Duelo de tres días en Argentina por muerte de Alfonsín

miércoles, 1 de abril de 2009 · 01:00
MÉXICO, D F, 1 de abril (apro)- Tras la muerte del expresidente de Argentina, Raúl Alfonsín, cuyos restos serán velados esta noche en la sede del Parlamento de ese país, el gobierno dispuso un duelo de tres días
Los edificios públicos y escuelas amanecieron con la bandera argentina a media asta, que permanecerá así hasta que se cumplan los tres días de duelo nacional declarados por la presidenta Cristina Fernández
Este miércoles, a su llegada al Parlamento, cientos de personas recibieron con aplausos y vítores el féretro del expresidente, quien murió ayer por la noche, a los 82 años, a causa de un cáncer de pulmón agravado por una neumonía
         Los restos de Alfonsín, presidente de Argentina entre 1983 y 1989, serán sepultados el jueves 2 en un panteón de la Unión Cívica Radical (UCR), en el cementerio de Recoleta, en la zona norte de Buenos Aires
         En la acera de la Plaza de los dos Congresos, frente al Parlamento, fueron colocados carteles con la figura del exmandatario, en uno de los cuales que se leía: "Por las luchas de ayer, por los derechos de hoy, por la igualdad de mañana Juventud Radical (UCR)"
         Otro, firmado por "Los hijos de la democracia", decía: "Sos nuestra bandera"
En tanto, la prensa dedicó hoy grandes espacios a recordar a quien fuera el primer presidente de la transición democrática iniciada en octubre de 1983, luego de siete años y medio de una cruenta dictadura militar
José Ignacio López, vocero de Alfonsín durante su presidencia, recordó los últimos momentos del expresidente: "Estaba lúcido, sereno y en paz, pero angustiado por la situación del país"
Abundó:
"Era un hombre de paz; murió haciendo un esfuerzo para recuperar el sentido de construcción de la política, de diálogo y no de confrontación Este fue su testamento"
Por su parte, el expresidente Néstor Kirchner señaló que éste "es un momento de dolor para todos los argentinos y debemos reconocerle (a Alfonsín) su fuerza y su capacidad de lucha Su nombre ya está escrito en la historia"
Alfonsín fue dirigente de la UCR y elegido democráticamente en 1983 para conducir un país devastado por una dictadura militar instaurada en 1976, que dejó alrededor de 30 mil desaparecidos, según organismos de derechos humanos
Su gestión quedó grabada por dos episodios clave: el juicio a las juntas militares y una crisis hiperinflacionaria --un 3079,5% en 1989--, circunstancia que lo obligó a entregar el poder seis meses antes al peronista Carlos Menem
Además, jugó un papel protagónico en la transición a la democracia que siguió a la derrota en la guerra contra Gran Bretaña por la posesión de las Islas Malvinas (Falkland), en el Atlántico sur, en 1982
A pocos días de asumir la presidencia argentina, Raúl Alfonsín dio el aval político para que, por primera vez en la historia del país sacudido por seis golpes militares, se juzgara a los cabecillas del régimen militar

Comentarios