Liu Xiaobo, disidente chino, obtiene el Nobel de la Paz

viernes, 8 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 8 de octubre (apro).- El Premio Nobel de la Paz fue concedido este viernes al disidente chino Liu Xiaobo, por su larga lucha por los derechos fundamentales en China.

    La decisión del Comité Nobel provocó la inmediata reacción del régimen de Pekín, el cual sostuvo que las acciones de Liu Xiaobo, quien purga una condena de 11 años por “subversión”, "son contrarias a los objetivos del Premio Nobel de la Paz".

    De acuerdo con el vocero de la cancillería en Pekín, Ma Zhaoxu, "Liu Xiaobo fue hallado culpable de violar la legislación china", por lo que "al atribuir el galardón a esta persona, el Comité Nobel ha violado y blasfemado ese premio".

    Según un despacho de la agencia AFP, Liu, profesor universitario y periodista, recibió el Premio "por su larga y no violenta lucha por los derechos fundamentales en China".

El presidente del Comité Nobel de Noruega, Thorbjoern Jagland, explicó que ese organismo “considera desde hace mucho que hay un estrecho vínculo entre los derechos humanos y la paz".

Ante la eventualidad de que Liu fuera galardonado, China había advertido que consideraría como un "gesto inamistoso" que el gobierno noruego lo felicitara.

Sin embargo, el primer ministro del país nórdico, Jens Stoltenberg, felicitó a Liu Xiaobo por su compromiso con la democracia y los derechos humanos.

Tras el anuncio, Francia y Alemania pidieron la inmediata liberación del disidente, en tanto que Amnistía Internacional llamó a "reforzar la presión internacional para que Liu y los numerosos presos políticos chinos sean liberados".

La esposa del disidente, Liu Xia, se declaró "encantada" por la noticia del Nobel y agradeció a todos quienes apoyaron a su marido, incluyendo al Dalai Lama, líder del budismo tibetano, cuya obtención del Nobel de la Paz en 1989 también provocó la cólera del gobierno chino.

Liu, de 54 años de edad, casado y padre de dos hijos, fue detenido por primera vez tras la represión del movimiento estudiantil de la plaza de Tiannamen de Pekín en junio de 1989. Pasó un año y medio tras las rejas, sin sentencia.

El chino volvió a ser detenido a fines de 2008 por haber impulsado la Carta 08, una petición que abogaba por reformas políticas en el régimen comunista chino.

El juicio se celebró en diciembre de 2009 y el disidente fue condenado a 11 años de cárcel, por tentativa de "subversión del poder del estado".

Desde entonces, el rigor de la sentencia levantó una ola de protestas internacionales.

El Premio Nobel de la Paz se entrega tradicionalmente en Oslo el día 10 de diciembre, pero se ignora quién representará a Liu.
"¿Quién estará presente en la ceremonia? Aún lo ignoramos", dijo el presidente del Comité Nobel.