Abre Iglesia sitio de denuncia anónima contra pederastas

martes, 30 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 30 de marzo (apro).- La Iglesia católica alemana abrió hoy una línea telefónica anónima y una página electrónica para atender a todas aquellas víctimas de abusos sexuales cometidas durante décadas en varias instituciones educativas católicas.

         "Queremos alentar a las víctimas a contactarnos, sin importar si se trata de casos nuevos o antiguos", dijo hoy Stephan Ackermann, obispo de Tréveris, localidad ubicada en el suroeste de Alemania.

La línea gratuita estará disponible tres días a la semana y contará con la asistencia de consejeros, psicólogos y terapeutas para responder a los llamados, explicó el religioso, quien fue nombrado por la Iglesia católica alemana para investigar las denuncias en torno a los abusos sexuales.

"Haremos todo lo posible para que el abuso sexual en instituciones de la Iglesia católica no vuelva a suceder", remarcó Ackermann.

La iniciativa fue aplaudida por la orden jesuita, de donde emergieron las primeras denuncias por abuso sexual en enero, lo que derivó en una escalada de más de 250 denuncias similares, algunas de las cuales datan de la década de 1950.

Ursula Raue, nombrada por los jesuitas para investigar los casos de abuso, se refirió a la importancia de que la línea sea neutral y garantice a las víctimas que su caso se tomará en serio.

Christian Weisner, del movimiento católico reformista "Somos Iglesia", celebró la iniciativa, pero hizo hincapié en la importancia de que sigan funcionando las otras vías de ayuda ya existentes para las víctimas, fuera de la Iglesia católica.

"Hay algunas personas que han tenido experiencias tan negativas con la iglesia que no quieren buscar su consejo", apuntó.

"Somos Iglesia", que abrió una línea anónima similar en 2002, ha recibido llamadas de alrededor de 400 personas informando casos de abuso sexual por parte de clérigos. Internet: www.hilfe-missbrauch.de

 

Repudian silencio del Papa

 

El silencio del Papa Benedicto XVI ante los casos de abuso sexual por parte de miembros de la Iglesia Católica es repudiado por 46% de los alemanes y 45% de los católicos, reveló este martes una encuesta.

El descontento de muchos alemanes con el pontífice quedó patente en un sondeo realizado por el semanario local de investigación periodística Stern, al tiempo en que las críticas por los maltratos protagonizados por monjas se intensifican.

De acuerdo con los resultados del sondeo, Stern señaló que sólo 31 por ciento de los alemanes evaluó en forma positiva el trabajo de Benedicto XVI.

En tanto, 46% de los alemanes calificó el desempeño del Papa de 'poco bueno' o 'malo', mientras entre los católicos, 45% le otorgó una calificación negativa.

La principal fuente de críticas fue que su silencio ante los casos de abuso sexual en la Iglesia Católica fue muy largo. En una encuesta realizada en 2007, 70% de los encuestados estimó el trabajo de Benedicto XVI de 'bueno' o de 'muy bueno'.

Sólo 8.0% de los encuestados hace tres años expresaron descontento con su actuación.

De acuerdo a la información dada a conocer este martes por Stern, 19 por ciento de los católicos alemanes está considerando salirse de la Iglesia.

En Alemania eso sólo se puede llevar a cabo ante tribunales judiciales, ya que el diezmo es obligatorio para católicos y protestantes en el país europeo.

Los tribunales expiden un certificado con valor oficial en el que se asienta que la persona en cuestión ya no tiene la fe católica o protestante, y hasta entonces queda fuera de la Iglesia.

La gran mayoría de los católicos alemanes, sin embargo, informó al ser encuestada que se mantendrá fiel a la Iglesia.

El tema es actualmente uno de los mas los mas relevantes en la discusión pública del país europeo.

A las denuncias de abuso sexual por parte de clérigos y religiosos católicos se han sumado las que revelan que ha habido casos de monjas católicas alemanas que maltratan a los niños y jóvenes en internados y hospicios para huérfanos.

Ese es el tema que inspiró la gigantesca figura de tres metros de alto que realizó el productor de figuras para los carros alegóricos del carnaval, el alemán Jacques Tilly. La enorme figura será la de una monja que lleva en una mano un palo y en la otra un crucifijo.

La figura acompañará a la manifestación que habrá el próximo 15 de abril en Berlín de quienes estuvieron en hospicios e internados católicos y fueron objeto de violencia y malos tratos por parte de monjas.

Tilly declaró que la figura se verá espléndida en la Puerta de Brandenburgo, y que será la expresión de protesta por los casos protagonizados por monjas, que, sin embargo, no han recibido tanta atención de los medios alemanes como los abusos sexuales de religiosos.

El productor de figuras de carnaval declaró que la idea procedió de las personas que en su momento fueron objeto de violencia y malos tratos en hospicios e internados católicos.

'Esperamos que nuestra monja golpeadora contribuya a aumentar la atención sobre el tema', dijo Tilly, ya que es de la opinión que solo la fuerte presión de la opinión pública hará que la Iglesia y las autoridades alemanas hagan caso a las demandas de los afectados.

Comentarios