Lo que nos espera: terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas...

sábado, 12 de septiembre de 2009

La transformación de la Tierra dejó de ser una muestra del poderío humano: el planeta se está volviendo hostil y estéril a causa del calentamiento gradual de la atmósfera Un grupo de científicos reunidos en Londres revela cómo la actividad industrial y las agresiones al medio ambiente desataron ya un proceso inexorable en el que una cadena de catástrofes geológicas, atmosféricas y marítimas se abatirán sobre la humanidad
LONDRES- El rápido calentamiento del planeta no sólo afectará la atmósfera y los océanos, sino también la geología de la Tierra, provocando en los próximos años una serie de desastres naturales, entre ellos terremotos, avalanchas de nieve, erupciones volcánicas de gran magnitud y tsunamis como el de diciembre de 2004, con efectos devastadores
Según varios científicos, principalmente de Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá, que se reunieron esta semana en Londres para analizar el preocupante estado del planeta, el acelerado aumento de las temperaturas en la atmósfera, que va de 1 a 2 grados centígrados, tendrá consecuencias inesperadas
Los expertos concluyeron que el cambio climático, provocado principalmente por millones de toneladas de dióxido de carbono emitidas por vehículos, fábricas, centrales energéticas y aviones, no sólo afectará la atmósfera y los océanos, sino también la geología y la geomorfología de la Tierra  
Por ejemplo, detallaron que el deshielo de glaciares provocará avalanchas en los Alpes y otras regiones montañosas, incrementará el nivel de los mares y se registrarán más inundaciones, así como lluvias torrenciales que acelerarán la erosión del planeta
Los expertos indicaron que, a medida que desaparecen las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida, aumenta el peligro de desprendimientos submarinos, que podrían provocar tsunamis incluso en las costas de Gran Bretaña, Francia y España
En caso de que se derritiera toda la capa de hielo de la Antártida, explican, el nivel del mar aumentaría aproximadamente 61 metros, lo que es alarmante, si se toma en cuenta que un incremento de sólo seis metros bastaría para inundar Londres o Nueva York
Según mapas satelitales de la NASA, el calentamiento global durante el período 1998-2008 aceleró en 75% el deshielo del continente antártico Tal deshielo se presenta más patentemente en las zonas de menor altitud, que se encuentran en el occidente de la Antártida
La desaparición de las capas de hielo cambiará la presión en la superficie de la Tierra, lo que favorecerá erupciones volcánicas de gran magnitud 

Comentarios