Sudáfrica: prostitución forzada y voluntaria

martes, 13 de abril de 2010

MEXICO, D.F., 13 de abril (apro).- A finales de marzo la policía de Mozambique anunció el arresto de siete personas dedicadas a traficar mujeres y niños hacia la vecina Sudáfrica.

Silvia Mahumane, vocera de la policía de Maputo, dijo a la agencia AP que el arresto fue parte de un operativo para capturar a una red de plagiarios que vendía a mujeres en 670 dólares cada una.

La noticia fue publicada también por el South Africa City Press, que amplió la información el 27 de marzo sobre la redada. Entre las cautivas había 15 mozambiqueñas y algunas muchachas de China

El tráfico de personas en África Austral es un problema viejo, pero va en aumento.

Las mujeres y niños mozambiqueños vendidos en Sudáfrica son utilizados en prostitución forzada y trabajo no remunerado en granjas. Sin embargo, en vistas del Mundial de Futbol, los defensores de derechos humanos temen que las mujeres y niños sean utilizados para servicios sexuales.

La prostitución en Sudáfrica está prohibida y es un delito tipificado. Las multas son estratosféricas para las trabajadoras sexuales, la mayoría zulúes muy pobres. El Mundial de Futbol es la oportunidad para las sexoservidoras independientes de obtener dinero. Para los tratantes de blancas y proxenetas lo es aún más.

 

La historia de Sonia

 

Sonia huyó hace un año de sus captores. Unos señores llegaron a su pueblo en Mozambique ofreciéndole trabajo como sirvienta en una casa de Johannesburgo, Sudáfrica. El sueldo sería de 166 dólares mensuales, un dineral para la muchacha. Sonia, quien apenas terminó la primaria, pobre y desempleada, pensó que ese trabajo sería la solución a sus problemas.

Sonia dio su testimonio a una comisión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM):

“En la frontera, nos sorprendió la policía sudafricana. Nos arrestó a todos, pero el pollero les dio dinero y nos dejaron ir”, contó.

Sonia no fue llevada a la casa donde haría limpieza, sino que fue violada y ofrecida a todo tipo de hombres. Contrajo el VIH, quedó embarazada y contagió a sus a sus hijos gemelos.

Un día  Sonia vio la oportunidad y huyó. Finalmente pudo regresar a su casa. Narró que normalmente las víctimas no se atreven si quiera a poner en palabras los horrores a los que fueron sometidas. No pueden con la vergüenza de las vejaciones.

La Organización Internacional para las Migraciones (IOM, por sus siglas en inglés) está pendiente del tráfico de mujeres y niños de Mozambique a Sudáfrica. Nelly Chimedza, jefa de la oficina de IOM en Maputo, sigue el caso de Sonia muy de cerca porque da muchas pistas sobre el modo de operar de los traficantes. Chimedza da  apoyo a Sonia para que la chica reconstruya su vida.

La IOM destacó, en un estudio publicado en su página web, que cada año más de mil mujeres, niños y niñas de Mozambique son víctimas del tráfico de personas hacia Sudáfrica.

“Los traficantes internacionales de niños podrían estarse aprovechando de la débil legislación sobre adopciones de Mozambique para tener como objetivo los niños huérfanos. Es esta una preocupación creciente para el gobierno”, declaró a la prensa un portavoz del Ministerio del Interior de Mozambique el 6 de febrero de 2007.

Según Lurdes Mubanda, jefa del Departamento de la Mujer y el Niño del Ministerio del Interior de Mozambique, el uso del proceso de adopción para acceder a los niños desfavorecidos es la última forma de tráfico de niños en Mozambique.

Esta excolonia portuguesa sufrió una guerra de 16 años que terminó en 1992 y sumió al país en la pobreza. Posteriormente, el sida dejó una estela de huérfanos tras de sí, potenciales víctimas de traficantes. Además, el país no tiene la infraestructura para garantizar que las adopciones otorguen un hogar a los niños.

“El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia trabaja con las autoridades mozambiqueñas para crear 18 centros en las estaciones de policía de 11 provincias antes de 2009, que proporcionen ayuda y refugio a las víctimas y a la policía a desarrollar capacidades específicas, así como de cambiar el programa de entrenamiento de la policía para incluir un currículum que aborda el abuso de niños y el tráfico de personas”, dijo Clarice da Silva e Paula, de la Oficina de Protección del Niño de UNICEF a la agencia de noticias IRINnews

El Consejo de Ministros de Mozambique aprobó una ley específica contra el tráfico humano en 2007, pero aún está pendiente de la aprobación por parte del Parlamento.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF); el Fondo para la Población de las Naciones Unidas, y la organización no gubernamental Save the Children, entre otras, intercambian información y apoyan las campañas para que las policías y gobiernos puedan combatir el tráfico de personas.

“Es particularmente complicado porque la pobreza es una de las causas subyacentes en el tema del tráfico. Hay muchos engaños. Hay familias que entregan a sus hijos con la esperanza de un ingreso o la promesa de que, tras el trabajo, irán a la escuela. Es muy difícil conseguir datos; todo el tráfico está envuelto en el misterio”, explico a la AP Nelly Chimedza, jefa de la oficina de IOM en Maputo.

 

Por cuenta propia

 

La Worker Education and Advocacy Taskforce (SWEAT) es una organización civil que apoya a prostitutas “voluntarias”en cuestiones de salud, derechos humanos y servicios legales.

La SWEAT, con sede en Ciudad del Cabo, lucha por la legalización de los sexoservicios para que quienes los ofrecen tengan buenas condiciones de trabajo y salud, incluso para los clientes. Con este propósito lanzó una campaña mundial de cara al Mundial de Futbol.

También lanzó una iniciativa para denunciar y combatir la explotación sexual forzada. Con un  video titulado Detengamos el tráfico humano en 2010, el SWEAT denuncia que hay 100 mil sexoservidoras en Sudáfrica fruto de la trata de blancas. De hecho estableció una línea telefónica para denunciar el delito de trata de personas, en la que las víctimas pueden pedir auxilio.

Eric Harper, director de SWEAT, afirma en la página web de la organización que la campaña contra el tráfico de personas es muy importante porque la esclavitud sexual es una forma de tortura extremadamente cruel y dañina con secuelas para toda la vida de las víctimas.

“La actual legislación sobre prostitución empeora las cosas”, afirma Harper.

Según los cálculos de la IOM, más de mil mozambiqueños son llevados cada año por la fuerza o bajo engaño a Sudáfrica, donde se les utiliza como mano de obra barata o esclava o se les obliga a ejercer la prostitución.

 

Putas pobres

 

En Ciudad del Cabo se encuentra la calle Voortrekker Weg, famosa por sus prostitutas, al igual que el conservadurismo de sus autoridades. En esa ciudad la prostitución se castiga con la cárcel.

Pero ese es el menor de los peligros. Las prostitutas pobres sufren constantes ataques violentos, además de que asesinos seriales las han tomado como blanco.

Mikel, una trabajadora del sexo muy pobre, contó a los activistas de SWEAT: “Trabajo en la noche y cuando empieza a amanecer regreso a mi casa para levantar a mis hijitos, hacerles el desayuno y llevarlos  a la escuela. Cada vez que me despido de ellos no sé si los volveré a ver”.

Como la prostitución está prohibida, las mujeres no tienen dónde quejarse si los clientes las roban o las hieren. Las bandas de delincuentes lo saben y por eso son un blanco fácil para los asaltos. No pueden defenderse de los que exigen sexo sin condón o de los policías que las extorsionan.

Las cifras del Consejo Nacional Africano Contra el Sida son escalofriantes: 5 de los 48 millones de habitantes están infectados con VIH. También lo están la mitad de las mujeres que se dedican a la prostitución.

Éstas se quejan de que la mayor parte de sus clientes quiere sexo sin condón.

El gobierno de Congreso Nacional Africano reparte anualmente 450 millones de condones gratuitamente para así frenar los contagios. Pero durante el Mundial de Futbol se necesitarán por lo menos mil millones de preservativos adicionales.

En su reciente visita oficial a Gran Bretaña el pasado 4 de marzo, el presidente sudafricano Jacob Zuma solicitó el regalo de mil millones de preservativos extras a los 42 millones que Inglaterra ya había donado.

         Todo mundo sabe que con el Mundial se disparará la prostitución. El gobierno de Pretoria estima que por lo menos 40 mil prostitutas viajarán expresamente a Sudáfrica. Estas estimaciones se basan en los últimos mundiales de futbol y en los Juegos Olímpicos. Por ejemplo, los alemanes le dieron una solución muy pragmática al asunto con la creación de burdeles y controles sanitarios.

Las iglesias cristianas, tanto católicas como protestantes, han lanzado una campaña contra la prostitución en el Mundial. También han dejado claro su temor de que el tráfico de mujeres y niños aumente en la Copa del Mundo.

La campaña La Iglesia con la pelota es promovida por  la oficina de las Comunicaciones Sociales de la Conferencia Episcopal del África Austral (SACBC).

En las páginas deportivas de los hinchas ya están las advertencias sobre los peligros de “irse de putas”, donde parece que los que más les preocupa son los robos y no los contagios de VIH.

El equipo de futbol de Egipto venció al de Italia 1-0 en los juegos previos al Mundial en Johannesburgo. Después, por lo menos cinco egipcios llevaron prostitutas a sus habitaciones para celebrar el histórico marcador. Lo jugadores después se quejaron del robo de mil 700 euros. 

Según explica el periódico Sunday World en su página dedicada a las "noticias calientes”, la policía no encontró signos de violencia, por lo tiene la hipótesis que ese dinero no fue sustraído, sino que se usó en el pago de las sexoservidoras.

 

Mr

--fin de nota--

Comentarios