Eslovenia: Periodista demandado por exhibir la corrupción

viernes, 28 de agosto de 2009 · 01:00
BRUSELAS, 28 de agosto (apro) - En un caso que ha consternado al gremio periodístico europeo, el gobierno de Eslovenia decidió abrir un proceso judicial contra el conocido reportero finlandés Magnus Berglund, que en septiembre de 2008 reveló una millonaria trama de corrupción, en la que involucró al entonces primer ministro eslovaco, Janez Jansa
Berglund recibió dos cargos en su contra por difamación De ser encontrado culpable, la sentencia podría alcanzar seis años de cárcel en Eslovenia
Tanto Berglund como la televisora pública finlandesa YLE, que transmitió el documental el 1 de septiembre de 2008, sostienen la veracidad de la información que divulgaron
La parte que más escándalo provocó entre la opinión pública eslovena y la clase dirigente de ese país, fue la afirmación, basada en documentos a los que accedió Bergland, de que Jansa recibió dinero del fabricante finlandés de armamento Patria, haciéndose llamar simplemente "J"
Las elecciones legislativas en Eslovenia se realizaron el 21 de septiembre de 2008 Jansa buscaba su reelección, la cual vio esfumarse ante la victoria de la oposición socialdemócrata y el nombramiento del actual primer ministro Borut Pahor Algunos analistas locales consideran que las acusaciones de corrupción vertidas contra Jansa en el documental finlandés, fueron un factor en su derrota
En un comunicado, Berglund reconoció que la acción judicial en su contra no le había causado sorpresa, pero dijo que, "por lo pronto", no pisará Eslovenia
Desde el día siguiente de la transmisión del documental, Jansa expresó públicamente su enojo, calificó la investigación finlandesa como una sarta de "mentiras y fabricaciones", y exigió a YLE disculpas oficiales o que presentara evidencia de sus acusaciones
El 7 de octubre de 2008, el entonces primer ministro interpuso una demanda criminal contra Berglund por cargos de difamación Jansa aprovechó para ello una polémica ley eslovena, que permite a los servidores públicos, a las instituciones como tales, y a los militares, deponer demandas criminales de esa naturaleza
Los días siguientes Jansa interpuso, bajo esa misma particularidad legal, nuevas demandas: el 8 de octubre, contra el exjefe de la policía eslovena, Bojan Potocnic; el 10 de octubre, contra el director ejecutivo de la empresa eslovena Sistemska Tehnika, Milan Svajger, y el 20 de octubre contra el presidente del Comité Anti-Corrupción de Eslovenia y presidente del Grupo de Estados Contra la Corrupción del Consejo de Europa, Drago Kos, quienes durante el reportaje cuestionan la actuación de Jansa o sus funcionarios
Y eso no es todo: el gobierno de Jansa incluso utilizó los canales diplomáticos para presionar al de Finlandia y que actuara contra YLE En una nota diplomática entregada a la embajada finlandesa en Liubliana, el gobierno de Eslovenia advirtió que, de no obtener "una apropiada clarificación", el tema del documental "podría sacudir la confianza mutua entre los dos Estados"
El 31 de julio pasado, el Instituto Internacional de Prensa, un organismo independiente que lucha por la libertad de expresión en los medios, tomó la defensa de Berglund
El director de dicho organismo, con sede en Viena, David Dadge, exigió a las autoridades eslovenas "abandonar" el caso si no quieren verse "la cara con la ley sobre libertad de expresión a nivel europeo"
"La Corte Europea de Derechos Humanos --explica Dadge-- ha dicho de manera consistente que los políticos deben esperar mayores críticas que el promedio de los ciudadanos, y la ley bajo la que se persigue a Berglund fue claramente creada para permitir a los políticos evadirse o escapar de tal crítica Esta injusta ley crea diferentes derechos para políticos y ciudadanos y no puede ser justificada en una sociedad democrática Una vez más, hago un llamado al señor Jansa para que proceda con su queja a través de uno de los organismos de ética periodística de Finlandia o Eslovenia"
 
Sobornos
 
Titulado La verdad sobre Patria, la investigación de Berglund pone nombres y cifras a la red de sobornos que fueron distribuidos entre funcionarios del gobierno esloveno por representantes de la empresa de armamento finlandesa Patria, con la que colabora el Departamento de Defensa de Finlandia
Según el documental, en enero de 2007 fue convocado a una oficina del centro de Viena Wolfgang Riedl, un intermediario de ventas (agente) de Patria, por funcionarios eslovenos La razón: éstos querían saber qué pasaba con el dinero que él les había prometido
En febrero de 2007, el dinero fue transferido de Finlandia a una cuenta de Riedl Handelshesellschaft mbH Riedl entonces depositó 2 millones 800 mil euros al empresario ?y también agente de Patria-- Walter Wolf, quien, a su vez, intentó transferir el dinero a cuentas de bancos asentados en Lichtenstein, Asia y Australia Wolf sacó, además, 300 mil euros
Pero el banco detuvo las transferencias y transmitió un reporte a la Unidad contra el Lavado de Dinero de Austria, que informó del caso a las autoridades de Finlandia y Eslovenia El mencionado Drago Kos confirma que "el dinero está conectado a negocios de Patria con Eslovenia", y que la información sobre los depósitos es tan clara que "las personas mencionadas no tienen excusas"
En diciembre de 2006, continúa el documental, el Ministerio de Defensa de Eslovenia cerró un acuerdo con Patria para la compra de 135 vehículos blindados modelo AMV, por un monto de 278 millones de euros, todo ello según documentos internos de Patria que se procuró Berglund Fue el contrato militar más cuantioso de la década en Eslovenia
Según esa misma documentación ?que no muestra el programa "para proteger las fuentes"--, 75 por ciento del monto del contrato se destinó a sobornos; es decir, 21 millones de euros
Para entregar ese dinero había un modus operandi muy simple: Patria transfería el dinero a su agente Riedl (el reportaje cita 14 millones de euros); después él mandaba una parte (2 millones 800 mil euros) a Jure Cekuta, un artista esloveno muy conocido entre la élite política de su país, y cuya tarea era repartir el dinero entre los oficiales nacionales del Ministerio de Defensa
         También Riedl transfirió dinero al empresario austriaco Walter Wolf (8 millones 300 mil euros), quien los distribuyó entre los políticos eslovenos
Otro implicado, Rudolf Leban, director ejecutivo de Leban&Leban, recibió de Patria 5 millones de euros por la "administración de acuerdos de compensaciones", lo que no pudo aclarar en su momento
 
Señor "J"
 
El documental explica: "Hace dos años que Patria ganó la licitación del gobierno de Eslovenia El acuerdo fue firmado seis meses más tarde Cuando se realizan sobornos, generalmente se tienen que vender los productos con un precio premium (sobrevaluado) para poder recuperar los millones gastados en sobornos Luego de que las firmas estuvieron sobre papel, parecía que Eslovenia había comprado menos vehículos de los que había previsto, pero por el precio original Aparte, los equipos de armamento del vehículo eran menores a los que había prometido Patria Un comité del Parlamento esloveno comenzó a investigar"
El parlamentario esloveno Milan Cvikl, presidente de dicha comisión, indica que, tras revisar las cuentas, había un saldo favorable para Patria de, "al menos", 50 millones de euros, gracias a esos precios premium
El partido del gobierno de Jansa maniobró para detener la publicación del acusatorio reporte parlamentario, pero no el que elaboró el Comité Anti-Corrupción de Eslovenia de Drago Kos, el cual concluyó que Patria había sido favorecido por el gobierno esloveno para ganar la licitación
El documental afirma que el jefe de operaciones comerciales de AMV, Heikki Hulkkonen, y el representante de Patria en Eslovenia, Reijo Niittynen, estaban enterados de los sobornos que pagaban Leban y Riedl, quien incluso sobornó a las autoridades eslovenas para obtener la oferta técnica de la empresa competidora en la licitación, la eslovena Sistemska Tehnika, en lo que representó un caso de espionaje industrial
En los documentos internos de Patria, señala el documental finlandés, se indica que una persona con el nombre código "J" tenía que recibir dinero de los sobornos si Patria quería vender sus AMV a Eslovenia Esta persona, decían esos documentos, necesitaba dinero para su jubilación
En la parte final del documental el narrador se cuestiona: "¿Por qué fue creada esta organización? ¿Quién tenía que recibir dinero? Hay docenas de nombres en la lista, y el primer ministro esloveno es mencionado varias veces Una persona aparece en los documentos de Patria como 'J' Era trabajo de Walter Wolf entregar dinero a 'J'
Y remata: "'J' es Janez Jansa, el primer ministro de Eslovenia El fue el presidente del Consejo de Ministros de la Unión Europea el primer semestre de 2008 También el partido del primer ministro fue beneficiado con el contrato a Patria En otras palabras: una empresa propiedad del Estado finlandés, Patria, sobornó al primer ministro de Eslovenia"
Hasta la fecha prosiguen las investigaciones en Austria, Finlandia y Eslovenia Las autoridades finlandesas ya actuaron judicialmente contra algunos funcionarios, entre ellos el director ejecutivo de Patria, Jorma Wiitakorpi, quien poco después de transmitido el reportaje fue despedido

Comentarios