Frena EU nuevas perforaciones por derrame de petróleo en el Golfo de México

viernes, 30 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 30 de abril (apro).- Un día después de haber declarado  “catástrofe nacional” en Estados Unidos por el derrame de crudo en la zona noreste del Golfo de México, el gobierno de Barack Obama afirmó este viernes que no se autorizarán perforaciones de petróleo en nuevas áreas hasta que se sepa qué sucedió exactamente.
"No se han autorizado perforaciones adicionales y no se autorizará ninguna hasta que sepamos qué ocurrió y si hubo algo extraordinario y evitable" en el derrame del Golfo de México, dijo David Axelrod, asesor de la Casa Blanca.
En el programa de televisión "Good Morning America", de la cadena ABC, Axelrod afirmó que “no habrá perforaciones domésticas en nuevas áreas hasta que haya una revisión adecuada de lo que pasó y de lo que se está proponiendo en otras partes".
En tanto, las primeras capas de petróleo provenientes de la plataforma operada por la empresa británica BP alcanzaron la noche de ayer las costas de Luisiana (sur de EU), diez días después de que estallara esa instalación por causas aún desconocidas.
Con 800 mil litros de petróleo por día derramados en el mar por la plataforma siniestrada, la catástrofe podría superar en magnitud a la del Exxon Valdez, la peor en la historia estadounidense, registrada en 1989, amenazando con una de las peores catástrofes ambientales.
Los primeros rastros de brillo aceitoso llegaron a los frágiles pantanos de la desembocadura del Río Mississippi la noche del jueves, 24 horas antes de las estimaciones de la Guardia Costera, según reportes del Times Online de Nueva Orleans.
El gobernador de Louisiana, Bobby Jindal, declaró la emergencia el jueves y este viernes el gobernador de Florida, Charlie Crist, puso seis condados bajo emergencia al afirmar que la mancha amenaza también a su estado "con un gran desastre".
    Ayer, durante una reunión especial en la Casa Blanca, el presidente Barack Obama ofreció “todos los recursos disponibles”, incluyendo los militares, en un intento por evitar una posible catástrofe ambiental.
Por su parte, la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, anunció que el derrame en el Golfo de México fue declarado “desastre de importancia nacional”, lo que permitía utilizar recursos de todo el país para combatirlo.
    Asimismo, señaló que el grupo británico BP (British Petroleum) que explotaba la plataforma petrolera es “responsable” del derrame, y exigió que reacciones de la mejor manera posible.
    En tanto, en la zona afectada fueron desplegadas ayer barreras flotantes, cubriendo unos 40 kilómetros frente a las costas de Luisiana, para intentar contener el petróleo.

Comentarios