Rechazan expertos que el cambio climático provoque mayores inundaciones

miércoles, 1 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 1 de diciembre (apro).- El cambio climático no es precisamente el que abona a una mayor recurrencia de fenómenos hidrometeorológicos cada vez más destructivos en términos económicos, sino el rápido proceso de urbanización "inadecuado".
Así lo advirtieron expertos de distintos organismos en el marco de la XVI Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP16), entre ellos Avinash Tyagi, experto de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).
“Las inundaciones no son consecuencia del cambio climático, han estado ahí siempre y en ocasiones han sido salvadores de la humanidad” en la medida en que son benéficas para la agricultura y la fertilidad de la tierra, sobre todo en los países en desarrollo, argumentó Tyagi en un foro sobre el agua, organizado por el gobierno mexicano de manera paralela a las actividades de la COP16.
Según el experto de la OMM, no hay evidencia científica de que las mayores inundaciones se deban al cambio climático.
Lo importante, agregó, es la “gestión de inundaciones”, que consiste en evitar eventos extremos, mitigar los riesgos y las adversidades, y aprovechar plenamente los beneficios de las inundaciones.
Tyagi detalló que una manera de reducir los riesgos consiste en construir presas y sistemas de alcantarillado, pero también se debe “reducir la vulnerabilidad y exposición” de las comunidades a las inundaciones, evitando, por ejemplo, que las comunidades se ubiquen en zonas propensas a las avenidas de agua.  
Por su parte, Julio García, oficial regional para las Américas de la Estrategia Internacional para la Prevención de Desastres de Naciones Unidas (EIRP-ONU), manifestó su preocupado por la “creciente” tendencia de inundaciones en el mundo en las últimas dos décadas.
De acuerdo con García, las causas principales de ese incremento son las recurrentes inundaciones y el incremento del nivel del mar, pero también el asentamiento de millones de personas en zonas costeras bajas o áreas inundables.
El cambio en los patrones de temperatura y de precipitación como consecuencia del cambio climático, afirmó, no explica “necesariamente” la recurrencia de inundaciones más destructivas, más bien hay que analizar la “intervención humana”.
El funcionario de Naciones Unidas señaló que las coberturas vegetales y boscosas es lo que está afectando tremendamente los sistemas de inundación y de deslizamientos, y es posible que con menores niveles de precipitación promedio en el mundo se tengan mayores niveles de inundación.
Julia Bucknall, del Banco Mundial, afirmó que a medida que aumenta la población del mundo y los asentamientos civiles, las inundaciones serán cada vez más destructivas en términos económicos.
Las autoridades, dijo, deben buscar construir “infraestructura que proteja el mayor número de escenarios posibles”, debido a que actualmente es muy difícil calcular la probabilidad de ocurrencia futura de los fenómenos hidrometeorológicos.
Sin embargo, Bucknall aseveró que no se trata sólo de construir más cosas para evitar las inundaciones, sino de planificar bien las ciudades, poner en marcha sistemas de prevención de desastres y usar infraestructura “verde”.
Y remató: “Los países no pueden salir de este problema solamente gastando”.

Comentarios