Cumbre respalda soberanía de Argentina en Las Malvinas

martes, 23 de febrero de 2010

RIVIERA MAYA, Q. Roo, 22 de febrero (apro).- Justo cuando Gran Bretaña inició sus trabajos de exploración petrolera en las inmediaciones de las Islas Malvinas, el gobierno argentino recibió el apoyo unánime de los países de América Latina y el Caribe en sus diferendos con aquel país.
Aunque aún no se elabora la declaración final de la cumbre regional, que se lleva a cabo en este balneario del Caribe mexicano, los gobernantes que participan en la reunión acordaron que en el texto final se haga una defensa expresa de la soberanía argentina sobre los “espacios marítimos circundantes” a las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, es decir, justo el espacio que Inglaterra considera suyos y que ya ha empezado a explorar en busca de hidrocarburos.
En la sesión inaugural de la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, la presidenta argentina, Cristina Fernández, expresó su sorpresa y beneplácito por el apoyo de todos los gobiernos de la región en su disputa con Gran Bretaña, que tiene ya instalada la plataforma petrolera Ocean Guardian, que llevó allí desde Escocia.
Cristina Fernández dijo ante los demás mandatarios de la región que la instalación de esa plataforma “es una violación a las disposiciones de las Naciones Unidas”, y que su gobierno –de “vocación pacifista”, aclaró-- seguirá insistiendo, por las vías legales internacionales, en su reclamo por las Malvinas.
Dijo la presidenta: "Vamos a agotar en su derecho nacional todas las resoluciones para afirmar la soberanía en las islas del Archipiélago Sur, porque es imperativo de la Constitución nacional, que refiere que es una obligación de todos los gobiernos el carácter imprescriptible e irrenunciable de la soberanía de Malvinas".
Insistió en que más allá de una cuestión de soberanía, de lo que se trata el actual diferendo con Inglaterra es que ese país quiere colocar a Argentina como un “escenario para la disputa de los recursos naturales”.
La cuestión de las Malvinas, advirtió Cristina Fernández, “es un claro ejemplo de lo que sucede hoy en materia de derecho internacional: quienes tienen un sillón permanente en el Consejo de Seguridad pueden violar una y mil veces, sistemáticamente, las disposiciones de ONU”
En cambio, agregó, “el resto de los países se ve obligado a cumplir esas disposiciones, bajo pena de ser declarado un país enemigo o, tal vez, con calificaciones más duras; bajo pena de ser invadido militarmente o intervenidos políticamente sus gobiernos”.
Más tarde, en conferencia con periodistas de su país, la mandataria argentina negó que su gobierno vaya a recurrir al expediente del bloqueo de sus accesos por mar.
“No creemos en medidas como el bloqueo. Históricamente hemos sido críticos de lo que, por ejemplo, sufrió Cuba con el bloqueo (estadunidense). Argentina no va a adoptar ninguna medida que no esté enmarcada en el derecho internacional y en el propio derecho interno vigente”.
Finalmente, reiteró su beneplácito por el apoyo unánime de los mandatarios congregados en la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, que este martes concluye sus deliberaciones.

mav

Comentarios