Alemania: cuatro curas y dos monjas, bajo investigación por abuso sexual

lunes, 22 de marzo de 2010

MÉXICO, DF, 22 de marzo (apro).- En Regensburgo, Alemania, cuatro sacerdotes y dos monjas están bajo investigación por supuesto abuso sexual, informó hoy lunes Clemens Neck, vocero de la diócesis.
    En rueda de prensa, Neck agregó que, con el fin de hacer justicia, la Iglesia alemana investiga los casos de pederastia sacerdotal que están siendo denunciados en los últimos días.
    Admitió:
    “El trabajo de los últimos 14 días nos ha mostrado qué serios actos de maldad fueron cometidos por líderes espirituales y miembros de la Iglesia. Lamentamos mucho lo que han hecho a los niños y jóvenes, y pedimos clemencia en su nombre”.
    Sin embargo, Neck no dio los nombres de los sacerdotes y las monjas que se suman a los religiosos alemanes que son investigados por pederastia.
    Sólo dijo que existen dos nuevos cargos contra un hombre al que identificó como Friedrich Z., quien ya fue declarado culpable por abusos cometidos en 1958.
También dijo que hay un nuevo cargo contra Georg Z, otro pederasta al que ya se le comprobó su culpabilidad.
    En Alemania también está bajo sospecha, por lo menos de encubrimiento, Georg Ratzinger, hermano del papa Benedicto XVI.
    Georg –un octogenario que actualmente vive en retiro-- fungió durante muchos años como encargado del coro infantil de una escuela de Ratisbona, Alemania, donde ahora se está descubriendo que hubo casos de abuso sexual contra infantes.
    Hasta el momento, el hermano del Papa sólo admite haber dado bofetadas a los niños, cuando empezó a dirigir ese coro, en 1964. Se excusó diciendo que ese tipo de castigos eran entonces “lo normal”.
    Irlanda es otro país donde se han reportado bastantes casos de pederastia, al grado de que, el pasado sábado, Benedicto XVI dio a conocer una carta pastoral en la que pidió perdón por los abusos cometidos contra los niños de esa nación.
    En la carta, el pontífice les pide a los sacerdotes pederastas: “Admitan su culpabilidad de forma abierta, entréguense a las exigencias de la justicia, pero no pierdan las esperanzas respecto a la misericordia de Dios”.

Comentarios