Llega primer refugiado de Guantánamo a España

miércoles, 24 de febrero de 2010

Madrid, 24 de febrero (apro).- El primero de los cinco presos de Guantánamo que acogerá España llegó esta madrugada a la base militar de Torrejón de Ardóz. Se trata de un ciudadano palestino, que vivió en Arabia Saudí y en Pakistán, lugar donde fue capturado.

         El ministro de Asuntos Interiores, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó la información en el Congreso de los Diputados, luego que el Periódico de Cataluña adelantara la primicia en su edición de hoy.

         Oficialmente no fue identificado, dijo Rubalcaba, porque se pretende que rehaga su vida en España, debido a que no tiene antecedentes penales.

         Sin embargo, el sitio web del periódico El Mundo lo identificó como Walid Hijazi, cuya historia este matutino adelantó el domingo 31 de enero, en su sección de reportajes Crónica. El periódico El País también difunde en su sitio electrónico una fotografía de la misma persona, que le fue proporcionada por Reed Smith Sashnoff & Weaver.

         El avión militar en el que arribó el preso palestino hizo al menos otra escala en algún país europeo, donde entregó algún otro preso de la prisión militar estadounidense en Cuba, que el presidente Barack Obama prometió cerrar.

         España recibirá en fechas próximas a un preso de origen sirio y otro yemení, así como dos más aún no identificados, trascendió en fuentes del gobierno.

         A la una de la madrugada llegó el avión a la base militar de Torrejón de Ardoz, al norte de Madrid, con el preso acogido por España, quien es de origen palestino, vivió en Arabia Saudí y en Pakistán.

         Los servicios de espionaje pakistaní lo detuvieron en 2001 y lo entregaron a los estadounidenses, quienes lo trasladaron a Guantánamo.

         Esto se conoció en enero pasado, cuando visitó Madrid el ministro de Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina, Riyad Al Malki

         El ministro Pérez Rubalcaba dijo a los legisladores que el joven palestino se acogerá a un artículo de la Ley de Extranjería mediante el cual se le mantendrá bajo vigilancia para que no suponga una afectación a la seguridad de los españoles.

         Los cinco presos de Guantánamo tendrán libertad de movimiento, pero no podrán traspasar las fronteras españolas, serán acogidos en distintas comunidades autónomas de España y estarán bajo la protección de alguna asociación civil, dijo.

         Los cuerpos de seguridad españoles, como el Centro Nacional de Inteligencia, mantuvieron un estricto control sobre las decenas de presos de Guantánamo, para definir cuáles de ellos cumplían con una serie de parámetros, como el hecho de que no contaran con causas judiciales pendientes en Europa y que desearan vivir en España.

         Rubalcaba se negó a dar más detalles del primer reo, porque la pretensión es que pueda rehacer su vida en España, ya que se les proporcionará una residencia por razones humanitarias y con posibilidad de trabajar.

         Identificado por El Mundo como Salid Hijazi, la historia que este medio publicó a fines de enero, señala que el joven palestino, diestro en trabajos de carpintería, decidió “conocer mundo”, debido a las dificultades económicas que vivía en la Franja de Gaza.

         Fue entonces que viajó a Arabia Saudí, donde todo se complicó, ya que un “cazatalentos” de Al Qaeda le ofreció trabajo con la condición de viajar a Afganistán, donde fue entrenado en la campo de Al Farouq, de la célula terrorista, donde fue preparado en el manejo de armas y adiestrado.

         Después, en Pakistán resultó lesionado por un compañero y fue llevado a un hospital donde fue detenido por los servicios de espionaje pakistaníes, quienes lo entregaron a Estados Unidos.

         Él declaró haber sido objeto de torturas ahí tanto como en Guantánamo, pero finalmente quedó libre de cargos.

Comentarios