El Papa acepta renuncia de obispo irlandés implicado en casos de pederastia

miércoles, 24 de marzo de 2010

MÉXICO, DF, 24 de marzo (apro).- El papa Benedicto XVI aceptó, hoy miércoles, la renuncia de monseñor John Magee, como obispo de Cloyne, Irlanda, debido a que resultó implicado en los casos de abuso sexual cometidos por sacerdotes de ese país contra menores de edad.
    Desde el 7 de marzo del año pasado, monseñor Magee había presentado formalmente su renuncia, tras conocerse que maniobró para retrasar las investigaciones sobre los casos de pederastia que fueron denunciados en su diócesis.
    Y fue hasta ahora, después de un año, que el pontífice aceptó su renuncia, de acuerdo al canon 401 del Código de Derecho Canónico, donde se estipula que los obispos deben renunciar ante una “causa grave” que disminuya su desempeño como pastores.
    Magee ocupó cargos importantes en la curia vaticana. Fue, por ejemplo, secretario privado de tres pontífices: Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II.
    Con su renuncia, son ya cuatro obispos los que han dimitido en los últimos meses, luego da darse a conocer el Informe Ryan y el Informe Murphy, donde se revela que, en los años setenta, centenares de niños irlandeses fueron abusados sexualmente por curas, sobre todo en la arquidiócesis de Dublín.
    Es tal el escándalo de pederastia sacerdotal en ese país que, el pasado fin de semana, el papa Benedicto XVI tuvo que pedir perdón a las víctimas de los curas irlandeses, mediante una carta pastoral.
    En este documento, el pontífice les advirtió a los curas pederastas que deben responder ante Dios y ante los tribunales por sus crímenes. Y ordenó una inspección en las diócesis y seminarios donde se hayan cometido este tipo de abusos.

Comentarios