menos de diez años se pasó de una producción de cero a un promedio de 400 mil barriles de petróleo diarios
Y aunque el país todavía no es un gran exportador, ya se ubica en el séptimo lugar entre los productores de África, con tendencia a crecer, pues las prospecciones de los últimos cinco años se han multiplicado por diez
También se multiplicó el PIB per cápita, que en el mismo periodo pasó de 330 a 6 mil dólares anuales, convirtiendo a Obiang en uno de los hombres más ricos del mundo Él, que a principios de los noventa vio cómo los gobiernos occidentales y los organismos financieros internacionales le daban la espalda por sus excesos, hoy es recibido en las principales capitales occidentales: China lo corteja y Venezuela le da asesoría técnica
Aunque en las listas internacionales de producción y reservas probadas aparece todavía en ceros, Guinea Bissau ya sigue los pasos de su homónima ecuatorial
Más allá de los depósitos conocidos en la frontera con Senegal, Petroguin, la empresa nacional de investigación y exploración petrolífera, anunció que las licencias expedidas empezaban a dar resultados, y que las prospecciones off-shore revelaban la existencia de petróleo con valor comercial
Presentes están ya las angloamericanas Premier Oil West Africa y la Occidental Sterling, y la francesa Maurel & Prom Y China ya se apuntó para las futuras exportaciones
En 2005 se suspendió la apertura de nuevos pozos de exploración, para que los intereses de negocios no interfirieran con las elecciones presidenciales Ahora que Vieira y el general Na Waié fueron asesinados, es de suponerse que habrá otro compás de espera
Con la mayor parte de su superficie tierra adentro, Guinea Conarky no ha incursionado aún en las exploraciones marítimas, aunque desde hace dos decenios realiza explotaciones en su plataforma continental
Ante las proyecciones positivas en el Golfo se espera, sin embargo, que pronto lo haga Por ahora ocupa el primer lugar como productor de bauxita, con un tercio de las reservas mundiales, y dispone de oro, hierro, uranio, diamantes, alúmina y otros minerales preciados
Esta combinación de riquezas ha atraído siempre a negociantes de todo el mundo al continente africano, pero el descubrimiento reciente de reservas de petróleo en su costa occidental ha desatado una actividad verdaderamente febril
Actores extranjeros de toda índole, desde serios empresarios y funcionarios gubernamentales, hasta aventureros y saqueadores, pululan por la zona, mientras a toda marcha se perforan pozos, se tienden ductos y se modernizan las instalaciones portuarias
Y no es para menos Según el US Corporate Council on Africa, durante los últimos diez años la tasa más acelerada de descubrimiento de nuevas reservas petroleras en el mundo se ha ubicado en las costas africanas y, más concretamente, en el Golfo de Guinea (siete de cada ocho nuevos barriles detectados provienen de esta zona)
Aunque las fuentes difieren, las estimaciones sobre los depósitos comprobados off-shore en el arco de la costa occidental africana, que va desde Costa de Marfil hasta Sudáfrica, varían entre 20 mil y 30 mil millones de barriles diarios, aunque hay analistas que prevén cifras de hasta 90 mil millones, con reservas por explorar todavía más altas, de buena calidad y con rutas de transporte más cortas que las de Oriente Medio
Según los datos más recientes, esta región representa hoy 9% de las reservas petroleras mundiales, y su producción conjunta sobrepasa ya los 45 millones de barriles diarios, superando a Irán, Arabia Saudita o Venezuela
Tan sólo Nigeria produce unos 25 millones de barriles diarios, seguida de Angola con poco más de un millón, y Guinea Ecuatorial que se acerca cada vez más al medio millón
Ya ahora se estima que el África Occidental provee alrededor de 15% de las importaciones petroleras de Estados Unidos Y, según el National Intelligence Council, este porcentaje podría elevarse hasta 25% en los próximos tres lustros
La Unión Europea se lleva por el momento 22%, y China, que ha escalado al segundo lugar mundial de consumo de petróleo pero que tiene que importar 40% de éste, surte por lo menos una tercera parte en esta zona
Estadunidenses, europeos y chinos han abierto oficinas no sólo en los tres grandes productores, sino también en Benin, Camerún, República Democrática del Congo, Gabón, las otras dos Guineas, Togo y Sao Tomé, y todas las principales multinacionales (British Petroleum, Exxon, Chevron, Shell, Elf, Repsol, etcétera) libran una feroz batalla por hacerse del control de la producción petrolera presente y futura
Ya en los últimos años de la administración Clinton, cuando empezó a fluir la información sobre las gigantescas reservas del Golfo de Guinea, pero sobre todo en la de Bush, el National Energy Policy Development Group recomendaba "revigorizar las relaciones comerciales con África y profundizar los nexos bilaterales y multilatertales, con el fin de crear un ambiente más receptivo para el comercio, las inversiones y las operaciones petroleras"
Así, en 2003 George W Bush se lanzó a una gira por Senegal, Nigeria, Uganda, Botswana y Sudáfrica, envuelta en un discurso humanitario de fomento al desarrollo, fortalecimiento de la democracia, combate al sida, a la violencia y al terrorismo
No muchos le creyeron, pues como señaló entonces el Media Review Network de Pretoria, su visita "tiene mucho más que ver con la desesperada búsqueda de proveedores alternativos de petróleo, que con el desarrollo de África"
No obstante, varias visitas posteriores a otros países africanos habrían de sucederse, y una multitud de foros y conferencias patrocinados por instituciones estadunidenses públicas y privadas, particularmente relacionadas con la seguridad y el petróleo, empezaría a llevarse a cabo en las capitales del litoral africano occidental
Más aún, la presencia militar estadunidense en el Golfo de Guinea pasó de cero, en 2004, a un patrullaje constante en 2006
Aunque Bush persistió en su discurso y las fuerzas navales estadunidenses entran a puerto para realizar misiones "humanitarias", su subsecretaria de Estado adjunta para Asuntos Africanos, Jendayi Frazer, fue más clara:
"Lograr la seguridad costera del Golfo de Guinea es de suma importancia para el comercio de Estados Unidos y las oportunidades de inversión en África, para nuestra seguridad de energía y para contener las amenazas transnacionales, como el tráfico de narcóticos y de armas, la piratería y la pesca ilegal", dijo
Ciertamente, el ambiente en el Golfo de Guinea dista de ser idílico Los costos de la pesca ilegal se estiman en unos mil millones de dólares al año; la violencia en el Delta del Níger causa por lo menos mil muertos en el mismo lapso; los sabotajes y robos a las instalaciones petroleras son constantes; los asaltos y secuestros de trabajadores y funcionarios vinculados con la industria del petróleo van al alza, lo mismo que los actos de piratería y los ataques armados en el mar
Y a esto se suma el tráfico de drogas, armas y personas
Hasta ahora, la administración de Barack Obama no se ha pronunciado explícitamente sobre cuál será su política hacia esta zona aunque, por razones estratégicas, se da por descontado que será la misma
Sin embargo, se espera del primer presidente negro de Estados Unidos, con un padre keniano, tenga una mayor sensibilidad hacia las penurias y los abusos que sufre la población africana, porque pese a tanto petróleo y tanto interés, para ella poco ha cambiado: las estadísticas indican, inclusive, que está peor
 
 

Comentarios