Amnistía para indocumentados demandan en Inglaterra

lunes, 4 de mayo de 2009
LONDRES, 4 de mayo (apro)- Miles de activistas religiosos, sindicalistas, estudiantes y miembros de grupos de derechos humanos y civiles realizaron hoy una colorida vigilia en el centro de Londres, para pedir al gobierno que legalice la situación migratoria de al menos 450 000 inmigrantes indocumentados que viven actualmente en la Gran Bretaña
Los manifestantes, que se congregaron en la céntrica Trafalgar Square como parte del "Día de Acción para hacer de los Extraños, Ciudadanos", pidieron a las autoridades británicas que permitan a los extranjeros "ganarse el derecho" a residir legalmente en el país, sometiéndolos a un examen de inglés y tradiciones británicas, y obligándolos a pagar impuestos
Bajo ese plan, los activistas piden al gobierno que considere a aquellos inmigrantes que llevan viviendo en el país más de cuatro años
Sin embargo, el grupo derechista Migrationwatch indicó que lanzar una amnistía en Gran Bretaña le costará al país millones de dólares
         "La medida sería un enorme malgasto de dinero público cuando el país atraviesa una grave recesión", declaró Andrew Green, director ejecutivo del organismo
"El problema es que muchos inmigrantes terminarán desempleados porque no hay trabajo Esto será catastrófico para el Reino Unido", agregó
Además, indicó que otorgar una amnistía a inmigrantes indocumentados "hará que lleguen más extranjeros, como ocurrió en Italia y España"
Sin embargo, el influyente Instituto de Investigaciones para Políticas Públicas (IPPR) indicó que la medida podría significarle al país hasta 1500 millones de dólares al año en contribuciones impositivas
La amnistía para los inmigrantes indocumentados que llevan muchos años en Gran Bretaña es apoyada por el alcalde de Londres, el conservador Boris Johnson, para quien una iniciativa semejante mejoraría la vida de cientos de miles de personas
Por su parte, un portavoz de la Agencia de Fronteras británica, indicó que el gobierno se opone firmemente a una amnistía           
"Aquellos que están viviendo ilegalmente aquí deberían regresar a sus países, en lugar de hacer fila para buscar empleos y cobrar beneficios sociales Ofrecer una amnistía generará una fuere atracción para que otros vengan a Gran Bretaña y pondrá en peligro el sistema de asilo", destacó
Según cifras oficiales, habría entre 524000 y 947000 inmigrantes indocumentados en Gran Bretaña
En Italia, la amnistía a inmigrantes irregulares en 1988 permitió que se radicaran 119000 extranjeros, pero cuando se implementó esa medida en 2002, la cifra trepó a 700000
En España, el número total fue de 44000 en la amnistía de 1985, y de 700000, cuando esa iniciativa se llevó a cabo en 2005
En ese sentido, el ministro de Inmigración en la oposición, el conservador Damian Green, afirmó que las experiencias en otros países demuestran que las amnistías a inmigrantes indocumentados "alientan a la inmigración ilegal"
"La solución a largo plazo es contar con un sistema de asilo eficiente que permita resolver rápidamente los casos de la gente, para no terminar con un atraso infernal de casos como el que tiene ahora el gobierno", continuó
Mientras, la Iglesia de Inglaterra y Gales pidió a la población británica no apuntar su enojo a los inmigrantes durante la recesión
El reverendo Patrick Lynch, obispo auxiliar de Southwark, en Londres, sostuvo que los británicos "deben ser solidarios" con los extranjeros
"Esperemos que los inmigrantes no sean convertidos en los chivos expiatorios por la crisis económica", subrayó el prelado durante una misa en la Catedral de Westminster, como parte de la vigilia por la amnistía
En otra misa, en la iglesia anglicana de St Margaret's Church, fuera de la londinense Abadía de Westminster, el obispo Tom Butler, apoyó la campaña y dijo los inmigrantes que viven desde hace más de cuatro en el país "deberían poder residir legalmente"

Comentarios