Demanda Amnistía Internacional a Cuba liberar a presos políticos

miércoles, 17 de marzo de 2010

MÉXICO D-F., 17 de marzo (apro).- Amnistía Internacional demandó hoy a Cuba liberar a todos los presos de conciencia y revocar las leyes que restringen las libertades de expresión, reunión y asociación.
Al cumplirse el séptimo aniversario de la llamada Primavera Negra de 2003, Kerrie Howard, directora adjunta del Programa Regional de Amnistía para América, dijo:
“Las leyes cubanas imponen límites inaceptables al derecho a la libertad de expresión, de asociación y de reunión. Cuba necesita desesperadamente reformas políticas y jurídicas para estar en consonancia con las principales normas internacionales de derechos humanos".
En un comunicado difundido en su sede de Londres, AI informó también que pidió do al presidente cubano, Raúl Castro, que permita a expertos de Naciones Unidas observar la situación de derechos humanos en la Isla.
Amnistía hizo este llamado al cumplirse 7 años de la detención de 75 disidentes cubanos, alrededor del 18 de marzo de 2003, 53 de los cuales continúan encarcelados, según la organización.
Uno de ellos, Orlando Zapata, falleció el 23 de febrero tras una huelga de hambre para protestar por las malas condiciones carcelarias.
"El encarcelamiento prolongado de personas solamente por ejercer sus derechos de manera pacífica no sólo es una tragedia en sí mismo sino también un escollo para para reformas, como el inicio del diálogo necesario para el levantamiento del embargo unilateral estadounidense contra Cuba", declaró Howard.
Amnistía, que como otras organizaciones internacionales tiene prohibido el acceso a la Isla, denuncia en su comunicado que algunos artículos de la Constitución y del Código Penal cubano son imprecisos y que en la práctica su interpretación actual vulnera libertades fundamentales.

Reprimen a manifestantes
Por la mañana, la policía cubana impidió que las llamadas Damas de Blanco, una agrupación formada por esposas y familiares de presos políticos cubanos, se manifestaran en la vía pública.
A golpes, la policía subió a las mujeres a dos autobuses que se dirigieron hasta la casa de su líder.
"Nos trajeron directamente para la casa Laura Pollán (líder del grupo de mujeres), arrastradas, pero estamos aquí todas y vamos a seguir con las marchas, a no ser que nos metan en la cárcel", declaró Bertha Soler, quien añadió que “el gobierno está acorralado".
Unas 30 mujeres realizaban una marcha en el barrio de Párraga, en el suroeste de La Habana, cuando fueron repudiadas por tres centenares de partidarios del régimen cubano y montadas forzosamente por mujeres policías en los autobuses.
Las manifestantes realizan una jornada semanal en conmemoración del encarcelamiento en la primavera de 2003 de sus 75 familiares, de los cuales 53 permanece en prisión.
Junto a las mujeres, marchó Reyna Luisa Tamayo, madre de Orlando Zapata, preso político que murió el 23 de febrero después de dos meses y medio de huelga de hambre y cuyo fallecimiento despertó una fuerte reacción internacional.
"Estamos en una manifestación pacífica y no nos vamos a montar en una guagua (autobús) del Gobierno que mantiene presos a nuestros familiares hace siete años", gritó Pollán a los uniformados, poco antes de ser obligada a subir al transporte.
Los partidarios del régimen cubano repudiaron a las mujeres, quienes iniciaron su jornada con rezos en un templo católico de la localidad y luego intentaron, según Soler, visitar al disidente Orlando Fundora, uno de los 75 presos del 2003, excarcelado por motivos de salud.
El gobierno cubano ha acusado a las Damas de Blanco de ser punta de lanza de la política subversiva de Estados Unidos contra la isla, y estar financiadas por Washington.

Comentarios