Haití: la reconstrucción tardará al menos 10 años

lunes, 25 de enero de 2010

MÉXICO D. F.,  25 de enero (apro).- Sin presentar un plan de ayuda específico, la comunidad internacional acordó hoy en Montreal, Canadá, colaborar a la reconstrucción de Haití, durante al menos los próximos 10 años, bajo la rectoría del gobierno local.
En conferencia de prensa después de deliberar toda la mañana, cancilleres, primeros ministros y directivos de la ONU y de la Unión Europea, que conformaron el grupo “Amigos”, manifestaron que resulta ''prematuro'' hablar de la cifra que costará un plan de reconstrucción de la isla porque todavía están evaluando las necesidades del gobierno de esa nación.
''Aún estamos en una etapa de emergencia. No nos acusen de ir demasiado rápido porque eso sería injusto'', dijo el canciller francés Bernard Kouchner, quien resaltó que la respuesta internacional no ha tenido precedente.
Según los participantes, uno de los objetivos a largo plazo en Haití será la creación de instituciones democráticas transparentes y de las condiciones para generar desarrollo económico y reducción de la pobreza.
Se reforzarán además los esfuerzos de la misión de la ONU en Haití (MINUSTAH) y se integrarán la justicia, seguridad y fuerza de la ley como componentes esenciales del nuevo sistema de gobierno, señalaron los cancilleres.
A corto plazo, el plan se enfocará en reanudar la capacidad operacional del gobierno haitiano y a evaluar la situación tras la catástrofe.
El terremoto de 7 grados de magnitud que asoló Haití causó más de 150 mil muertes confirmadas sólo en la zona metropolitana de Puerto Príncipe, según una ministra haitiana, y se estima que muchos miles más murieron en el resto del país o aún no fueron recogidos entre los escombros de la capital.
María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta española y dirigente de la delegación de la Unión Europea a la conferencia, dijo que la UE ha contribuido con 420 millones de euros para ayudar a Haití.
Los gobiernos se han comprometido a enviar casi 1 mil millones de dólares en ayuda al país, según estimaciones de The Associated Press, incluida la cifra de la UE.
Durante la conferencia, surgió cierta controversia respecto al liderazgo de Haití, un gobierno empobrecido y en crisis, en el plan de reconstrucción del país. Sin embargo, los líderes mundiales dejaron claro que el país dirigirá su futuro.
''Todo lo que se haga tiene que ser bajo el liderazgo del gobierno haitiano'', dijo la canciller mexicana Patricia Espinosa. ''El gobierno haitiano es quien tiene que estar activamente presente en la definición de las prioridades y en ese sentido, todo el apoyo de la comunidad internacional tiene el propósito de apoyar los esfuerzos del gobierno haitiano''
El primer Ministro canadiense, Stephen Harper, declaró: “Así como nos concentramos en brindar una asistencia humanitaria, al mismo tiempo tenemos que mirar hacia los desafíos de reconstrucción a largo plazo".

PMA, la situación peor de lo que se pensaba

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) estima que deberá brindar alimentación a unos dos millones de haitianos al menos por un año, el doble de tiempo de lo que había previsto inicialmente, declaró la directora ejecutiva, Josette Sheeran.
La responsable de esa agencia humanitaria de la ONU explicó que la situación en el país caribeño, del que acaba de regresar, es "peor" de lo que pensaban.
"Necesitaremos alimentar a la población por más tiempo y con más cantidad de comida de lo que creíamos. La situación es desalentadora", afirmó en una conferencia de prensa la diplomática estadounidense.
Sheeran señaló que los primeros cálculos divulgados poco después del sismo del 12 de enero en Haití comprendían la alimentación parcial de unos dos millones de personas por seis meses, pues confiaban en la recuperación al cabo de un tiempo de los mercados locales de alimentos.
Sin embargo, la devastación de la infraestructura pública, viviendas y comercios causada por el violento terremoto es mayor de lo esperado.
"No se ve cómo la situación puede retornar a la normalidad por un buen tiempo", agregó la responsable del PMA.
Por ello, resaltó que ahora consideran que necesitarán cubrir prácticamente todas las necesidades nutritivas de al menos dos millones de damnificados por un año, ya que no se cree que éstos vayan a poder conseguir en el mercado los alimentos requeridos para complementar las raciones que les proporcione la ayuda humanitaria.
También resaltó que se necesitan productos alimenticios listos para comer, porque la población en general carece de cocinas, agua o utensilios para preparar la comida.
En particular se ha dado prioridad a la distribución de galletas energéticas y de paquetes de crema de cacahuate reforzada con vitaminas para los niños, indicó.
Sheeran resaltó que la agencia ha abierto varios canales de entrada de ayuda al país, como un cordón humanitario desde la vecina República Dominicana.
Además, varios barcos con capacidad para descargar en la playa están a punto de partir de Miami, indicó.
La dificultad está en la distribución de los alimentos al final de la cadena, ya que la destrucción de las carreteras y los escombros que bloquean las calles dificultan el acceso a los damnificados, agregó.
Se estima que el terremoto de siete grados en la escala de Richter que devastó el 12 de enero el área metropolitana de Puerto Príncipe dejó unas 150 mil personas muertas, cerca de un millón sin techo y unos tres millones de damnificados, según cifras del Gobierno del país caribeño.

Llegan mexicanos
Un grupo de siete mexicanos y 16 haitianos arribó esta tarde a bordo de un avión de la Marina al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México provenientes de Haití.
Entre los mexicanos que llegaron al hangar de la Secretaría de Marina se encuentra Gabriela Montserrat González y sus cinco hijos, así como Mónica Francois Noel, todos residentes de Haití.

15 mil marines de EU a Haiti

El gobierno de Estados Unidos alistó 15 mil marines para fortalecer las operaciones de ayuda humanitaria en Haití.
José Velázquez, sargento-mayor de Relaciones Públicas de las fuerzas armadas estadunidenses, precisó que actualmente los militares que han arribado a Haití trabajan bajo las directrices de coordinación de la ONU.
"Hay militares de Francia, Venezuela, Argentina, Brasil y México, es un trabajo conjunto para ayudar a la gente de Haití. En Estados Unidos tenemos hasta 15 mil soldados preparados para llegar a Haití, todos si es necesario, todos pendientes de la situación y de lo que el gobierno de Haití nos pida", aseguró al ser entrevistado en la base estadunidense instalada en el aeropuerto.
Actualmente Estados Unidos, dijo, ha desplazado 7 mil elementos de las diversas corporaciones militares en tareas de rescate, atención y distribución de víveres para damnificados del terremoto.
"Los numerosos helicópteros y barcos, lo que en realidad nos asegura es poder llevar la comida y agua a los centros de distribución que tenemos alrededor de Puerto Príncipe, para toda la gente de Haití.
"Los militares de Estados Unidos tenemos 12 centros de distribución de ayuda y están trabajando en conjunto en numerosos centros de militares de otros países y civiles del Programa Mundial de Alimentación", afirmó.
Recordó que la ayuda de Estados Unidos inició con 20 soldados para evaluar el estado del aeropuerto al que cotidianamente operaba de 3 hasta 13 aviones diariamente.
"Hoy tenemos 140 aviones en operaciones por día con ayuda humanitaria, asegurando siempre en las operaciones que no haya accidentes. Y el fin de semana llegamos hasta 240 vuelos aquí en el aeropuerto", sostuvo.
Sin duda la situación del pueblo de Haití, agregó, es delicada y las condiciones son propicias para la violencia.
"Pero para eso estamos aquí", atajó. Hasta hoy en día, añadió, se han distribuido 1.2 millones de comidas y aguas; dos toneladas de medicinas entregadas a hospitales.
"Ahora estamos llevando agua y medicinas hacia las comunidades, dos unidades de los marines encargados de las tareas por aire, ya que es muy difícil la situación por tierra", comentó.