Cuba: apuesta por el turismo de élite

martes, 11 de mayo de 2010

LA HABANA, 11 de mayo (apro).- El millonario francés DuPont de Nemours nunca se imaginó que su campo de golf y su mansión “Xanadú”, diseñados en 1927 por los arquitectos Govantes Covarrocas en las ahora exclusivas playas de Varadero, serían la punta de lanza de una nueva política turística del gobierno comunista de Cuba para construir 29 exclusivos campos para golfistas en la isla.

En las tierras de DuPont se encuentra el hoy famoso Varadero Golf Club, con 18 hoyos, diseñado por el arquitecto Les Furber, presidente de la compañía canadiense Golf Design Services LTD (GDS). Abarca una franja estrecha de 3.5 kilómetros ubicados entre los exclusivos hoteles SuperClubs Breezes, LTI, Golf Resort & Suites, Meliá Varadero y Sol Club Palmeras.

De acuerdo con el director de Desarrollo y Negocios de la compañía Palmares, Sandino Fernández, la reactivación y promoción mundial del Varadero Golf Club ha sido un éxito de mercado y se convirtió en uno de los nuevos segmentos (el turismo de golf) que Cuba impulsará en los próximos 15 años, tomando en cuenta la espiral creciente de su industria del ocio.

El campo de golf es tan redituable en el balneario de Varadero que el gobierno de Raúl Castro decidió apostarle al fortalecimiento del turismo de golf –un concepto impensable en la revolución que encabezó Fidel Castro--, al aprobar el pasado 4 de mayo una nueva política inmobiliaria para atraer inversión turística extranjera que desarrolle proyectos de marinas y campos de ese deporte de elite.

El objetivo, dijo ese mismo día el ministro de Turismo, Manuel Marrero, será una política de desarrollo inmobiliaria vinculada al turismo para potenciar la industria sin chimenea, el segundo sector que más ingresa divisas al país, después de la venta al extranjero de servicios médicos y educativos.

“Con el objetivo de desarrollar regiones que hoy están vírgenes ya fue aprobada una política que permite el desarrollo inmobiliario asociado al turismo, fundamentalmente campos de golf, marinas, viviendas de lujo y otras inversiones turísticas complementarias”, remarcó Marrero el martes 4 de mayo en una conferencia de prensa en la sede de la Feria Internacional de la Industria Turística que inició esta semana en La Habana.

Marrero adelantó que en las próximas semanas se hará público el “instrumento jurídico” que regulará los negocios en campos de golf, marinas y otras inversiones turísticas, entre los cuales ya están en estudio 13 de los 29 proyectos para construir campos de golf en las provincias de Ciudad de La Habana, Ciego de Ávila,  Holguín y Cienfuegos.

Los planes de crecimiento abarcan una campaña denominada “Auténtica Cuba”, la cual intenta promover el turismo a ciudades extranjeras menos visitadas, y resaltar los valores de la identidad y cultura del país.

El nuevo proyecto tiene previsto modernizar la planta hotelera, de casi 50 mil habitaciones, y aumentarla, en 20 mil, en los próximos cinco años. La industria se propone, además, explotar en mayor medida el turismo ecológico, de salud y cultural.

 El ministro de Turismo dijo que el gobierno cubano sostiene negociaciones avanzadas con “varios potenciales socios extranjeros” para promover el desarrollo del golf.

Hace 20 años, Cuba ocupaba el lugar 23 de los países con más visitantes extranjeros. Desde hace cinco años, la isla ascendió al noveno lugar, al recibir de manera permanente unos dos millones de viajeros. En el 2009 recibió 2.4 millones de visitantes.

El turismo se ha convertido en una de las grandes opciones para obtener divisas libremente convertible que le ayuden a superar la crisis de liquidez que afronta a raíz de las pérdidas millonarias causadas por tres huracanes en el 2008, el bloque financiero, comercial y económico que Estados Unidos mantiene desde hace medio siglo contra la isla y el impacto de la crisis económica global.

 

Alentador el panorama turístico  

Los primeros datos oficiales sobre el número de visitantes que ingresaron a la isla pusieron feliz al gobierno cubano, pues se registró en el mes de marzo un aumento de 6.4% --296 mil 988 turistas visitaron el país-- comparado con el mismo mes del 2009.

El ministro de Turismo, Manuel Marrero, confirmó que más de un millón de visitantes ingresaron a Cuba en los primeros cuatro meses del 2010, principalmente por el aumento en las llegadas de cubanos estadunidenses al país, según confirmaron empresas dedicadas al negocio de los vuelos charter.

El propio ministro de Turismo se niega a reconocer que los nuevos proyectos que implementará el gobierno cubano en los próximos 15 años están dirigidos a una eventual eliminación, por parte del Congreso estadunidense, de las restricciones que impiden a sus ciudadanos visitar la isla.

José Treviño, director comercial y de marketing de Havanatur, informó que los viajes de los cubanos residentes en Estados Unidos a Cuba han aumentado 50% desde septiembre de 2009, cuando el presidente Barack Obama levantó oficialmente las restricciones de viaje hacia la isla.

Unos cien mil cubano-americanos más han podido trasladarse hacia la isla a visitar a sus familiares aprovechando las nuevas medidas del presidente Obama.

Unos 296 mil cubanos residentes en el exterior viajaron a la isla en 2009, según cifras oficiales. Marrero precisó que esas visitas crecieron 50% de enero a abril de este año en comparación con el mismo período de 2009.

Pero la felicidad es aún mayo porque las cifras del primer trimestre del 2010 indican que el flujo de cubanos residentes en Estados Unidos será mayor, todo a pesar de la crisis económica.

Una docena de empresas realizan vuelos charter de ciudades de Estados Unidos como Miami, Los Ángeles y Nueva York hacia La Habana, Cienfuegos, Camaguey, Santiago de Cuba y Holguín. Las asociaciones de touroperadores y empresas de viajes estadunidenses operan actualmente con aviones de mediana potencia como Boeing 737 y Airbus 320.

Cuba está ubicada en el centro de tráfico de yates de cruceros de Estados Unidos y el Caribe.

 

jpa

---FIN DE NOTA---

/v/v/

Comentarios