Conceden libertad bajo fianza a fundador de WikiLeaks; Suecia apela

martes, 14 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 14 de diciembre (apro).- Un juez concedió la libertad bajo fianza al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien desde el pasado martes 7 se encuentra detenido en una cárcel británica, acusado de delitos sexuales en suecia.
    El australiano de 39 años, cuya página web ha provocado reacciones irritantes en Estados Unidos por la revelación de 250 mil papeles diplomáticos clasificados, deberá pagar 200 mil libras (235 mil 712 euros) para salir de prisión, luego de lo cual deberá presentarse el 11 de enero, fecha fijada para la realización de la próxima audiencia en Londres.
No obstante, Las autoridades suecas anunciaron que apelarán la decisión de un juez de otorgar la libertad bajo fianza al fundador de WikiLeaks, lo cual significa que Assange deberá pasar por lo menos 48 horas adicionales en la cárcel, hasta que la corte de apelaciones escuche el alegato de Suecia.
Al salir de prisión, el acusado deberá entregar su pasaporte y usar un dispositivo electrónico para que las autoridades puedan monitorear su ubicación.
A petición de los abogados –quienes temen que fiscales estadounidenses quieran acusar a Assange de espionaje por haber publicado los documentos diplomáticos– afirmaron que su cliente residirá en el condado de Suffolk, en una propiedad de Vaughan Smith, presidente del Frontline Club, el club de periodistas de Londres donde WikiLeaks tiene establecido su cuartel general británico.
Antes de su audiencia en la corte, Julian Assange denunció a las firmas que suspendieron los pagos a su sitio web como instrumentos de la política exterior estadunidense, y llamó a proteger su trabajo de "ataques ilegales e inmorales".
Incluso, en un mensaje dirigido a su madre dijo que estaba comprometido a seguir publicando más cables secretos estadunidenses.
Sobre las acusaciones de delitos sexuales presentadas por dos voluntarias suecas de WikiLeaks, Assange rechazó tales imputaciones al señalar que sus convicciones son “inquebrantables”.
En un comunicado escrito sobre sus comentarios y entregado por su madre Christine al canal australiano Network Seven, el fundador de WikiLeaks apuntó: “Sigo siendo leal a los ideales que he expresado. Esta circunstancia no los sacudirá".
Agregó: "Ahora sabemos que Visa, Mastercard, Paypal y otras (compañías) son instrumentos de la política estadunidense (…) Pido al mundo que proteja mi trabajo y a mi gente de estos ataques ilegales e inmorales".
La semana pasada, activistas de internet lanzaron la "Operation Payback" (Operación devolución) para vengar a WikiLeaks de todos aquellos que aparentemente obstruyeron sus operaciones, derribando temporalmente páginas web de las firmas de tarjetas de crédito Visa y MasterCard, al igual que la del gobierno sueco.
Sin embargo, el abogado británico de Assange, Mark Stephens, señaló que su defendido no estaba de acuerdo con los ataques cibernéticos.
"Cuando le conté a Julian sobre los ciberataques (...) me dijo: 'Mira, he sido víctima de ciberataques. Creo en la libertad de expresión, no creo en la censura y, por supuesto, los ciberataques son justamente eso'", afirmó a Sky News.

Comentarios