Detienen en Brasil y Canadá a dos sacerdotes; los acusan de pedofilia

jueves, 8 de abril de 2010

MEXICO, D.F., 8 de abril (apro).- Dos sacerdotes católicos fueron acusados hoy en Brasil y Canadá, respectivamente, de los presuntos delitos de pornografía y agresión sexual y de pedofilia.
El primer caso involucra al padre del municipio brasileño de Craibas, Benedikt Lennartz, de 41 años de edad, quien almacenaba e intercambiaba imágenes pornográficas.
De acuerdo con la investigación realizada por la fiscalía del estado de Halagaos, el párroco tenía en su computadora personal un disco duro con mil 300 fotos con escenas de sexo explícito o pornografía involucrando a adolescentes, la mayoría de sexo masculino.
En marzo pasado, el Vaticano reconoció que tres sacerdotes del estado de Alagoas eran sospechosos del delito de abuso de menores y estaban siendo investigados, luego de que el canal de televisión SBT mostró imágenes en cámara oculta en las que aparece el padre Luiz Marques Barbosa, de 82 años, manteniendo relaciones sexuales con un joven, en otra localidad del estado de Alagoas.
         "Nos entristece y nos humilla pensar en la situación dramática de las posibles víctimas y de la Iglesia vilipendiada a causa del comportamiento inmoral de quien debería ser maestro de la fe", dijo el martes pasado, en una nota hecha pública hoy, el obispo de Penedo (Alagoas), Valério Breda.
          El obispo pidió "justicia y reparación" si se confirma la acusación de abuso sexual contra menores por los sacerdotes.
 Y afirmó que la diócesis sólo supo de esos casos cuando una televisora local denunció a los padres, quienes fueron inmediatamente apartados de sus funciones.
           En tanto, en Canadá, el exobispo católico Raymond Lahey, quien fue acusado de importar pornografía, fue demandado por agresión sexual ante la justicia civil por un exinterno de un orfelinato de la provincia de Terra Nova (este), informó hoy la cadena de televisión CBC.
          Dijo que, en septiembre pasado, Lahey había renunciado a su cargo de obispo de la diócesis de Antigonish, en Nueva Escocia (este), luego de haber sido acusado de ingresar a Canadá con un ordenador que contenía pornografía infantil.
         Su proceso por esos hechos comenzará en 2011.
         Todd Boland, quien frecuentaba el orfelinato de Mont Cashel, en Saint-Jean de Terra Nova, en los años 80, acusó a Lahey de haberlo agredido sexualmente durante cuatro años.
          Lahey era entonces sacerdote en Saint-Jean.
         "En aquella época, monseñor Lahey lo llevaba a dar un paseo, como hacían a veces los miembros de la Iglesia, y allí tenían lugar los abusos", afirmó a la CBC el abogado de Boland, Greg Stack.
          La demanda también alcanza a la arquidiócesis de Saint-Jean.