Un violador en las guarderías de Amsterdam

martes, 21 de diciembre de 2010 · 01:00

MÉXICO, 21 de diciembre (apro).- Eberhard van der Laan, alcalde de Ámsterdam, convocó a una  inusual conferencia de prensa el pasado domingo 12. La noticia, que cayó como balde de agua helada, señalaba que un hombre abusó sexualmente de decenas de infantes en las guarderías de la capital holandesa.

El sospechoso, de 27 años edad y origen lituano, trabajó en diversas guarderías y ofrecía, por internet, servicios de cuidado de infantes; además, hizo trabajo voluntario en un orfanato en Nairobi.

El alcalde Eberhard van der Laan no dio el nombre del pederasta capturado, pero sí enseñó su fotografía, que circuló por toda la prensa holandesa para que los padres reconozcan si el sospechoso estuvo cerca de sus hijos. Pocos días después, el nombre del pederasta salió a la luz: Roberts Mikelson.

Las autoridades solicitaron la ayuda de los padres para calcular el número de niños abusados, pero el gran problema es que la mayor parte de las víctimas aún no sabe hablar. La policía calcula que en una sola guardería, el pederasta abusó de 40 o 50 niños menores de cuatro años de edad.

Mikelson filmó videos y tomó fotografías de los abusos sexuales que realizaba, lo que sirvió de pistas a la policía estadunidense para ubicar en Holanda el punto de origen de los videos porno. La policía de Estados Unidos se puso en contacto con su contraparte holandesa y así empezó la búsqueda, según el fiscal general de los países bajos, Herman Bolhaar.

En el programa televisivo holandés Opsporing Verzocht se mostró la fotografía de un niño y se pidió al auditorio que ayudara a establecer su identidad. Gracias a las llamadas del público, el pequeño fue identificado, incluso antes de que terminara la emisión. Esa misma noche, Roberts Mikelson fue apresado por la policía.

Según el alcalde Van der Laan, el detenido  ya se declaró culpable de los delitos imputados.

 

Buscando víctimas

La conferencia de prensa del domingo 12 no sólo fue para dar la terrible noticia, sino para pedir la colaboración de la comunidad a fin de ubicar y hacer contacto, lo antes posible, con los padres de los niños violentados.

El sospechoso contrajo nupcias en 2004 con un holandés de Ámsterdam, y cuatro años después obtuvo la nacionalidad holandesa. Cuando Mikelson fue capturado, la policía descubrió que ya había una denuncia en su contra por abuso de menores, levantada por algunos padres en 2008. Esto fue confirmado a la prensa por el comisario  Bernard Welten.

El alcalde Van der Laan se reunió con los padres de los niños y uno de ellos dijo al diario holandés De Telegraaf: “Estamos destrozados, los padres están destrozados. Así de grave es la situación.”

Al detenido se le practicaron exámenes para detectar si es portador de VIH, hepatitis B y sífilis. Los resultados, afortunadamente, fueron negativos.

En tanto, las autoridades abrieron una línea telefónica directa para los padres que sospechen que sus hijos fueron víctimas de abuso sexual, con el número +31 (0) 20-559 3600. También se puede establecer contacto con la policía vía internet:  www.depolitiezoekt.nl . Toda la información es absolutamente confidencial.

El esposo de Mikelson también fue arrestado, así como un empleado de la guardería. La policía revisa los discos duros de varias computadoras incautadas en el domicilio de los detenidos.

De acuerdo con el comisionado Welter, la información estaba encriptada y la policía sigue tratando de descifrarla. En esta investigación hay 150 detectives trabajando, pues muy probablemente se trate de una red de pornografía infantil.

 

¿Cómo saber si mi hijo fue víctima?

La angustia de los padres holandeses es saber si sus hijos fueron víctimas de violación ¿Cómo averiguarlo?

Los especialistas flamencos en atención a víctimas  de abuso sexual recomendaron a los padres que observen si sus hijos presentan ciertos síntomas: dificultades para dormir, miedo a estar solos, reaccionan con agresividad o pánico, pérdida de apetito, han dejado de hablar, tienen regresiones.

Aunque los niños menores de cuatro años no hablan muy bien todavía o no saben lo que es una violación, los síntomas pueden dar la señal de alarma, afirmó a la prensa Carlijn van Roos, del Instituto de Traumas Psicológicos en Leiden.

En tanto, la psicóloga Van Roos, experta en el tema, dio un consejo importante a los padres: “Vuelvan a la rutina lo antes posible. Los niños reaccionan a la inquietud y al estrés de los padres cuando las cosas cambian.

“Después de un trauma como éste, los niños y los padres necesitan una terapia para recuperar el equilibrio emocional. Si el abuso es descubierto a tiempo, si los padres y doctores actúan con rapidez, las consecuencias negativas pueden ser controladas”, aseguró.

El pasado miércoles, el doctor Lamers dijo a Radio Nederland: Se trata de abuso sexual fuera de la familia. Si los padres se preocupan bien de sus hijos y pueden ellos mismos enfrentar bien la situación, entonces los niños tienen una excelente posibilidad de recuperación. Si el abuso sexual lo cometió el padre, entonces el menor ha perdido a su padre.” 

Roberts Mikelson trabajó en 2008 en Nairobi, Kenia, en un orfanato. Las investigaciones sobre si también violó niños en ese lugar ya está en curso. Y aquí cabe la pregunta: En caso de que haya abusado de los huérfanos, ¿quién los ayudará?, ¿quién le dará terapia a esos pequeñitos?

 

 

Comentarios

Otras Noticias