Banco del Vaticano incurrió en lavado de dinero: Fiscalía de Italia

viernes, 22 de octubre de 2010

MÉXICO, DF, 22 de octubre (apro).- La Fiscalía de Italia aseguró este viernes que, de acuerdo con sus investigaciones, el Instituto para las Obras de la Religión (IOR), también conocido como el Banco del Vaticano, incurrió en lavado de dinero, lo que condujo a la incautación, en septiembre pasado, de 23 millones de euros, unos 30 millones de dólares.
De esa forma las autoridades italianas respondieron a declaraciones del IOR, en el sentido de que esta institución siempre buscó ajustarse a las normas internacionales contra el lavado de dinero.
El miércoles pasado, una Corte italiana rechazó el pedido del Vaticano de anular el decomiso de los fondos, y la Santa Sede se declaró “estupefacta” por el fallo. La Santa Sede sostiene que las denuncias se debieron a un “malentendido”, y que el banco intenta cumplir las normas.
Sin embargo, de acuerdo con un documento de la fiscalía obtenido por la agencia AP, “no hay señales de que las instituciones de la Iglesia católica se muevan en esa dirección”.
Mientras, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, dijo hoy que confía en poder ofrecer “lo antes posible” todas las aclaraciones exigidas ante la investigación abierta por las autoridades judiciales de Italia.
En un escueto comunicado de prensa, Lombardi expresó la voluntad que existe por parte de los responsables del IOR de “proseguir en la línea de transparencia de todas sus operaciones financieras”.
El portavoz de la Santa Sede aseguró que los responsables del Banco del Vaticano “confían en poder ofrecer lo antes posible las aclaraciones exigidas en las sedes y organismos competentes”.
Actualmente, la Fiscalía de Roma investiga al director del Banco Vaticano, Ettore Gotti Tedeschi, expresidente del Santander Consumer Bank (la división italiana del Grupo Santander), y al director de la entidad vaticana, Paolo Cipriani.
En particular, la Fiscalía indaga dos operaciones bancarias que preveían la transferencia de 20 millones de euros al banco de negocios JP Morgan, en Fráncfort (Alemania), y de otras tres entidades a la Banca del Fucino, por las que, según los investigadores, no se facilitó la información necesaria impuesta por la normativa contra el blanqueo de capitales.
En las motivaciones de su decisión de no levantar el bloqueo del dinero incautado, el Tribunal de Roma explica que “a pesar de que fue requerido por el interlocutor bancario, el instituto vaticano no ha comunicado para quién pretendía llevar a cabo las dos operaciones, ni la naturaleza ni objeto de las mismas”.
“El fiscal ha observado que hasta hoy el IOR no ha facilitado aún a su natural interlocutor, es decir a (la entidad financiera) Crédito Artigiano, dichas indicaciones, bajo las consiguientes modalidades previstas por la normativa”, agrega el Tribunal de Roma.
También el miércoles anterior salió a la luz pública que la Fiscalía de Roma investiga nuevas supuestas operaciones ilegales del IOR relacionadas con un supuesto delito de blanqueo de dinero que pudo cometerse con 300 mil euros depositados en una cuenta del Banco Vaticano abierta en el italiano Unicredit en noviembre de 2009, y con una retirada de fondos por valor de 600 mil euros de una cuenta de Intesa San Paol.

Comentarios