EU y FMLN: cerca de finalizar su "guerra histórica"

sábado, 25 de abril de 2009 · 01:00
SAN SALVADOR, 24 de abril (apro) - Las relaciones entre El Salvador y Estados Unidos han dado un vuelco que hasta hace pocos días era impensable La "tortilla" se ha volteado, como dice un canto popular sudamericano: la izquierda, antes era enemiga de Washington; ahora promete buena y mejor amistad con la nación imperial
La guerra histórica entre la izquierda exinsurgente salvadoreña y Washington están cerca de finalizar
Pero esta nueva relación parte de una realidad: el ascenso al poder en Estados Unidos de Barack Obama, del Partido Demócrata (PD), así como el triunfo de Mauricio Funes en las elecciones presidenciales del 15 de marzo pasado, quien fue candidato del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), pero representa a amplios sectores moderados de la sociedad salvadoreña
Por otra parte, los actuales gobernantes centroamericanos, representantes de tendencias que van desde la izquierda revolucionaria, como el nicaragüense Daniel Ortega, hasta la derecha democrática, como Oscar Árias, tienen posiciones más independientes respecto de Washington, en comparación con décadas pasadas cuando imperaron dictaduras militares y gobiernos "neoliberales", que se consideraban "aliados" de primera línea de Estados Unidos en su lucha "anticomunista"
En la actualidad, Washington busca un nuevo tipo de vínculo, indican observadores y dirigentes políticos, estimulado por la forma de gobernar del presidente Obama, quien tiene que concentrar sus energías en sortear la más aguda crisis económica y financiera en la historia de su país
Aunque Washington respaldó la inserción del FMLN en la vida política legal en 1993,  luego de los acuerdos de paz en 1992, siempre mantuvo su preferencia por la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), que ha gobernado El Salvador desde 1989
En 2004, durante la campaña electoral presidencial, funcionarios estadunidenses brindaron apoyo explícito al entonces candidato de ARENA y ahora presidente Antonio Saca, al declarar que si el FMLN ganaba esas elecciones corría peligro el envío de remesas desde ese país norteamericano a los salvadoreños
En la Guerra Fría, Centroamérica era  el "patio trasero" de los estadunidenses y gobernada casi en su totalidad por regímenes militares que le eran dóciles Sin embargo, a partir del 1 de junio en esta región convulsionada estarán en el gobierno dos  antiguos movimientos guerrilleros: el Frente Sandinista (FSLN), en Nicaragua, y el FMLN, en El Salvador
Ambos movimientos fueron aliados de Cuba durante sus guerras civiles (en las décadas de 1970 y 1980) Ahora, además de continuar en buenas relaciones con Cuba, también son amigos del presidente venezolano Hugo Chávez, quien cada vez más cobra influencia en la región a través de su cooperación petrolera y de su integración denominada Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA)
El Salvador y Estados Unidos han mantenido una relación estrecha históricamente, pero no en términos de igualdad, sino el país centroamericano como defensor de los intereses estadunidenses en el istmo
Durante la guerra civil salvadoreña (1980-1992), Washington proporcionó apoyo político, económico y militar a los sucesivos gobiernos que combatieron al ejército  guerrillero del FMLN, que era respaldado por Cuba, la Unión Soviética y Nicaragua
En ese período, Estados Unidos proporcionó cerca de tres mil millones de dólares a los regímenes salvadoreños, según estimaciones de organizaciones no gubernamentales de este país, que también acusaban a Washington de asesorar a las fuerzas del Estado en prácticas violatorias de los derechos humanos, como la tortura, las masacres y las desapariciones


La guerra civil perturbó a Washington
La guerra civil salvadoreña produjo perturbaciones en el propio Estados Unidos, donde sus ciudadanos también se dividieron por culpa de la contienda
          En diciembre de 1980, tres monjas y una trabajadora social estadunidenses fueron violadas y asesinadas por miembros de las fuerzas de seguridad de El Salvador, poco después de su llegada a este país
          Por el otro lado, en 1985, un comando del FMLN asesinó en un atentado a cuatro asesores militares estadunidenses y a nueve civiles en un lugar turístico de San Salvador A esta acción se le conoce como la "Masacre de la Zona Rosa"
           En 1991, dos oficiales estadunidenses fueron asesinados por miembros del FMLN, cuando su helicóptero fue derribado en momentos en que sobrevolaba una zona bajo control guerrillero
En el clima de distensión marcado por la disolución de la Unión Soviética en 1991 y el fin de la Guerra Fría, el gobierno de Alfredo Cristiani (1989-1994) y el FMLN, firmaron el acuerdo de paz auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que puso fin a un conflicto armado causante de 75 mil muertes, la mayoría civiles El pacto, según observadores, no hubiera sido posible sin el aval de Estados Unidos
"Nosotros, desde 1992 hemos desarrollado una línea de acercamiento con figuras clave en la política de Estados Unidos, tanto del gobierno como en el Congreso", manifestó a Apro Sigfrido Reyes, secretario de Comunicaciones del FMLN, al describir el "proceso de acercamiento" entre ambas partes
Pero señaló que esa intención era bloqueada por algunos exfuncionarios estadunidenses ultra-conservadores que seguían considerando al Frente como "un adversario" de Washington
Y puso como ejemplos a Roger Noriega y Otto Reich, ambos exsecretarios de Estado adjunto para asuntos del hemisferio occidental  durante la administración de George W Bush (2001-2009)
Ese enfoque, sin embrago, ha sido superado y ahora perciben al FMLN como "un socio" para afrontar temas de común interés, como el desarrollo, comercio, el combate a la pobreza y la creciente emigración, relató el también diputado izquierdista, quien en agosto de 2008 fue invitado a la Convención Nacional del Partido Demócrata (PD), en la que se confirmó a Obama como candidato a la presidencia
En El Salvador, dijo Reyes, dirigentes del FMLN también han "interactuado con los distintos embajadores" estadunidenses, particularmente en los últimos años de la administración Bush
La "comunicación (con esos diplomáticos) fue bastante fluida y respetuosa", añadió
Para el exembajador Ernesto Arrieta Peralta, que actuó en el servicio diplomático salvadoreño entre 1970 y 2004, Obama es generador de un cambio en las relaciones internacionales, muy distante de su antecesor, George W Bush
El estilo de Bush de "dictar" al resto del mundo qué hacer "ya pasó", señaló Arrieta Peralta
Además, añadió, en la subregión "no existe ningún gobierno" que represente riesgos para la "seguridad nacional" estadunidense
Desde la postulación de Funes como candidato, en noviembre de 2007, el FMLN reforzó los contactos con diplomáticos estadunidenses para "desmontar viejos" prejuicios sobre las relaciones con un posible gobierno de izquierda, dijo a Apro el diputado Hugo Martínez, de ese partido de izquierda
Pocos días antes de los comicios, 30 congresistas publicaron un documento en El Salvador, en el que demandaban "elecciones justas y transparentes", una posición distante a la de la administración de Bush, reconoció Reyes
Martínez, miembro del "equipo de trabajo" del futuro gobierno de Funes, subrayó que Obama "implementa una nueva política para Centroamérica"
"Es muy significativo" que el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijera en la cumbre de presidentes centroamericanos realizada a fines de marzo en Costa Rica, que "vengo a escucharlos Quiero saber cuáles son sus expectativas en cuanto a nuestras relaciones", relató el parlamentario, testigo del encuentro
"Eso refleja un cambio radical", comentó Martínez
Funes asistió a la cumbre como invitado del presidente costarricense Óscar Arias, anfitrión de la reunión No estuvieron presentes los mandatarios Daniel Ortega, de Nicaragua, y Manuel Zelaya, de Honduras, quienes han criticado la política de Washington hacia la región
Dos días después de la victoria de Funes, Obama lo llamó por teléfono para felicitarlo y le ofreció apoyo para combatir el narcotráfico, la pobreza y la desigualdad y discutir la delicada cuestión migratoria
Estados Unidos es el principal destino de la emigración salvadoreña
Poco después, el secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Thomas Shannon, se reunió con Funes en San Salvador para reiterarle ese respaldo
Según el Banco Central de El Salvador, las remesas que llegan de trabajadores migrantes en 2008 alcanzaron los 3,787 millones de dólares, equivalentes a 17% del Producto Interno Bruto La mayor parte de esos fondos procede de Estados Unidos, donde viven el 90% de los casi tres millones de salvadoreños que han emigrado
Según organizaciones empresariales, 57 por ciento de las exportaciones salvadoreñas tienen como destino el mercado estadunidense
Estados Unidos ha comprendido que el FMLN es una "pieza clave de la política salvadoreña" y que en algún momento gobernaría este país, reflexionó Reyes sobre las razones del giro de la política exterior de Estados Unidos
Para el vocero del FMLN, el "realismo político" se ha impuesto y ha hecho comprender a los estadunidenses que tienen que "entenderse con el FMLN"
"Los cambios de gobierno tanto en Estados Unidos como en El Salvador abren una gran avenida de posibilidades para fortalecer las relaciones bilaterales, particularmente en la  lucha contra el crimen organizado y la corrupción", añadió Reyes
Obama y Funes coincidirán por primera vez en la V Cumbre de las Ameritas, que se realiza en Puerto España, Trinidad y Tobago este fin de semana, a la que el presidente electo salvadoreño ha sido invitado por la administración Obama

Comentarios