Emiten en Suecia orden de captura contra el fundador de Wikileaks

jueves, 18 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 18 de noviembre (apro).- La Fiscalía sueca emitió este jueves una orden de búsqueda y captura contra el fundador del portal de internet Wikileaks, Julian Assange, por el supuesto delito de violación.

“Pedí al tribunal de Estocolmo (capital de Suecia) detener al señor Assange, cuyo paradero es desconocido, a causa de sospechas de violación y de agresión sexual”, indicó en un comunicado la fiscal encargada del caso, Marianne Ny.
De acuerdo con la fiscal, “la razón de esta decisión es que debemos interrogarlo”.

En septiembre pasado, la Fiscalía sueca ordenó reabrir la investigación preliminar contra Assenge por un presunto delito de violación, una semana después de que fue cerrada.

La fiscal Marianne Ny consideró que había "razones" para fundamentar una sospecha de delito y que éste debe ser calificado de violación.

El fundador de Wikileaks –quien en su portal de internet filtró miles de documentos confidenciales sobre la guerra de Irak, en los que se denuncia la muerte de más de 100 mil iraquíes desde 2003– fue acusado de violación en agosto pasado, pocos días después de llegar a Suecia para impartir varias conferencias.

Interrogado en relación con las denuncias presentadas por dos mujeres, Assange negó las acusaciones e insinuó que se podía tratar de un complot de Estados Unidos para desprestigiarlo después de publicar al menos 400 mil documentos confidenciales sobre las violaciones en contra de Irak y Afganistán.

El fundador de Wikileaks ya había denunciado que en los últimos meses había recibido amenazas y ataques contra su organización, por lo que permanentemente está acompañado de dos guardaespaldas.

“Washington lleva a cabo una investigación agresiva de nuestra organización, con amenazas públicas y la petición, que no hemos aceptado, de que destruyamos todos los documentos que tenemos”, dijo Anssange.

De acuerdo con los documentos, el Ejército de Estados Unidos durante la invasión en Irak mató a centenares de civiles y ocultó la tortura que fuerzas locales ejecutaron contra prisioneros de guerra.

Comentarios