Admiten EU y Francia fallas en asistencia a Haití

viernes, 29 de enero de 2010

MÉXICO, DF., 29 de enero (apro).- El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, y la secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, admitieron este viernes fallas de coordinación en la asistencia a Haití, luego del terremoto del pasado martes 12, que dejó alrededor de 200 mil muertos.
"Lo siento, pero lo hicimos lo mejor que pudimos", dijo Kouchner, fundador de la organización no gubernamental Médicos sin Fronteras.
    Haití fue uno de los asuntos abordados por ambos políticos durante las horas en las que Clinton estuvo en París, donde además se reunió con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y pronunció un discurso sobre la seguridad y defensa en Europa.
En una conferencia de prensa conjunta, Kouchner señaló que lo de Haití "ha sido la tragedia natural más dramática que nunca he vivido", en tanto que Clinton reconoció que "hay lecciones que tomar" en relación con la ayuda enviada sobre el terreno.
    Luego de reconocer la misión "imposible" que planteó el terremoto en el país caribeño a la hora de coordinar la ayuda de emergencia, los máximos representantes de la diplomacia francesa y estadounidense elogiaron los trabajos de rescate que desempeñaron los equipos enviados desde el primer momento desde los dos países, aunque el ministro galo alertó: "Todavía estamos en la fase de emergencia".
Al referirse al trabajo de reconstrucción que requiere un país arrasado por la catástrofe y que precisa más que la ayuda de emergencia imprescindible para reparar la tragedia humana, añadió: "No podemos continuar haciendo caridad permanente".
En tanto, Clinton manifestó que su país ha tomado medidas en relación con la adopción de menores haitianos sin documentos como consecuencia del terremoto y para ayudar a los ciudadanos del país caribeño sin medios económicos en Estados Unidos.
     Por otro lado, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció que las tareas de reconstrucción en Haití deben ser apresuradas con el objetivo de que estén listas antes de junio, cuando comienza la temporada de huracanes en el mar Caribe.
En conferencia de prensa, el coordinador de ayuda humanitaria de la ONU, John Holmes, señaló que ya se preparan para la temporada de huracanes, “desde construir techos y viviendas, hasta reconstruir los servicios de alertas meteorológicos de Haití".
Añadió: "Ahora nos concentraremos en reconstruir Haití de mejor manera de la que fue erigida, para que pueda resistir mejor los embates de los desastres naturales".
Sin embargo, explicó que la ONU aún no tiene una solución de mediano o largo plazo para ofrecer techo a los cerca de un millón de haitianos que perdieron su vivienda, y añadió que por el momento la asistencia se concentra en entregar cubiertas de plástico, aunque está consciente que el organismo a su cargo deberá pronto pasar a la etapa de ofrecer, probablemente, estructuras prefabricadas para los damnificados.
    Y, mientras tanto, en Haití un incendio devoró lo que quedaba del mercado histórico Hyppolite, construido en 1889. De inmediato, voluntarios y bomberos se acercaron con cubos de agua para apagar las llamas.
No se registraron víctimas del siniestro, aparentemente provocado por accidente, como consecuencia de la quema de basura que a partir del terremoto acostumbran hacer los habitantes de la capital haitiana.