Recesión mundial causa estragos en Cuba

viernes, 26 de junio de 2009
LA HABANA, 26 de junio (apro) - Una creciente escasez de divisas ha forzado a Cuba a reducir drásticamente las importaciones y presupuestos de entidades oficiales, imponer un severo programa de ahorro de electricidad a empresas estatales, reestructurar deuda y aplazar pagos a proveedores extranjeros
Estos son algunos ejemplos de la difícil situación financiera por la que atraviesa la isla: el propietario de la empresa canadiense Román Caribean intenta sin éxito pasar su dinero de la moneda convertible cubana conocida como CUC, a dólares canadienses
Proveedores mexicanos, españoles y brasileños han intentado sin éxito hacer uso del dinero que el gobierno cubano les deposito
En las provincias de Santiago de Cuba o de Villa Clara, pasando por Granma o Pinar del Río, una docena de empresas han cerrado o están a punto de cerrar porque el material importado, o una pieza adquirida en Canadá, México o España, no saben si llegará
Las refacciones de automóviles escasean; las piezas para mantener con vida todas las cocinas de los hoteles de cuatro y cinco estrellas empezaron a desaparecer; las exportaciones de comida llamadas gourmet tienen en vilo a restaurantes que venden en divisas
Todo revela, según funcionarios y estudiosos de la economía cubana, un grave problemas de liquidez
La falta de dinero para pagar proveedores, señalan, provoca una "cascada" de impagos a proveedores de varios países, la contracción de su capacidad de importación y el posible cierre de fábricas
"Al contraerse nuestros ingresos, se contrae además nuestra capacidad de pagar en efectivo", explica el ministro de Economía y Planificación (MEP), Marino Murillo Jorge, en la única entrevista sobre el tema que dio al periódico Juventud Rebelde, el pasado 21 de junio
Pero los investigadores Omar Everleny Pérez e
Hiram Marquetti, del Centro de Estudios de la Economía Cubana, son aún más pesimistas:
"En un momento dado pueden hasta pararse fábricas, pues no se logró renovar un crédito o no se contó con los ingresos suficientes para enfrentar determinados pagos que tienen vencimiento en el año
         "Y también podría conspirar contra el feliz desenvolvimiento de algunos de los importantes programas que se desarrollan a escala nacional, pues si la industria nacional, que aún no ha podido recuperarse, se afecta por la escasez de productos intermedios, es imposible lograr el producto", puntualizan
Uno de los temas de discusión del Encuentro Internacional de Contabilidad, Auditoría y Finanzas llevado a cabo la semana pasada en La Habana, fue la contracción de la economía cubana provocada por la falta de créditos internacionales, la baja en los precios de sus productos de exportación y el bloqueo financiero y comercial que aún mantiene Estados Unidos
Alfredo Jam, premio nacional de Economía de Cuba 2005, dijo que las finanzas de la isla atraviesan por una crisis "profunda y difícil", lo que ha colocado a la mayor de las Antillas en un momento verdaderamente complicado de su historia
Bajo el título "Retos y perspectivas de la economía cubana", el también director de Macroeconomía del Ministerio de Economía y Planificación identificó la baja productividad y la falta de interés por el trabajo de la población más joven como causas fundamentales de esta situación
"La crisis de la economía cubana es muy profunda y difícil por la ineficacia del sistema de gestión, la baja productividad de sus trabajadores, la desmovilización de los jóvenes y los efectos de la coyuntura mundial"
En su intervención, subrayó que "en Cuba es alta la población en edad activa que no trabaja porque los jóvenes rechazan tareas que pudieran darles ingresos, pero que no les dan satisfacciones"
Las autoridades cubanas han reconocido que en la isla el salario no satisface las necesidades básicas, a la vez que sostienen que no habrá nuevos incrementos del salario hasta tanto no haya un aumento en la producción
Jam recordó que los huracanes y las intensas sequías también se han hecho sentir sobre Cuba, nación que ha tenido que ajustar en más de una ocasión sus planes y presupuestos de 2009
Reconoció que la isla sufre una contracción del crédito y la inversión, así como la disminución de sus reservas estratégicas
Argumentó la ineludible necesidad de llevar a cabo los cambios, obligados por la situación demográfica y las estructuras de producción, importación, exportación y consumo, en momentos en que la magnitud de la crisis ha provocado sensibles ajustes en los objetivos económicos previstos para el año en curso y los del 2010
Por su lado el ministro y viceministro de Economía y Planificación (MEP), Marino Murillo Jorge y Julio Vázquez Roque, respectivamente, adelantaron que se revisan en detalle los procesos de inversión que realiza el país para evitar su agudización
Los dos funcionarios anunciaron que la crisis económica orilló al gobierno de Cuba a "reajustar" su plan de crecimiento e inversión, obligado por la disminución en los ingresos, lo que implica reducir consumos como el de la energía eléctrica, y en consecuencia, de combustibles
"El país no puede sacar más del bolsillo de lo que le entra", fustigaron ambos funcionarios
El gobierno cubano reconoció que la contracción del crédito a escala mundial, a consecuencia de la crisis financiera global, incrementó las dificultades de Cuba para acceder a préstamos
 Las dificultades serán aún mayores al disminuir las importaciones en por lo menos mil millones de dólares, sólo en ingresos por turismo y níquel
Cuba reprogramó en mayo pasado sus bonos por 200 millones de euros con vencimiento en mayo, pues éstos se habían negociado a dos años a tasas de interés de 9 y 85%
Además, el país no había sufrido una recesión económica tan severa desde principios de los noventas, cuando desapareció la Unión Soviética, sin embargo, hoy encara una nueva crisis, distinta a la del llamado Periodo Especial en tiempos de paz, originada fundamentalmente por el declive en sus ingresos de exportaciones clave

Comentarios