La purga en Cuba

sábado, 7 de marzo de 2009
Carlos Lage Dávila, y Felipe Pérez Roque eran los principales representantes de las nuevas generaciones de políticos cubanos Dentro y fuera de la isla se les consideraba como sucesores naturales de Fidel y Raúl Castro Su destitución ?motivada por "errores" y "ambiciones" aún no explicados por el gobierno de la isla? afianza en el poder al grupo de los llamados "históricos", formado por hombres que participaron en la guerrilla de la Sierra Maestra, así como a colaboradores cercanos a Raúl, los cuales ocupan ahora cargos claves en el gobierno y en el Partido Comunista de Cuba


LA HABANA- 
Los reacomodos en la cúpula del poder político de Cuba marcan el regreso de los  dirigentes "históricos", aquellos que participaron en la lucha revolucionaria y que, aglutinados en torno de Raúl Castro, se afianzan en los principales cargos del régimen de la isla
         Más aún, la destitución del vicepresidente Carlos Lage Dávila y del canciller Felipe Pérez Roque ?ambos cercanos al máximo líder Fidel Castro? eliminó a los principales representantes de las nuevas generaciones de políticos de Cuba, los cuales eran considerados ?dentro y fuera de la isla? como sucesores naturales de Fidel y Raúl Castro Lage, de 58 años, era miembro de la generación que participó en la campaña de alfabetización y en las misiones militares en Angola y Etiopía Pérez Roque, de 44 años, era miembro de la generación nacida poco después del triunfo de la revolución
         En los hechos, el círculo íntimo de Raúl Castro afianzó su poder Lo hizo con la anuencia de Fidel Un dato es ilustrativo: diez militares ?varios de los cuales realizaron sus carreras bajo la protección de Raúl? ocupan ahora importantes cargos en el gobierno
            El lunes 2 una "nota oficial" del Consejo de Estado de Cuba informó sobre la destitución de 10 funcionarios del gobierno, entre ellos Lage y Pérez Roque, como parte de la anunciada reestructuración de la Administración Central del Estado Advirtió que tales cambios fueron tomados "a propuesta del presidente (Raúl)" y "previa consulta del Buró Político" del Partido Comunista de Cuba (PCC), máximo órgano de poder de la isla, del cual Fidel forma parte 
        
Este es un adelanto El reportaje completo está incluido en la edición 1688 de la revista Proceso

Comentarios