Disidentes cubanos llegan a España

martes, 13 de julio de 2010

Madrid, 13 de julio (apro).- Los primeros siete disidentes cubanos excarcelados por el régimen de Raúl Castro llegaron hoy a la capital española junto con una treintena de familiares.

Los siete ofrecieron una multitudinaria rueda de prensa en el aeropuerto de Barajas, donde uno de los liberados, Julio César Gálvez, leyó un comunicado a nombre del grupo, en el que resaltó: “Somos la avanzada de un grupo de prisioneros de conciencia que acaba de tomar tierra después de siete años de cautiverio”.

Pero recordaron que “aún quedan 45 hermanos de los sucesos de mayo de 2003 y muchos presos en las cárceles de Cuba, además de en hospitales”.

Los primeros siete, además de Julio César Gálvez, son Lester González, Omar Ruiz, Antonio Villarreal, José Luis García Paneque y Pablo Pacheco, quienes aterrizaron en un vuelo a las 12:49 horas; el séptimo es Ricardo González Alfonso, el más conocido de este grupo de disidentes, fue condenado a 20 años de prisión en el momento de su detención, en 2003.

González Alfonso era presidente de la sociedad de periodistas Manuel Márquez Sterling y corresponsal de Reporteros sin Fronteras.

Estos siete disidentes cubanos liberados son los primeros de los 52 miembros del Grupo de los 75, presos en la primavera de 2003, a los que se comprometió La Habana a liberar en un plazo de cuatro meses.

Este compromiso se enmarca en el diálogo con la iglesia católica cubana y el acompañamiento del gobierno de España.

En la atropellada conferencia recordaron que su liberación es fruto de las protestas de su compañero fallecido Orlando Zapata Tamayo, del periodista independiente Guillermo Fariñas y del exilio a favor de una apertura de las libertades en La Habana.

Gálvez hizo mención especial al “martirologio” de Zapata, la demanda de Guillermo Fariñas y “la fe y la resistencia inquebrantable de las damas de blanco y el exilio cubano”.

Su liberación, dijo, “ha sido posible por la lucha y el apoyo decidido de miles de cubanos en aras de la libertad, la democracia y la paz”.

Otro de los presos políticos liberados, Ricardo González Alfonso, aseguró que no se consideran “manipulados” por el régimen cubano.

Explicó que la “palabra cambio recorre Cuba. Para mí, éste comienza con la libertad, no sólo la nuestra y de nuestros compañeros, sino la de todos los ciudadanos”.

Por último, aseguró que Cuba “merece la democracia, en la que caben todas las tendencias”.

Los liberados y sus familiares fueron recibidos por el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo Delaiglesia, quien les dio la bienvenida.

Explicó que los siete liberados y sus familiares gozan de “la protección y el compromiso del gobierno para lograr su plena integración en la sociedad española”.

Una fuente del Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación (Maec) explicó que primero estarán en España, pero están en libertad de cambiar de país o permanecer aquí.

Se explicó que al llegar escoltados por policías cubanos de la prisión al aeropuerto, los siete fueron entrevistados por personal del consulado español y solicitaron el visado, que fue con el que entraron a España.

Luego de ser recibidos, los siete disidentes y sus familiares quedaron bajo el cuidado de la Cruz Roja española, pero en el proceso que decidan ellos participará la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), dijo su vocera, Eugenia García Raya.

Explicó que les serán brindadas alojamiento, comida, atención psicológica, trabajo social y, de ser necesario, el apoyo del equipo legal de CEAR.

Explicó que irán a un centro gestionado por CEAR fuera de Madrid, debido a que en la capital española tienen el cupo completo. El periódico El Mundo aseguró, en su página de internet, que el destino será Granada.

El periódico El País aseguró, en su portal de internet, que un segundo grupo de presos políticos viajará a España la noche de este martes 13.

La escritora Zoé Valdez, quien logró colarse a la conferencia de prensa, pese a que el personal de Exteriores sólo pedía el ingreso de periodistas, gritó: “¡Ricardo! ¡Hermano, bienvenido a la libertad!”, al recibir al grupo y, en especial, a su amigo Ricardo González Alfonso.

Comentarios