Condena Obama ataque de Corea del Norte

martes, 23 de noviembre de 2010

WASHINGTON, 23 de noviembre (apro).- Luego del ataque de Corea del Norte a la isla surcoreana de Yeonpyeong, donde se dispararon más de un centenar de proyectiles de artillería, el gobierno del presidente estadunidense, Barack Obama, condenó la agresión y dijo que su país está comprometido a defender la integridad territorial de Corea del Sur.

“Estados Unidos condena en los términos más fuertes este ataque y hace un llamado a Corea del Norte a que detenga estas acciones beligerantes, y a cumplir en su totalidad los términos del acuerdo de armisticio”, advirtió Obama en un comunicado de prensa que difundió la Casa Blanca.

“Estados Unidos está firmemente comprometido a defender a nuestro aliado, la Republica de Corea (del Sur), y a mantener la paz regional y la estabilidad”, remató el texto de la Casa Blanca, el cual se dio a conocer apenas unas horas después del ataque a la isla de Yeonpyeong.

De acuerdo con los reportes procedentes de la península coreana, el ataque dejó un saldo de dos soldados surcoreanos muertos y 15 heridos. Esta es la tercera ocasión desde 1991 que Norcorea lanza ataques en contra de la isla surcoreana.

El gobierno de Corea del Sur indicó que ante esta beligerante posición de sus enemigos del norte, está dispuesto a responder a los ataques con “todo lo que sea necesario”.

La gravedad de la situación es que Corea del Norte posee armamento nuclear, lo que podría ampliar la magnitud del conflicto a una escala mundial.

Sin embargo, Estados Unidos está dispuesto a defender a Corea del Sur de cualquier ataque de mayor magnitud de parte de los norcoreanos.

En caso de que esto ocurriera, China podría responder de la misma manera para defender a los norcoreanos, e incluso Rusia, que juega un papel esencial e histórico para la estabilidad y la paz en la región de la península coreana.

“Estamos hombro con hombre con nuestro aliado en Corea del Sur, y como lo dijo el presidente (Obama), estamos totalmente comprometidos con su defensa”, puntualizó Bill Burton, el segundo vocero de la Casa Blanca, a los reporteros a bordo del avión Air Force One, cuando volaba hacia Indiana.

Comentarios