El bisturí del siglo XXI

viernes, 15 de mayo de 2009
BANGKOK, 15 de mayo (apro) - El bisturí del siglo XXI no entiende de médicos de toda la vida ni de fronteras, tampoco de continentes Los países asiáticos copan los primeros lugares de la clasificación mundial del denominado "turismo médico", que engloba a los viajeros que se trasladan a otros lugares para someterse a tratamientos y operaciones
En una noticia aparecida en el rotativo Bangkok Post, el pasado 18 de agosto, la Autoridad Turística de Tailandia (TAT) calculó 169 millones de visitantes extranjeros a Tailandia en 2008 para sujetarse a algún tratamiento, el principal destino mundial en este ámbito, para lo cual gastaron 2 mil millones de dólares en hospitales del país
El Hospital Internacional Bumrungrad se halla en pleno centro de Bangkok, una ciudad abigarrada, desordenada y caótica Sin embargo, el Bumrungrad ?que en tailandés significa literalmente "cuidado para la gente"? emerge como un oasis de lujo y tranquilidad
Fundado en 1980, el mayor hospital privado del sudeste asiático tiene instalaciones comparables a cualquier hotel de cinco estrellas Según afirma en su propio informe de resultados de 2008, este centro atendió, sólo el año pasado, a 400 mil pacientes internacionales, una media de más de mil personas al día
Un ejército de enfermeras y 70 traductores de 18 idiomas ayudan a superar cualquier barrera Y entre las curas estrella están la cirugía estética, la coronaria y los trasplantes renales
El sector del turismo médico crece exponencialmente cada año En 2007 supuso un ingreso en Asia de 1200 millones de dólares, según el semanario francés Courier Internacional, del 6 de febrero Y para 2012 prevén triplicar la cantidad
Según la rama de Soluciones Médicas de la consultora norteamericana Deloitte, citado por la revista, el año que viene 6 millones de estadounidenses viajarán al extranjero para recibir tratamiento En menos de una década esta cifra alcanzará los 16 millones, el 5% de la población actual de Estados Unidos, debido al aumento de jubilados ?unos 100 millones en los próximos años? que carecerán de un seguro médico que les cubra la sanidad en el país del mundo donde más caro cuesta enfermar, según la misma fuente
Un estudio de la Asociación Médica Estadounidense, citado por Courier Internacional, asegura que una operación de cirugía en Tailandia, Singapur o Costa Rica supone el 20% de lo que vale en Estados Unidos y con las mismas garantías de éxito
México, el segundo país de Latinoamérica con más operaciones, sólo por detrás de Brasil, ya sabe de los beneficios de esta modalidad: las autoridades federales calculan ingresos por un valor de 60 mil millones de dólares en cuatro años mediante atención a ciudadanos estadounidenses en las clínicas y hospitales de la zona fronteriza, según publicó la agencia Efe en una nota del pasado 23 de septiembre
 
El precio y la confianza
 
En Tailandia, las liposucciones y los arreglos dentales son las intervenciones más comunes, pero hay para todos los gustos y bolsillos Si se desembolsan 8 mil dólares y se dispone de dos semanas para hospitalizar, se puede practicar una operación de cambio de sexo en las clínicas que más cirugías de este tipo realizan en el mundo
La más demandada, sin discusión, es la operación de aumento de pechos, que cuesta menos de 3 mil dólares En una institución privada mexicana equivalente, la misma cirugía asciende hasta 50 mil pesos, casi 5 mil dólares, según datos de la Secretaría de Salud federal
Bien lo sabe Kelsey Simmonds, un neoyorquino de 45 años y residente en Filipinas, que vino a Bangkok por este motivo: su mujer cumplía 25 años y el regalo fue un viaje a Tailandia, con una semana en la playa y la guinda del aumento de mamas
"Me informé y muchos amigos me dijeron que era el mejor hospital de Asia, así que decidí venir a él para el regalo que mi mujer deseaba", cuenta Simmonds a Proceso, estirado en una camilla de la séptima planta del Bumrungrad El destino quiso que una inoportuna apendicitis recortara los días de asueto y le llevará a él también al quirófano sin cita previa
"Me operaron hace un par de días y mi novia decidió avanzar también la suya Estoy perfectamente pero todavía no la he visto", explica, procurando que la enfermera que acompaña a Proceso en la visita oiga claramente la reclamación
Pero se trata de la única queja de Simmonds, porque el resto ha sido casi perfecto "He tenido suerte de estar aquí, es un sitio fantástico", dice
La española Cristina Martí corrobora la elección Embarazada de ocho meses, Cristina se trasladó desde China, donde reside, a Tailandia, expresamente para dar a luz
"He venido a Bangkok a tener a mi segundo hijo porque es más barato y los médicos son de primer nivel En Pekín un parto con cesárea cuesta unos 16 mil dólares y en Bangkok sólo 2 mil 300"
La confianza se refleja en la aventura que emprenderá Marta, su hermana, que vive en Barcelona (España) y que podrá presenciar el parto "Ella necesita sesiones de diálisis tres veces por semana Desde mayo de 2007 sólo ha podido viajar una vez fuera de España y durante dos días, pero en Bangkok puede seguir el tratamiento que sigue en Barcelona por un precio razonable y el equipamiento médico es el más avanzado"
 
Turismo médico
 
Los clientes del Bumrungrad, dónde abundan visitantes potentados de Medio Oriente, aunque también estadounidenses, europeos y australianos, están completamente satisfechos de su elección
"Tailandia se ha convertido en la meca del turismo médico por muchos motivos, no sólo el precio Tiene las mejores instalaciones, muy buenos profesionales y el atractivo de un destino exótico, que permite también hacer turismo en lugares paradisíacos", señala Rubén Toral, director de la consultora médica por internet, Medeguide
Este norteamericano, que vivió varios años en la ciudad mexicana de Guadalajara, no duda en afirmar en una entrevista con Proceso que el turismo médico es solo el inicio de un gran cambio en la forma de entender el sistema sanitario "En el pasado uno acudía al médico del pueblo o al que conocía a la familia de toda la vida En la actualidad la sanidad se concibe en grandes hospitales que ofrecen todo tipo de servicios, como un supermercado"
Para Toral, no existe duda de que el futuro pasa por la digitalización internacional "Tendremos un dermatólogo en India, un cardiólogo en Tailandia y un oculista en México Y muchas de las visitas se harán por internet con webcam ?vaticina el experto, con 15 años de experiencia en el sector En India, donde existen hospitales excelentes, ya se practica este sistema para asistir a pacientes que viven en áreas remotas Que se extienda por el resto del mundo es cuestión de tiempo"
Toral asegura que el contacto personal entre doctor y paciente seguirá inevitablemente existiendo, pero internet aligerará la comunicación entre las dos partes "Si un paciente necesita ver a su médico diez veces para curarse, en el futuro recibirá seis consultas en persona y cuatro por videoconferencia, a 10 mil kilómetros de distancia"
De esta confianza nace su último proyecto: el portal en red Medeguide (wwwmedeguidecom), que pondrá en contacto a pacientes con los mejores especialistas mundiales de todas las disciplinas médicas "El paciente podrá buscar cuál es el mejor cardiólogo para su problema de corazón, contactar con él directamente y fijar una primera cita que seguramente se llevará a cabo por internet El servicio será gratuito para paciente y doctor", expone
Sin embargo, la salud por internet todavía plantea dudas Un estudio publicado en enero de este año en la revista médica británica The Lancet, una de las más prestigiosas del sector, advierte que todavía no está claro cómo ni quién debe asumir la responsabilidad en caso de problemas o sobre los efectos en el usuario de un servicio de salud fragmentado El tiempo, como siempre, dará y quitará razones

Comentarios