Acepta British Petroleum depositar 20 MMDD en cuenta especial

miércoles, 16 de junio de 2010

WASHINGTON, 16 de junio (apro).- La transnacional petrolera British Petroleum (BP) aceptó depositar 20 mil millones de dólares en una cuenta bancaria especial, que se utilizarán para cubrir los costos por los daños y pérdidas causadas por el derrame de petróleo en el Golfo de México, anunció el presidente Barack Obama.

“Estoy complacido al anunciar que BP aceptó apartar 20 mil millones de dólares para pagar las quejas y daños que han resultado por culpa de este derrame”, declaró Obama en la Casa Blanca, luego de concluir su reunión con el directorio ejecutivo de la transnacional británica.

De acuerdo con las evidencias preliminares de la explosión del pasado 20 de abril en la plataforma Deep Horizon, que provocó el derrame petrolero en el Golfo de México, BP es totalmente responsable del accidente debido a la negligencias que cometió la empresa para aplicar medidas de seguridad al momento de sellar la perforación en aguas profundas del manto petrolífero.

Por ello, Obama explicó que, aun con la creación de la cuenta bancaria de 20 mil millones de dólares, que será manejada por un interventor independiente de la empresa y del gobierno federal, la transnacional petrolera no está libre de las demandas que en  su contra puedan interponer las personas afectadas por el derrame petrolero, que por ahora se ha extendido por las costas de los estados de Louisiana, Florida, Alabama y Mississippi.

“Si usted o su negocio han sufrido pérdidas económicas a causa del derrame, es elegible para presentar una petición de compensación en la cuenta de los 20 mil millones de dólares”, subrayó Obama, quien dijo que “esta cuenta o fondo no reemplaza los derechos individuales de las personas o los estados para presentar denuncias ante una corte”.

Obama dejó en claro que “BP continúa siendo responsable del desastre ecológico” y que su gobierno hará todo lo necesario para resolver el problema.

Acompañado por el vicepresidente Joe Biden e integrantes de su gabinete, Obama recibió en la Casa Blanca a Carl-Henric Svangerg, presidente de BP y a otros directores ejecutivos de la empresa petrolera británica.

Luego de abandonar la Casa Blanca, BP anuncio que, debido a su compromiso de sufragar los gastos de compensación a las personas y empresas afectadas por el derrame de petróleo en el Golfo de México, suspenderá el pago de primas o compensaciones multimillonarias a sus directores ejecutivos.

El gobierno de Estados Unidos dio a conocer este semana que son unos 60 mil millones de barriles de petróleo los que diariamente se están derramando en el Golfo de México, cifra que supera en más del 50 por ciento las estimaciones preliminares que BP había dado a conocer, que consideraban que eran unos 25 mil ó 30 mil millones de barriles los que se fugaban diariamente del fondo de la plataforma Deep Horizon.

“Mi gobierno ha dado la instrucción directa a BP de movilizar equipo adicional y tecnología en los próximos días y semanas, para que, con estos esfuerzos, podamos capturar hasta el 90 por ciento del petróleo que se ha fugado de la plataforma”, dijo Obama.

La Casa Blanca señaló que durante la reunión, Obama manifestó a los directivos de BP que ellos son los únicos responsables del desastre, por lo que deberán asumir los gastos del derrame petrolero.

Bajo las leyes federales de Estados Unidos sobre la exploración y explotación petrolera, una empresa responsable de un derrame petrolero queda sujeta a pagar 75 millones de dólares para cubrir los costos de las consecuencias de la fuga de crudo, pero en este caso esa cifra queda muy por debajo de los cálculos de miles de millones de dólares, que hasta ahora deja a su paso la marea negra que cubre gran parte de las aguas del Golfo de México.

“Además, BP de manera voluntaria aceptó establecer un fondo de 100 millones de dólares, en compensaciones de desempleo para los trabajadores petroleros afectados por el cierre de plataformas de extracción –de crudo-- en aguas profundas”, añadió Obama.