Baltazar Garzón, suspendido por el Poder Judicial

viernes, 14 de mayo de 2010

MADRID, 14 de mayo (apro).- Finalmente, el pronóstico se cumplió: El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) español decidió hoy suspender de sus funciones al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, para que enfrente el juicio oral por el presunto delito de prevaricación—que cometen los jueces al tomar una decisión judicial a sabiendas que ésta es injusta—por pretender investigar los crímenes de la dictadura franquista.

Esta decisión unánime del CGPJ estuvo presidida por el fallo del juicio oral que este miércoles emitió el magistrado del Tribunal Constitucional, Luciano Varela, quien lo sentará en el banquillo de los acusados. Esta decisión aparentemente se aceleró luego que la víspera Garzón pidiera permiso al CGPJ para ausentarse de su juzgado, con el propósito de atender una invitación para incorporarse como asesor externo de la Fiscalía especial de la Corte Penal Internacional (CPI), que encabeza el argentino Luis Moreno Ocampo.

Luego de 22 años de entrar al bünker de la Audiencia Nacional, en la calle Génova, hoy al filo de las 14 horas, se vio la imagen del juez más conocido de España, con rostro sombrío, saliendo de ese edificio rodeado y abrazado por un nutrido grupo de compañeros, incluidos los jueces Fernando Abreu y Santiago Pedraz.

De acuerdo a la agencia EFE y a los periódicos Público y El Mundo, a Garzón se le salieron las lágrimas cuando una treintena de compañeros le aplaudieron y le gritaban consignas de apoyo. Regresó antes de abordar su vehículo y los abrazó. Luego, acompañado de su esposa, se volvió a detener frente a decenas de miembros de las distintas asociaciones de la memoria histórica, que lanzaban consigas de apoyo, también para abrazarlos. “Garzón, amigo, el pueblo está contigo”.

El periódico El País dio a conocer en su web que la decisión del pleno del CGPJ era obligada por la ley tras la apertura del juicio, pese a lo cual los vocales estuvieron reunidos alrededor de dos horas y vivieron fuertes tensiones en el seno del organismo.

Carlos Divar, presidente del organismo, dio a conocer que por la tarde se reunirá la comisión permanente del Consejo, con el fin de analizar los informes sobre la posible incorporación de Garzón a la CPI.

La suspensión de funciones de Garzón fue uno de los diez temas más comentados—trending topic— en las redes sociales, como twitter, dijo El Mundo; en tanto que, por esta misma vía, por mensajes de telefonía móvil e internet, se convocó para hoy a las 20:00 horas, a una concentración masiva frente a la Audiencia Nacional para apoyar a Garzón.

La agencia de noticias EFE dio a conocer que el magistrado hizo un día normal, llegó a las 7:30 de la mañana al edificio de la Audiencia y conoció la noticia de que el CGPJ lo había suspendido cautelarmente mientras tomaba declaración a uno de los imputados en la llamada operación Pretoria, una trama de corrupción urbanística en Cataluña.

La llamada telefónica para notificarle la decisión de suspenderlo la hizo el secretario general del CGPJ, Celso Rodríguez Padrón.

Al finalizar esta comparecencia y una vez que ya se corrió la voz de que había sido suspendido cautelarmente, sus compañeros los jueces Fernando Grande-Marlaska, ismael Moreno, Santiago Pedraz y Fernando Andreu, así como varios fiscales, entraron a su despacho para mostrarle su solidaridad.

En esta vertiginosa mañana en torno al caso, en la mañana el abogado del juez Garzón, Gonzalo Martínez Fresneda, presentó un recurso de nulidad contra el auto de apertura del juicio oral dictado por el juez Varela.

Sin embargo, el recurso no frenaba la suspensión de funciones de Garzón.

Martínez Fresneda afirma en el recurso presentado que los tres escritos de acusación presentadas por el autodenominado sindicato Manos Limpias –que presentó querella contra Garzón por el caso del franquismo—son nulos de todo derecho y, por tanto, el auto de apertura de juicio oral es nulo también.

Garzón participó la noche de este jueves en un evento sobre las víctimas judías de la dictadura argentina, en la Casa de América de Madrid, donde aseguró que estaba tranquilo ante la decisión que tomase el CGPJ. No se afrontan las situaciones complejas con optimismo, sino con tranquilidad, con la tranquilidad que da saber que soy inocente de lo que se me acusa, aseguró.