Controlan derrame de petróleo en el Golfo de México

jueves, 15 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 15 de julio (apro).- La petrolera británica British Petroleum anunció hoy que la fuga de petróleo en el Golfo de México está bajo control.
El anuncio lo hizo luego de que concluyó el cierre de todas las válvulas del cilindro colocado sobre el pozo.
“Es una señal positiva”, dijo el presidente estadounidense Barack Obama al enterarse de la interrupción del vertido de petróleo en el Golfo de México.
Según información difundida por la Agence France-Presse (AFP), se trata del mayor avance registrado para contener el derrame, que fue calificado como la mayor catástrofe ambiental en la historia de Estados Unidos, luego de una explosión, el pasado 20 de abril, que provocó 11 muertos y el hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon dos días después.
En un comunicado, BP dio a conocer que este jueves inició una crucial "prueba de integridad" del pozo dañado que "demorará al menos seis horas y podría durar hasta 48 horas".
Previsto inicialmente para el martes, el ensayo fue demorado por el gobierno estadounidense, que procuró despejar todos los riesgos y dio la autorización para su realización el miércoles, pero un contratiempo volvió a retrasarlo hasta este jueves, después de que los ingenieros de BP detectaron una fuga en la tubería durante los preparativos de la prueba, que fue reparada durante la noche.
La prueba de presión, destinada a evaluar la resistencia del pozo que se extiende cuatro kilómetros por debajo del lecho marino, a mil 500 metros de profundidad, incluye el cierre de las válvulas del embudo de 75 toneladas instalado el pasado lunes sobre la fuga, en sustitución de un modelo precedente.
Una lectura de alta presión permitiría mantener cerradas las tres válvulas y cerrar el pozo. Una baja presión, en cambio, significaría que hay una pérdida en alguna parte del revestimiento del pozo petrolero.
Y si el pozo no se sella totalmente con el embudo, BP planea instalar el primero de dos pozos de emergencia para frenar definitivamente el derrame.
De acuerdo con la agencia EFE, se calcula que hasta hoy fluían del pozo entre 35 mil y 60 mil barriles de petróleo diarios.
    "Es bueno ver que no se vierte petróleo al Golfo de México", dijo el vicepresidente de BP, Kent Wells. Sin embargo, advirtió, hay que tener cautela, pues "recién estamos iniciando la prueba" de presión sobre el pozo dañado.
    “Es una señal positiva”, secundó el presidente estadounidense Barack Obama al enterarse de la interrupción del vertido de petróleo en el Golfo de México.
    No obstante, dijo que aún no se pueden adoptar conclusiones definitivas, pues "continúan las pruebas" de la campana de contención instalada el pasado fin de semana sobre el pozo averiado.
"Todos estamos encantados de que haya dejado de fluir petróleo en el mar" y "podríamos empezar a ver la luz al final del túnel", indicó por su parte el director de Operaciones de BP, Doug Suttles, quien, sin embargo, insistió: "aún no hemos terminado el trabajo ni lo terminaremos en algún tiempo".
    De acuerdo con el vicepresidente de BP, Kent Wells, el flujo de crudo se detuvo a las 14:25 horas (19:25 horas GMT) de este jueves, cuando se cerró la última de las tres válvulas de un gigantesco embudo, aunque los ingenieros de la empresa siguen muy de cerca la operación para cerciorarse de que no se produjera una nueva fuga.
    



Comentarios