Lula y Putin condenan detención de Assange

jueves, 9 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 9 de diciembre (apro).- El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y el primer ministro ruso Vladimir Putin, salieron en defensa de Julian Assange, el fundador del portal WikiLeaks, y reprobaron que haya sido detenido.
    Desde Brasilia y Moscú, respectivamente, Lula y Putin consideraron que la detención de Assange, registrada el martes en Londres por una solicitud del gobierno sueco,  representa una “atentado” contra la libertad de expresión.
    Para Da Silva el culpable no es Assange, “sino quien escribió una bobada”, dijo en alusión al contenido de los cables secretos del Departamento de Estado de Estados Unidos revelados por WikiLeaks; además, lamentó el “silencio” de la prensa internacional.
    “Quiero manifestar mi protesta contra ese atentado a la libertad de expresión. Utilizaré el blog de la Presidencia para expresar mi protesta", dijo Lula en un acto oficial en el Palacio de Planalto.
    Luego, agregó: “El joven que estaba poniendo en dificultades a la diplomacia de Estados Unidos fue detenido y hasta ahora no he visto ninguna protesta defendiendo la libertad de expresión”.
    Lula recordó que Assange es víctima de una feroz persecución desde que comenzó a difundir documentos secretos de Estados Unidos sobre las invasiones a Irak y Afganistán; y puso en ridículo a los sistemas de seguridad y espionaje estadunidenses.
    Aunque la detención de Assange responde a sendas denuncias por acoso y violencia sexuales, la defensa del fundador de WikiLeaks asegura que se trata de una “conspiración” de los “poderes oscuros”, furiosos porque desnudó sus formas de hacer diplomacia.
    Lula da Silva reiteró que para Brasil el contenido de los documentos es “insignificante”  y quien tiene que estar preocupado en Estados Unidos, ya que fueron vulnerados sus sistemas de protección de datos secretos.
    Paralelamente, desde Moscú, Vladimir Putin también criticó la detención de Assange y, de paso, a la diplomacia de Estados Unidos por poner en duda las bases democráticas de Rusia.
"Si hay democracia, entonces que sea absoluta. ¿Para qué han encerrado al señor Assange en la cárcel? ¿Esto qué es, democracia?", cuestionó el primer ministro ruso.
En conferencia de prensa, Putin cuestionó el servicio diplomático estadunidense, el cual, dijo, no es una fuente cristalina y limía de información.
Putin también aprovechó para salir al paso de las críticas sobre el retroceso de la democracia rusa vertidas por la diplomacia estadunidense, según las filtraciones de WikiLeaks.
"Nosotros en el campo decimos lo siguiente: sólo muge la vaca del vecino pero nunca la nuestra. Esa es mi respuesta para los colegas norteamericanos", dijo.

Comentarios