Cassez desnuda en su libro a la justicia mexicana

jueves, 4 de febrero de 2010

PARÍS, 4 de febrero (apro).- “Quisiera que al leer mi libro, los mexicanos se pusieran a pensar que yo sufro de los mismos males que ellos: los problemas de la policía, de la justicia y la corrupción”, declaró Florence Cassez, en entrevista a la televisora francesa TV5.
Desde el penal de Tepepan, en el Distrito Federal donde purga, desde 2005, una pena de 60 años de cárcel por los delitos de secuestro y delincuencia organizada, Cassez dio varias entrevistas a los medios franceses. Televisoras y radiodifusoras transmitieron en horas de alta audiencia entrevistas grabadas desde el penal mexicano.
Tras la publicación en Francia, este jueves 4 de febrero, de su libro autobiográfico A la sombra de mi vida, prisionera del Estado mexicano (A l’ombre de ma vie, prisonnière de l’Etat mexicain) --redactado durante ocho meses con la ayuda de Eric Dussart, un reportero francés-- la familia de la ciudadana francesa, así como de su defensor, el abogado Franck Berton, reiteraron su intención de demostrar la inocencia de Cassez.
En un libro de 232 páginas, la francesa narra en orden cronológico y con detalles su vida en México antes de su arraigo, el 8 de diciembre de 2008, por agentes de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en el Distrito Federal, el juicio que llevó a su condena a 60 años de cárcel, y también su vida en la cárcel.
En A la sombra de mi vida, Cassez revela las dos conversaciones telefónicas que tuvo con Nicolas Sarkozy, el presidente de Francia, desde que su caso alcanzó las esferas diplomáticas. En Francia, varios políticos, convencidos de la inocencia de Cassez, persuadieron al mandatario francés de pedir su traslado a Francia, a lo cual el presidente Felipe Calderón rechazó en junio de 2009.
En estas pláticas se destaca el tono amistoso del presidente francés.
“Florence, es como si fuera parte de la familia. La sacaré de ahí (de la cárcel)”, le dijo Sarkozy por teléfono en marzo 2009, según relata Cassez.
La francesa de 35 años describe también la voz de Carla Bruni: “Suave, cariñosa y llena de sentimientos”.
La esposa de Nicolas Sarkozy, quien quiso –en vano-- visitar a Cassez en el penal, declaró su apoyo a Cassez, tuteándola.
La última llamada que hizo Florence Cassez al presidente francés, ocurrió en julio del 2009. Aquella vez, el tono del presidente era “enojado”, según el libro.
“El presidente francés arremetió contra el Estado mexicano: ‘¡Si tengo que decir que México es un país fuera de la diplomacia, lo diré!  Es inadmisible que no apliquen el convenio de Estrasburgo’’”, cuenta Cassez.
La francesa detalla también los meses de cárcel y sus traslados al penal de Santa Martha Acatitla, donde fue encarcelada unos días en la misma celda que Sandra Ávila Beltrán, La Reina del Pacífico, acusada de delito de narcotráfico.
En sus declaraciones a la prensa francesa tras la salida de su libro, Florence Cassez dijo que teme “las reacciones y, quizás, las represalias”.
“Cada vez que quise defenderme o hablar, sufrí represalias. Como en julio 2009 cuando me trasladaron a una cárcel más difícil después de un testimonio en vivo en una radio mexicana”, agregó.
Franck Berton, el abogado francés de Cassez, informó, por su parte, que contemplaba la posibilidad de demandar al secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, por falsificación de documentos.
“Hizo un acta de arraigo falsa, ya que apuntó que Florence Cassez fue detenida el 9 de diciembre. Pero fue arrestada el día anterior (…)”, agregó el penalista, quien pidió la traducción integral del expediente de su cliente.
Berton confió también que Francia apele el caso ante la Corte Internacional de Justicia. “México ya no respeta el derecho, es como si fuera un país totalitario africano; que lo sepan”, declaró el abogado en una entrevista al semanario francés Le Point.
Esta jornada de intensa presencia mediática de Cassez, su familia y sus defensores, culminó en la tarde, cuando el presidente Nicolas Sarkozy habló por vía telefónica con Florence.
Un comunicado de la presidencia francesa informó que el jefe de Estado “aseguró a Florence Cassez que las autoridades francesas, y él personalmente, seguirán su situación con la más grande atención”.
La embajada de México en Francia, por su parte, difundió un comunicado donde recuerda que “Florence Cassez ha hecho uso de todos los medios de defensa que la legislación mexicana pone a disposición de toda persona implicada en un proceso penal”. Y destacó las diferencias sustantivas entre las leyes mexicanas y francesas que impiden el traslado de Cassez a Francia, tal y como lo pide su defensa.
El libro, publicado por la casa editorial Michel Lafon, está en proceso de traducción para el público latinoamericano.

 

MÉXICO, D.F., 4 de febrero (apro).- La francesa Florence Cassez, quien purga una condena de 60 años por secuestro, anunció hoy que solicitará a las autoridades judiciales mexicanas que se abra un nuevo proceso sobre la base de los elementos que aporta en el libro que acaba de publicar en Francia sobre  su caso con el título de "A l'ombre de ma vie" (En la sombra de mi vida).
Entrevistada por la radiodifusora francesa France Info, Cassez dijo que su inocencia es lo único que le queda y que por esa razón decidió dar a conocer su versión de los hechos ocurridos en diciembre de 2005, cuando fue detenida en compañía de su excompañero Israel Vallarta.
Al preguntarle si no teme represalias por la publicación del libro que en tres meses más llegará a México, la francesa confesó que si. “Por supuesto que tengo miedo porque son capaces de todo, Espero lo peor, sobre todo de García Luna”, el actual secretario de Seguridad Pública (SSP) y quien en aquel tiempo se desempeñaba como director de la desaparecida Agencia Federal de Investigaciones (AFI) de la Procuraduría General de la República.
En su libro, Cassez culpa a García Luna de haber fabricado las acusaciones en su contra y recrea el show que armó para exhibirla ante las cámaras de Televisa.
 Pese a todo, justificó la publicación del libro porque, dijo, "para mí es vital contar mi historia. Lo último que me queda, mi última riqueza es mi inocencia", dijo.
Cassez dijo confiar en que el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, lea el libro -que ha escrito a escondidas en la prisión-, lo que "le permitirá entender quién soy".
A su juicio, Sarkozy no sólo "está motivado" con su caso sino que "hace lo máximo" y no sabe "qué más puede hacer".
El abogado francés de esta mujer, Franck Berton, explicó que con este libro su clienta quiere dar cuenta del "ensañamiento de García Luna contra ella", y precisó cómo van a explotar su contenido, en primer lugar con un recurso ante el Tribunal Supremo de México para solicitar un nuevo proceso en el que se puedan aportar lo que para él son nuevos elementos.
Berton, no obstante, manifestó sus dudas sobre esa iniciativa porque conociendo "el estado de la justicia mexicana, tenemos una confianza más que limitada en los jueces del Supremo".
El abogado señaló que también espera que la justicia francesa abra una investigación sobre la actuación en el caso de Cassez de García Luna como responsable policial: "este hombre debe responder de sus actuaciones".
Además, señaló que hay que utilizar los mecanismos internacionales, por ejemplo, para repatriarla a Francia.
El pasado mes de diciembre, las autoridades mexicanas comunicaron formalmente a través de su Embajada en Francia que la cuestión del eventual traslado a su país de la ciudadana francesa Florence Cassez, condenada a prisión en México, era un asunto "concluido" por las “diferencias sustantivas" entre los sistemas jurídicos de ambos países.

Comentarios