Narcoviolencia e inmigrantes, objetivo del blindaje fronterizo: Obama

jueves, 12 de agosto de 2010

WASHINGTON, 12 de agosto (apro).- El presidente Barack Obama destacó la importancia de fortalecer la vigilancia en la frontera con México para evitar el contagio de la narcoviolencia y aminorar el flujo de inmigrantes indocumentados, y elogió la decisión del Congreso que este jueves aprobó un paquete de 600 millones de dólares para acentuar la supervisión fronteriza.
“Mi gobierno ha dedicado un número de recursos y de personal sin precedentes al combate de las organizaciones del crimen trasnacional que trafican drogas, armas, dinero y personas a lo largo de la frontera con México”, dijo Obama en una declaración por escrito, luego de que la Cámara de Senadores aprobó detalles pendientes al paquete por 600 millones de dólares para la vigilancia fronteriza, que esta semana ya había sido refrendado por la Cámara de Representantes.
“Esta nueva legislación también fortalece nuestra alianza con México para atacar a las pandillas y organizaciones criminales que operan a lo largo de la frontera. Estos pasos harán una diferencia importante mientras mi gobierno continua trabajando con el Congreso sobre una reforma migratoria amplia”, añadió.
La aprobación en el Congreso federal del paquete de 600 millones de dólares para la vigilancia en la frontera con México, convierte en mero trámite la promulgación como ley de la legislación que, de acuerdo con la Casa Blanca será firmada por el presidente Obama cuando se la envíe el Capitolio, lo que será en las próximas horas o días.
Con esta legislación y el despliegue de mil 200 soldados de la Guardia Nacional a la frontera con México, que concluirá a fines de este mes, el gobierno de Obama sostiene que tendrán más opciones para contener cualquier posibilidad de contagio de la narcoviolencia y narcoterrorismo que priva en casi todo el territorio mexicano, aunque con mayor énfasis en la frontera norte.
La Casa Blanca explicó que, con los 600 millones de dólares, se actualizara la tecnología que se utiliza en la frontera, para mejorar el intercambio de información entre las agencias federales encargadas de vigilar la zona limítrofe, y con los gobiernos de los estados fronterizos y de las comunidades locales.
El desglose del paquete fronterizo destina 394 millones de dólares al Departamento de Seguridad Interior, de los que 244 millones serán usados para contratar a más agentes de la Patrulla Fronteriza y del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras. Además, el Departamento de Seguridad Interior destinara 32 millones para adquirir dos aviones espía de manejo a control remoto como los que el Pentágono usó en Irak y Afganistán; seis millones para operar bases de apoyo para los agentes de la Patrulla Fronteriza, y 14 millones para proyectos tácticos de comunicación en actividades de los agentes fronterizos.
Otros 80 millones de dólares serán para contratar a más agentes de la Oficina de Inmigración y Servicios Aduanales, mientras que ocho millones más se destinarán a programas de entrenamiento de los nuevos agentes.
Al Departamento de Justicia le tocan 196 millones del paquete de los 600 millones que aprobó el Congreso, con los que financiara el despliegue de agentes federales a la frontera con México, y el traslado temporal de personal de agencias como el FBI, la CIA y la DEA, a las llamadas “áreas de alta criminalidad” en la región limítrofe

Mr

Comentarios