Europa: las cuestionadas listas de terroristas

viernes, 19 de junio de 2009
BRUSELAS, 19 de junio (apro) - Mientras algunos países de la Unión Europea (UE) se aprestan a recibir varios presos de Guantánamo, una reciente resolución de su máximo tribunal regional cuestiona una vez más la legalidad del listado de la UE sobre grupos y personas ligadas al terrorismo, y de las sanciones que por medio de ésta les impone
El pasado 11 de junio, la Corte Europea de Justicia (CEJ) falló a favor del clérigo radical Omar Mohammed Othmar, considerado el "embajador europeo" de Osama Bin Laden, quien así podrá recuperar sus activos y depósitos bancarios en Europa, congelados desde el 19 de octubre de 2001 por una decisión de la UE
En esa fecha, la UE incorporó a Othmar en su lista de grupos y personas ligadas a Osama Bin Laden, Al-Qaeda y los Talibanes, y en consecuencia bloqueó el acceso a los bienes y cuentas del afectado Así lo determinó porque, ese mismo día, el Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) decidió integrar a Othmar a su propio listado de individuos y agrupaciones terroristas
Pero el fallo de la CEJ indica que tal medida "quebrantó los derechos fundamentales" de Othmar, pues "el Consejo de la UE en ningún momento le informó de la evidencia aducida contra él y que supuestamente justificó su inclusión" a la lista de terroristas y, en consecuencia, la imposición de medidas restrictivas
El fallo lamentó que Othmar "no pudo dar su punto de vista al respecto Por lo tanto, el derecho a la defensa del afectado, en particular su derecho a ser escuchado, no fue respetado"
Si el gobierno de Gran Bretaña, país donde reside el inculpado, no apela el fallo, el hombre de 48 años y nacionalidad jordana --también conocido bajo el nombre de Abu Qatada--, recobrará el acceso a sus fondos bancarios y demás recursos a mediados de agosto próximo Este lunes 15, la UE retiró a Othmar del mencionado listado, pero el CEJ deja claro en su fallo que éste no impide al Consejo de la UE implementar nuevas medidas restrictivas contra él
 
Larga historia
 
El 17 de diciembre de 2001, Othmar demandó al Tribunal de Primera Instancia de la CEJ la anulación de la Regulación 2062/2001 de la Comisión Europea, y de la Regulación 467/2001 del Consejo de la UE, las cuales se refieren, respectivamente, a la lista de individuos y organizaciones terroristas, así como al "congelamiento de fondos y otros recursos financieros" conectados con los talibanes en Afganistán
Othmar argumentó --de acuerdo con el expediente del caso--, que la Comisión Europea y el Consejo de la UE habían "abusado" de los poderes que les confieren los artículos 60 y 301 del Tratado de la Comunidad Europea (el documento base de ese bloque de 27 países) Tales artículos permiten a ambas instituciones "tomar medidas urgentes" contra uno o varios países terceros en lo que concierne a los movimientos de capitales y pagos
Además, alegó que las medidas en su contra eran "desproporcionadas", y que esas regulaciones violaban sus derechos humanos, en particular aquellos que protegen los artículos 3 y 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos
El primero de esos artículos señala que "nadie puede ser sometido a tortura o a penas y tratamientos inhumanos o degradantes" El segundo, afirma que "toda persona tiene derecho al respeto de su vida privada y familiar, de su domicilio y correspondencia", y que "no puede haber ninguna injerencia de una autoridad pública en el ejercicio de ese derecho"
Abu Qatada llegó a Gran Bretaña en 1993, huyendo de Jordania, donde pesa sobre él una condena por actos terroristas El gobierno jordano lo acusa de preparar bombazos en hoteles de la capital, Amman, y del financiamiento de otros atentados, lo cual niega Othmar, quien asegura que tales inculpaciones fueron obtenidas bajo tortura
Othmar ha sido detenido en varias ocasiones en Gran Bretaña En febrero de 2001 fue arrestado e interrogado en el marco de una investigación antiterrorista La policía encontró en su domicilio 180 mil libras esterlinas en diferentes monedas, cuyo origen no pudo explicar Othman, quien también disponía de dos cuentas bancarias con un crédito de mil 900 libras esterlinas en total
Othmar fue otra vez arrestado, y llevado a la prisión de alta seguridad de Belmarsh, donde permaneció del 23 de octubre de 2002 al 13 de marzo de 2005, cuando fue liberado bajo estricta vigilancia, luego de un fallo de la Cámara de los Lores que declaró ilegal el esquema de "detención sin juicio" que le había aplicado la justicia británica
A raíz de los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres, Othmar fue nuevamente arrestado el 11 de agosto de ese año Salió libre bajo fianza el 17 de julio de 2008, pero el 2 de diciembre siguiente las autoridades revocaron esa decisión, tras recibir supuestas informaciones de sus servicios de inteligencia que apuntaban a que Othmar se quería fugar del país Desde entonces, éste se encuentra recluido en la prisión de Belmarsh
El pasado 18 de febrero, una resolución de la justicia británica determinó que el religioso islamista puede ser deportado a su país de origen, ello a pesar que un tribunal local de apelaciones había fallado lo contrario un año antes, al aceptar que Othmar no había tenido en Jordania un juicio justo en ausencia
Othmar apeló tal decisión ante la Corte Europea de Derechos Humanos, por lo que no podrá ser deportado mientras ese organismo no pronuncie su veredicto
Mientras tanto, la sentencia de la CEJ del 11 de junio señala: "El señor Othmar se encuentra en una situación legal y factual en todos sentidos comparable a la del señor Kadi (?) la Corte debe entonces concluir que el Consejo (de la UE) adoptó la regulación en violación de los derechos fundamentales del señor Othmar Por consecuencia, la Corte anula la regulación en tanto que congela los fondos del señor Othman"
 
Antecedentes
 
Yassin Abdullah Kadi es un ciudadano saudí que también fue incorporado por Naciones Unidas y la UE a sus respectivas listas terroristas el 19 de octubre de 2001; sus fondos fueron congelados Kadi demandó igualmente a las instituciones de la UE ante la CEJ por violar sus derechos humanos ?puesto que no lo dejaron defenderse-- y por rebasar sus competencias
El 3 de septiembre de 2008, la CEJ terminó dándole la razón a Kadi y a la Fundación Internacional Al Barakaat de Suecia, un organismo de la diáspora somalí que usa el sistema bancario islámico Hawala (basado en el honor de los usuarios) para transferir fondos internacionales
Ese fallo significó un duro golpe a la credibilidad de los listados terroristas de Estados Unidos, Gran Bretaña, UE y ONU El 21 de septiembre de 2005, el Tribunal de Primera Instancia de la CEJ había concluido que las Cortes de la UE no tenían en principio la jurisdicción para revisar la validez de su listado, y las medidas restrictivas derivadas de éste Según ese tribunal, los Estados miembros de la UE están obligados a cumplir con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, que había integrado a Othmar y Kadi a su propio listado terrorista, y que luego retomó la UE
El fallo del 3 de septiembre pasado echó abajo ese razonamiento jurídico, que daba la supremacía a las resoluciones de la ONU sobre las leyes de la UE: "Las Cortes de la Comunidad (Europea) deben garantizar la revisión, en principio la revisión completa, de la legalidad de todos los actos (jurídicos) de la Comunidad, a la luz de que los derechos fundamentales forman una parte integral de los principios generales del derecho de la Comunidad, incluyendo la revisión de las medidas de la Comunidad las cuales, como la regulación contestada, son diseñadas para dar efecto a resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad (de la ONU)"
Hay otros casos en que la UE no respetó el derecho a un juicio justo, según la CEJ En diciembre de 2006 sucedió con el pueblo muyahidín de Irán; en julio de 2007 con el filipino José María Sisón y la Fundación Al Asqa, ambos radicados en Holanda; en abril de 2008 con las organizaciones kurdas PKK y Kongra Gel
A partir de esos casos, la UE comenzó a proveer a los afectados de una "Declaración de razones" de su incorporación al listado, para que éstos a su vez expongan sus argumentos de descargo, pero lo hacen a un grupo secreto que no garantiza ninguna transparencia Algunas veces la UE los retira de su lista, aunque después los vuelve a incorporar alegando que remedió los errores del juicio, explica Statewatch
Esa organización no gubernamental (ONG) británica, que defiende las libertades individuales, señala en la página electrónica de su campaña por la vigilancia de las "listas terroristas":
"Los grupos y los individuos son agregados a las listas 'terroristas' sobre la base de información 'de inteligencia' únicamente Los procesos judiciales normales que rigen tan serias acusaciones, y su persecución, han sido descartados Los gobiernos de Gran Bretaña y Estados Unidos están obligados a 'consultar' con su Parlamento y Congreso, respectivamente, aunque tales consultas son breves; pero el Consejo de Seguridad de la ONU y el Consejo de la UE acuerdan sus listas con base en la información que les provén los servicios de inteligencia de sus Estados miembros, y sin ningún escrutinio parlamentario Esas listas, y las sanciones derivadas, son vinculantes a todos los países miembros"
Agrega la ONG con sede en Londres:
"Es muy difícil para aquellos que son incluidos en las 'listas terroristas' conseguir que sus nombres sean removidos o discutir su inclusión En Gran Bretaña pueden apelar a un tribunal de seguridad (el gobierno elige a los jueces, las audiencias y las evidencias son secretas, etcétera), pero las listas de la ONU y la UE no contienen mecanismos de apelación en las Cortes, por lo que los grupos e individuos afectados sólo pueden solicitar a los gobiernos de los Estados miembros que hagan labor diplomática a su favor (?) Todo ello ha despertado serias preocupaciones de derechos humanos, y está claramente en contradicción con la Convención Europea de Derechos Humanos"      

Comentarios